19 abril 2014

Codigo descuento HOTELES.COM

Los datos del INE vienen a corroborar, además, el índice de precios hoteleros publicado hace unas semanas por el portal de hoteles.com, en el que se detalla que la tarifa de los hoteles marbellíes cayeron en 2013 un 10%, hasta situarse el precio medio de la habitación en 139 euros, lo que, sin embargo, la sitúa como la cuarta ciudad más cara de España, sólo superada por Adeje, San Sebastián y Sitges. Aprovechar alguno de los códigos de descuento que ofrece Hoteles.com nunca viene mal.




Este estudio del portal de internet también revela descensos en los precios de las habitaciones en Estepona, donde cayeron un 27%, hasta situarse en 96 euros.

Se da la circunstancia de que tanto Marbella como Estepona son destinos vinculados al turismo de más alto poder aquisitivo, ya que concentran la mayoría de hoteles de cinco estrellas de la provincia de Málaga.

Hotels.com también detecta caídas en las tarifas hoteleras de Fuengirola, Torremolinos y Benalmádena. El único punto turístico de la provincia analizado por Hoteles.com en el que no se produjo caída de precios el pasado año fue en la capital, donde se situó el precio medio de una habitación en 96 euros.

En el resto de los puntos del país analizados por el portal hubo incrementos de tarifas, que por ejemplo en el caso de Sitges llegaron al 17%, en el de Palma de Mallorca al 18% o en el de Playa de las Américas al 24%. Además de en la Costa del Sol, sólo hubo caídas en Santiago de Compostela y en Castellón.

El presidente de los hoteleros malagueños, Salvador Vilches, negó en declaraciones a este periódico que se estén bajando los precios de los establecimientos hoteleros y señaló que, por ejemplo, en el caso de la tarifa que se cobra al Imserso ésta se ha incrementado en un 11% este ejercicio, mientras que los precios a los touroperadores no han caído, ya que se fijan prácticamente con un año de antelación.

El sector turístico suele rechazar las bajadas de precios hoteleros en las épocas de baja ocupación, ya que se considera fundamental mantener las tarifas para dar los mismos niveles de calidad en el servicio que reciben los turistas.

Los hoteles andaluces han comenzado el año con rebajas. Sus precios fueron en enero y febrero pasados un 1,1% y un 1% inferiores, respectivamente, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Índice de Precios Hoteleros.

En este índice no se recogen datos disgregados por provincias, aunque hay que tener en cuenta que una de cada tres plazas hoteleras existentes en la comunidad se encuentra en la provincia de Málaga, de ahí que sea la que tiene más peso a la hora de elaborar esta variable.

Según los datos del INE, los hoteles andaluces no bajaban sus tarifas desde hace dos años.

La bajada de precios detectada por el INE coincide con la desaceleración de la economía que se está produciendo durante los últimos meses. De hecho, ya hace unos días el presidente de la Comisión de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Miguel Sánchez, alertaba de que este año sería complicado que el sector alcance niveles de crecimiento del 3%, tal y como prevé la Junta de Andalucía.

16 abril 2014

Para estar siempre enamorado no hay que casarse nunca

Estoy de acuerdo con Céline en que nunca se desconfía bastante de las palabras que se pronuncian porque el mejor uso que se puede hacer de ellas, según el proverbio chino, es callarse aunque, personalmente prefiero, como Demóstenes, las palabras que salvan a las palabras que agradan. 

Como ésas de la ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez. que, al ser preguntada por Javier Lorenzo qué tal se lleva con sus hijos, respondió con toda la sinceridad: «Razonablemente y aunque yo no he sido muy pegona, de vez en cuando un capón...». 

Y es que como decía mi paisano Federico García Lorca tener un hijo (la entrañable Elvira es madre de cuatro) no es tener, precisamente, un ramo de rosas. Aunque Chabely lo parezca, no es incompatible cuando reconoce que «una cosa es ser caprichosa y otra consentida, lo cual, implica culpar a mis padres». Posiblemente por haberle dado demasiado.

