23 agosto 2014

Monica Belluci le ponía los cuernos a su marido

La actriz y modelo italiana Monica Bellucci confirma el fin de su matrimonio con el actor francés Vincent Cassel después de 14 años de unión y dos hijas en común. "Vicent Cassel y yo nos separamos. Nuestras respectivas vidas nos han alejado, pero el amor estará siempre", declaró ayer la actriz a la revista italiana Chi.

Ella, embajadora de la belleza mediterránea, él, enfant terrible del cine francés, formaban una de las parejas más sólidas del cine europeo. Bellucci ha sido protagonista de títulos como la italiana Malena o la polémica Irreversible, donde una escena de 12 minutos en la que violaban a su personaje, causó un gran escándalo durante su estreno en el Festival de Cannes. Por su parte, el actor francés ha aparecido en los últimos años en películas de renombre a ambos lados del charco como El cisne negro de Darren Aronofsky, Ocean’s 13, de Steven Soderbergh, o Una mente peligrosa y Leyendas del Este, de David Cronenberg.

La relación entre ambos actores había comenzado 17 años atrás en el rodaje de la película El Apartamento. La actriz confesó en más de una ocasión que cuando vio por primera vez al actor parisino pensó que era un presuntuoso. Bastaron un par de películas más, entre ellas la italiana Come mi vuoi, de Carmine Amoroso, y el filme de culto francés Doberman, para que la pareja de actores decidiera llevar su relación más allá de las pantallas de cine.

La pareja de intérpretes vivía entre París y Roma. En la capital francesa, donde nacieron sus dos hijas Deva y Léoni, de 10 y tres años respectivamente, Bellucci reconoce sentirse como en casa, pero siempre que tiene ocasión, se escapa a Roma donde vive la mayoría de su familia, y a Umbría, en el centro de Italia, donde están sus raíces.

En 2011, en una entrevista al semanario francés L’Express, la actriz confesaba no creer en el amor para toda la vida y aún menos en la fidelidad. "Yo no quiero saber. A mí me interesa el amor. Del resto, mejor no preguntar". Sin embargo, la actriz siempre defendía su matrimonio frente a los rumores de separación. "La magia entre Vincent y yo está intacta, pero me pregunto por cuánto tiempo", declaró.

Un año más tarde, la pareja trasladó su residencia a Brasil. Los medios italianos y franceses achacaron su repentino cambio de residencia al impuesto a las grandes fortunas ideado por el Ejecutivo francés –y que provocó la huida, entre otros, de Gerard Depardieu–, aunque la actriz lo desmintió. "Amo la poesía de este lugar", dijo en una entrevista a la versión italiana de la revista Vogue. "Mi lugar está aquí, en la playa, para absorber la energía del mar".

En Río de Janeiro han vivido juntos estos últimos meses el poco tiempo que les dejaba sus apretadas agendas. Allí parecía que habían encontrado la estabilidad, después de algunos rumores de separación. "Me gustaría morirme en Brasil", dijo recientemente el actor en una entrevista, fascinado por su nueva vida carioca y el surf, uno de sus deportes favoritos. "Es un país donde todo es nuevo, donde la música está en todas partes, en todo momento. Aquí estoy bien, consigo hacer lo que quiero sin dejar de trabajar".

Hace pocas semanas, Cassel había declarado a la revista Gala que el matrimonio estaba perfectamente, desmintiendo a otra publicación francesa que aseguraba que la relación estaba rota y ambos actores se evitaban "como la peste".

Desde hace semanas Bellucci se encuentra en Croacia empeñada en el rodaje de La Vía Láctea, la nueva película del realizador serbio Emir Kusturica. En ella interpreta a una agente secreto que se enamora durante la guerra de Bosnia, y en otoño volverá a Italia para rodar una nueva película. Mientras, su ya ex marido continuará en Brasil y seguirá viajando a Europa y Estados Unidos, sólo por trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario