Entradas

He adoptado a un niño

El Islam un mundo de olores y sabores fuertes

El honor es lo primero

Monsieur Semprún se relaja haciendo puñetas