Otros hijos los culpan por haberles dado demasiado... poco. La culpa, siempre, para los mismos. De ellos, nunca. Cualquiera que sea la cosa que se quiera decir no hay más que una palabra para expresarla, un verbo para animarla y un adjetivo para calificarla. Todo ello y mucha intención le ha echado Angel Antonio Herrera, en su Canalla fina cuando define a David Beckam, el spice boy, como «una Lady Di macho, que protege su intimidad de hombre anuncio a base de pistoleros acuáticos». 

Hasta que un día le cacen en bolas como a la pobre manipuladora princesa Diana con las teticas al aire. Y además, en España. Las palabras de amor y amistad son las que no se pueden pronunciar. Mejor dejarlas escritas como ha hecho don Esteban Román Arlasca, a título póstumo, en su esquela mortuoria del pasado lunes 4 en El País, con el siguiente texto bajo su nombre: «Se despide de todos sus amigos y familiares con mucho afecto por todos ellos. He disfrutado». 

Aunque Oscar Wilde escribió que se debería estar siempre enamorado y, por esta razón, uno no debería casarse nunca, Lorenzo Caprile, el gran modisto, famoso por sus trajes de novia, nos regala esta mi semana una hermosa perla blanca y radiante como una novia, al confesar con valentía que «las de penalti no deberían casarse de blanco». A lo peor, no se casaría casi ninguna así. 

De todas las maneras a las que no se les nota, cuando se casan, acaban siendo madres de sietemesinos o dan a luz en la localidad portuguesa de Estoril, como hizo, en su día, la hoy muy famosa dama, icono de la sociedad española cuando ésta era glamourosa.

14 abril 2014

Nacho Vidal el más envidiado por los españoles

El hombre más envidiado por los españoles es Nacho Vidal. En una reciente encuesta el actor porno más famoso del mundo, después de la jubilación de Rocco Sifreddi, ha desbancado a David Beckam.

No sé si los tiempos están cambiando y los hombres prefieren ahora, a ser guapo y millonario (curiosamente en esas encuestas no gana un banquero desde que hace una década Mario Conde obtuviera el honor de ser el más envidiado: de la gomina y los trajes de buen corte se pasó al pelo tintado y los vaqueros rotos, sin que cambiara el detalle primordial de la cuenta corriente impresionante), la posesión de un coloso entre las piernas y un aire un poco chulesco. 

Puede que sí, puede que sea la respuesta de los españoles a ese estudio que asegura que la medida del pene español, después de una humillante media obtenida tras miles de exámenes, es de poco más de trece centímetros. El representante de nuestras envidias tiene más de veinte centímetros.

Pero Nacho Vidal no sólo es un actor porno que cobra un montón de dólares por cada escena y que ha llegado al punto de bautizar las películas en las que interviene: Nacho y las esclavas, Nacho y las ninfómanas, Nacho y las esposas aburridas (ese tipo de cosas en el negocio del porno sólo se le permiten a los más grandes, nunca mejor dicho). 

Hasta que su presencia ha sido habitual en los medios de comunicación (digamos que uno llega a ser alguien en este país cuando le llaman de los medios para preguntarle su opinión acerca de cosas que no están relacionadas con las actividades por las que es conocido, por ejemplo: Oye Nacho, qué opinas del matrimonio entre homosexuales), el cine porno era un género un poco siniestro, oscuro, degradado, que cumplía una función social eximia, desde luego, pero al que no se le reconocía esa labor (cuántas parejas conseguían activarse los sábados por la noche viendo una película de la que, obviamente, cuantos menos minutos se viera más cosas habría que agradecerle).

La verdad es que el cine porno, cuya producción es tan prolija e imparable que no hay especialista en el mundo que sea capaz de estar al tanto de toda, ha disfrutado de cambios en la última década que han mejorado el cuidado con que se realizan esas películas.La elegancia decidió sustituir en los mejores casos al cutrerío.La sordidez era reemplazada por cierto glamour. 

La calidad de la filmación permitía exquisiteces que antes eran impensables.Es el género en el que más sueños tienen los protagonistas -y ya se sabe que en un sueño puede pasar de todo, desde enrollarse con un minotauro a encontrarse de repente en un sótano lleno de muñecas hambrientas. Gracias a ello, poco a poco ese subgénero ha ido perdiendo algo de su estulticia: ha ayudado el hecho de que las mujeres se hayan incorporado al elenco de consumidores.Exigen mejor gusto, nada de tripones ganándose a una rubia alzada sobre tacones de vértigo. 

En cualquier caso sigue siendo uno de los negocios con mayor facturación del mundo. Sin caer en las trampas del porno blando (tipo reportajes Playboy o Póngase en forma con nuestras chicas brasileñas), Nacho Vidal ha hecho mucho por la reivindicación del cine pornográfico como género decente: la indecencia de una cinta pornográfica realizada con profesionalidad no será mayor que la indecencia de la serie Rambo o de las empanadas mentales para embotados soñadores de la serie Matrix.

12 abril 2014

Katie Price vestida de seda

Una vez logrados el éxito y fortuna, ganarse la admiración y el respeto del público suele ser el principal anhelo de los ídolos mediáticos. Sobre todo, de aquellos que han conseguido su meta a base de mostrar las lozanías y las galanuras del cuerpo.

Uno de los ejemplos más llamativos podía ser el de Katie Price o Jordan, como antaño era conocida, cuando era la moza más popular de la página tres de The Sun y su voluptuosa anatomía en cueros -enmarcada por dos colosales protuberancias siliconadas (talla 120)- era el solaz matinal de los lectores británicos.

Sin embargo, para esta modelo, nacida en Brighton hace ya 30 años, aquella fugaz popularidad no era suficiente. Quería más. Primero probó suerte en la política. Se presentó a las elecciones legislativas de 2001 con un programa basado en dos puntos principales, además de su puesta en escena insólita: incremento del gasto público (incluida la gratuidad de los implantes de silicona y del aparcamiento) y de las libertades (básicamente: más playas nudistas).

Pero su lema, Por un futuro más grande, junto a sus principales atributos no bastaron para seducir al electorado. Tras su boda con el ganador de la edición inglesa de Operación Triunfo, Price concibió una idea presumiblemente lucrativa. Mostraría la realidad de su vida conyugal en televisión.

Pronto les llovieron las demandas por el exceso de contenidos sicalípticos, en un espacio en teoría para todos los públicos. Una vez sus arcas estuvieron repletas, la celebrity inglesa más rica del Reino Unido, -después de David Beckam- decidió que quería convertirse en una mujer respetable.

En la patria de Pygmalion y My fair lady, el sueño de ser una dama distinguida que se codease con naturalidad con lores y ladies, no parecía tan improbable. Así empezó a requerir a los medios que dejaran de llamarla Jordan y se refirieran a ella como Kathy Price.

Pero la metamorfosis de la nueva Pretty woman no ha sido tan sencilla.

En su anhelada transición a la respetabilidad y al refinamiento, tuvo que deshacerse de sus atributos principales. Sus pechos recuperaron la talla 90 y perdió su melena rubia platino que tornaría en un moreno menos llamativo. Mediante la colaboración reconocida de un negro literario, escribió cinco libros: tres autobiografías, que narraban los detalles más sórdidos de su carrera y dos novelas, Cristal y Angel, que coparon durante semanas las listas de los libros más vendidos.

Jordan, perdón Katie Price, era ya un fenómeno literario. Firmó con la prestigiosa editorial Random House una serie de cuentos para niños por la que recibió un cuantioso adelanto de 300.000 libras. El primero de la colección, My pony care book, fue todo un éxito. El segundo Piratas y sirenas, también dirigido a niños, fue aclamado por crítica y público. En total ya ha vendido más de 10 millones de ejemplares de todos sus obras.

Su gran momento llegó en diciembre de 2007, cuando las lectoras de la revista más leída del Reino Unido, Cosmopolitan, la eligieron como mujer del año, por encima de políticas, deportistas, actrices y cantantes.

Parecía que Katie Price había dejado atrás a Jordan. Ya no sólo tenía una cuantiosa fortuna y una carrera respetable, sino que, además, se había destapado como una de las jugadoras revelación en el Circuito de Polo Femenino, el deporte más elitista del país. Sin embargo, el pasado siempre vuelve. Y esta vez volvió en forma de rechazo monárquico, cuando un Club de Polo vetó la presencia de la polifacética Price en uno de los campeonatos en los que participaba el príncipe Carlos, por ser «demasiado chunga». Price se volvió contra la organización y les calificó de snobs.

«He pagado 6.000 libras por entrar. Pero le han dicho a mi representante que yo no era el tipo de persona que ellos admitían en el club. El polo y los caballos deberían ser para todo el mundo. Niñas, modelos y gente de clase obrera como yo», afirmó erigiéndose en el adalid de las reivindicaciones sociales.

10 abril 2014

Maribel Verdú adolescente

La que quizás era la película más esperada de la docena en liza cumplió a su paso por el Festival de Málaga. Dicho de otra forma, el largometraje de Gracia Querejeta 15 años y un día, protagonizado por Tito Valverde, Maribel Verdú y el joven Aaron Piper, superó la prueba mínima, que no es otra que demostrar un nivel que sobresalga con creces de la maltrecha media de la sección oficial. Sin ser un trabajo excepcional, este acercamiento a un terreno ya transitado por esta cineasta, como el de la adolescencia, se bastó del trabajo de sus actores y de ciertas aristas de su guión para presentar su candidatura al triunfo.

En este certamen es así, no hace falta un peliculón para que, tras haber salvado el expediente, ya se esté hablando de la cinta en cuestión como una de las favoritas. Sobre todo a estas alturas, con la recta final consumiéndose, y las quinielas aún con favoritos muy contados, dada la medianía de la mayoría de los proyectos. Con la inaugural Ayer no termina nunca y ésta colocadas en primera fila, y la posible sorpresa de Hijo de Caín rondando en el ambiente. Algo que, por nombres, era de esperar, pues ni Isabel Coixet ni la propia Querejeta dieron el petardazo que acompañó a la irrupción en el concurso de la tan comercial como poco solvente, Combustión, que tiró por la borda todas las expectativas creadas en torno a Daniel Calparsoro. Lo cual tampoco quiere decir que no vaya a ganar, porque en este palmarés también se producen a veces incomprensibles entelequias.

Pero aventurar premios es adelantarse a los acontecimientos y hablar de lo que aquí no toca. O sí. Porque, antes de cambiar de tema, no estaría de más señalar el papel que hace Tito Valverde en 15 años y un día como un aval más que firme para conseguir el galardón a la mejor interpretación masculina. No en vano, empezar hablando del personaje que borda no tiene por qué invertir las prioridades a la hora de destripar la propuesta de Querejeta. El trabajo de Valverde quizás sea lo mejor de la película. Sostiene sobre sus espaldas muchos de los momentos de la cinta, metido en la piel de un exmilitar que siempre tiene a mano una batallita relacionada con su paso por la Guerra de Bosnia.

Aunque, en verdad, tales vivencias sólo parecen un pegote insuficiente con el que presumir de galones mientras anda inmerso en una batalla realmente difícil. La que emprende contra la adolescencia, ante la conflictiva ‘edad del pavo’ de su nieto –Aaron Piper– cuando se lo pide la madre de éste, interpretada por Maribel Verdú, como una hija que ya sólo acude a él ante obstáculos extremos.

Era el reencuentro de ‘La Verdú’ con la directora madrileña de origen vasco, con la que repite tras la exitosa Siete mesas de billar francés. Aunque, al tratarse del certamen malagueño, el que estaba en la cabeza de muchos de los presentes, y de la propia Querejeta, no era este título sino otro de su filmografía. O sea, Héctor, que ganó este Festival allá por sus inicios, en 2004. Y ahí había un segundo reencuentro, que venía a ser el primero, porque la directora no tardó en recordarlo, sin olvidar la crisis actual: "Aquella también era una película sobre un adolescente, diferente a éste, aunque esta última es heredera de mis cintas anteriores, de esa forma de hacer cine que por desgracia está empezando a ser en este país una rareza".

08 abril 2014

Maribel Verdú está para el arrastre

Paul Verhoeven, el director de Instinto Básico y Desafío total, se entrevistará con la actriz Ariadna Gil el próximo lunes en Los Angeles. El encuentro tendrá lugar con vistas a la posible participación de la actriz barcelonesa en la próxima superproducción que dirigirá Verhoeven para la productora Carolco, Las Cruzadas, una violenta épica medieval que protagonizará Arnold Schwarzenegger, basada en un guión de Walon Green.

El interés de Verhoeven _que desde el principio ha deseado a una actriz europea para el filme_ por Ariadna Gil surgió hace unas semanas, cuando el realizador holandés radicado en Hollywood se desplazó hasta Aragón, acompañado del productor Alan Marshall, para realizar diversas localizaciones para la película, cuyo rodaje tendrá lugar entre julio y septiembre de este año con un presupuesto que alcanzará los 8.000 millones de pesetas.

Ariadna Gil es, sin duda, la actriz de moda estos días en Los Angeles, desde que se desplazó allí la semana pasada para realizar unas pruebas para Oliver Stone, quien quiere contar con ella para interpretar a la amante del general panameño Manuel Noriega en su próxima película, la sátira política Noriega, que protagonizará Al Pacino y se rodará en junio.

Oliver Stone, quien quiso dirigir la prueba que Gil realizó sobre el guión, se mostró más que complacido con el resultado, según se encargó de comunicarle personalmente. Los indicios del éxito de la prueba han sido evidentes, desde que, tan sólo un día despues, el pasado miércoles, Ariadna Gil fue invitada a la residencia angelina de Al Pacino, donde cenó con el actor y el director. Todo parece indicar que a principios de semana se decidirá la participación en Noriega de Ariadna Gil, quien se encargaría del único papel femenino importante del filme.

Mientras mantiene los contactos con Stone y Verhoeven, la musa del más joven cine español promociona también Belle Epoque, nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera, junto a su director Fernando Trueba. El guionista del filme, David Trueba, y los actores Jorge Sanz y Penélope Cruz se han organizado como un «lobby» desde su cuartel general en el lujoso hotel Bel Age. Se espera que el día 18 lleguen desde Madrid los refuerzos de Maribel Verdú, Gabino Diego, Miriam Díaz-Aroca, protagonistas de la película, así como del coguionista José Luis García Sánchez.

Noriega podría convertirse en la primera experiencia norteamericana de Ariadna Gil, quien hace tres semanas finalizó en Caracas el rodaje de Mecánicas celestes, segundo largometraje de la venezolana Fina Torres, una historia sobre la dura vida de los latinoamericanos en París, que Gil ha protagonizado junto a Arielle Dombasle, rodada en parte en la capital francesa y que llegará a España en otoño.

06 abril 2014

Chicas LOEWE

Este lunes, el empresario hostelero Pedro Trapote posó sonriente con dos bellas jovencitas enhebradas a sus brazos en el photocall del estreno de la obra de su amigo Pedro Ruiz: No estoy muerto, estoy en Callao. El encuadre sorprendió porque la foto no se la hizo, como es habitual en él, con su esposa, Begoña. Sino con una morena y una rubia...

Pero no piensen mal. No se trata de una estampa rollo Jesús Gil en el jacuzzi con dos mamma chicho a su vera; Pedro Trapote se retrató con sus queridas sobrinas Lucía y Micaela González, las hijas veinteañeras de Mar García-Vaquero, hermana de Begoña.

Y ahora no vuelvan a pensar mal. Estas chicas, aunque compartan apellido con su padrastro, Felipe González (70 años), no son hijas del ex presidente del gobierno. Lucía y Micaela, que declinan con amabilidad hablar con este suplemento interesadas en mantener su perfil bajo en los medios, son fruto del primer matrimonio de Mar García-Vaquero (54 años) con el médico Francisco Javier González Polo, tesorero de la Sociedad General de Reumatología, especialidad que ejerce con éxito desde hace años.

Por su físico y estética, ambas jóvenes podrían confundirse con unas Briandas o Mirandas más del panorama de gente guapa de la capital, pero nada más lejos. Tienen carreras muy prometedoras ajenas a los focos, aunque es cierto que son muy trendies en cuanto a indumentaria. Micaela lucía en el estreno del otro día en la Gran Vía un pañuelo de Loewe, posiblemente incautado del armario de su madre, y Lucía se enfundó un jersey oversize y gafas de pasta.

Sin embargo, las hermanas no son dos chicas sin oficio ni beneficio que ficharía, por cierto, Loewe para sus campañas.

Lucía, la más mayor de las dos, tiene 28 años y estudió Publicidad y RRPP. Trabaja en el sector y está muy interesada por la moda. Algunas de sus marcas favoritas son Marchesa, Balenciaga, Tiffany, Chanel, Yanes... Y Nelsy Chelala, peletera amiga de su madre. Porque Mar García-Vaquero no sólo parte peras con diseñadoras de la gauche caviar como Elena Benarroch, cuyos actos en su nueva tienda de la calle Zurbarán no suele perderse.

Nelsy habla con La Otra Crónica sobre Lucía y Micaela, dos chicas muy cariñosas y serias que le han echado más de una mano a cambio de nada en los outlets de prendas de piel de su firma. «Las niñas son increíblemente normales, inteligentes y discretas. Nadie las reconoce. Me extraña mucho que hayan posado en un photocall. Lo habrán hecho para apoyar a un amigo. Son trabajadoras, siempre pasan desapercibidas. Me ayudan a veces en la tienda porque la moda les divierte y distrae».

La peletera canaria es íntima de Mar García-Vaquero desde hace tiempo. «Para mí, es más que una clienta. Es ejemplo de discreción, inteligencia y bondad. No es ninguna fantoche. Nada que ver con otros parásitos encumbrados que hay ahora (...). Conozco a toda la familia. Las niñas se llevan fenomenal con su padre, el médico, le quieren muchísimo. También quieren mucho a Felipe González».

Amiga del nadador David Meca, la hija de Ramón Calderón (ex presidente del Real Madrid) y Dani Arigita, novio actual de Elena Tablada, Lucía González García-Vaquero es una chica muy activa en las redes sociales. En Facebook, por ejemplo, ha manifestado su gusto por películas como Sex and the city y Love Actually. También se ha pronunciado en contra de ETA y ha pulsado al me gusta de páginas de grupos musicales como La Quinta Estación. Asimismo, se ha adscrito a divertidos grupos como Siempre que voy de rebajas acabo en nueva colección, Taxistas que te suben el volumen cuando saben que te gusta una canción o El efecto orgásmico de quitarte los tacones tras una noche de fiesta.

Micaela, por su parte, es más reservada en las redes y tiene su perfil de Facebook blindado al público. A sus 24 años, ha estudiado Periodismo y consiguió una beca para hacer prácticas como redactora en la agencia Colpisa. Fan de Steve Jobs, durante cinco meses rotó por las secciones de sociedad e internet de la agencia del Grupo Vocento. «Es una chica de carácter, le echaba muchas horas. Lo hizo tan bien que, después de tres meses, le ampliaron el contrato de becaria dos meses más». En la redacción de Colpisa pudo escribir buenos reportajes, teniendo en cuenta su escasa experiencia dada su juventud, acerca de, por ejemplo, Alfred Hitchcock, Jennifer López e incluso Toya, la madre classy del programa ¿Quién quiere casarse con mi hijo?

Bastante más pequeñas que sus hermanastros, los hijos de Felipe González (Pablo, David y María), Lucía y Micaela hacen una vida normal en Madrid, la misma que cualquier chica de su edad. María González, hija del ex presidente, también ha rechazado con elegancia hablar sobre las hijas de Mar García-Vaquero. «Apenas las conozco, y además, me parece una frivolidad pronunciarme sobre esto. Nunca he salido en los medios por voluntad propia».

Con Pablo González, otro de los hijos del socialista, le ocurre a La Otra Crónica tres cuartos de lo mismo. «Si alguien posa en un photocall no significa que quiera salir en los medios. No entiendo vuestro interés».

Reacción parecida con este suplemento tiene la también educadísima Begoña García-Vaquero, esposa de Pedro Trapote, el causante, con la mejor intención de apoyar a su amigo Pedro Ruiz, de que la prensa se interese por sus sobrinas. «Gracias a Dios, pasan desapercibidas ante la prensa. Además, ellas son muy poco dadas a eso. No les interesa salir en las revistas. Mi hermana le tiene mucha tirria a los medios», comenta Begoña al otro lado del teléfono, preocupada por el contenido de este reportaje y con intención de evitar la popularidad de Lucía y Micaela.

Una pena la superdiscrección de la flamante esposa de Felipe González, porque es de una belleza comparable a la de Alicia Koplowitz y varios redactores de La Otra Crónica dan fe de ello, ya que es frecuente verla acudir a varias citas de la jet con su melena rubia bien peinada al viento.

¿Han nacido, pues, dos nuevas estrellas en el firmamento mediático? Pues no. Otra pena para LOC.