26 diciembre 2013

Alaska y Mario Vaquerizo la nueva pareja de moda

Como a la Ley Electoral, a nuestra ya tradicional encuesta veraniega sobre los personajes más o menos apreciados por los españoles le hacía falta una reforma. Un lustro después de aquel primer sondeo (en el que triunfaron de largo Íker Casillas y la Reina Sofía frente a Julián Muñoz y Ana García Obregón), ya es oficial: los votantes han podido posicionar a sus candidatos –a través de www.elmundo.es– en un sistema de listas abiertas que ha deparado más de una gran (y hasta magna) sorpresa.

La primera y sintomática: los Reyes y el Príncipe Felipe se han esfumado por completo de los rankings, para bien y para mal. Cierto que, desde 2011, la Familia Real había ido perdiendo su predicamento, pero esta vez su ausencia se siente clamorosa. El último annus horribilis de los Borbones parece que también les ha pasado factura en popularidad, aunque lo curioso ya no es tanto que no cuenten entre los más queridos como que ni siquiera se los tenga en cuenta en el top antagónico. ¿Indiferencia?

No menos significativa resulta la percepción que los votantes tienen de la Corona: como institución, la Monarquía designa la organización política del Gobierno y del Estado español, pero sus miembros apenas aparecen considerados en los apartados de Sociedad y (o peor) Corazón. Es el caso flagrante de Doña Letizia, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, el único que asoma justo al final de la tabla de políticos antipáticos pero aupado al segundo puesto entre las celebridades odiadas de nuestra vida social. Más extraño es el caso de la Princesa de Asturias, que aparece valorada en penúltima posición (puesto 14) en la lista de los más queridos del Corazón y a un paso del top 10 en la de los más antipáticos de Sociedad.

La división por categorías (Política, Sociedad/Cultura, Deporte y Corazón) de los personajes es, precisamente, la otra novedad de la encuesta de Magazine este verano. La compartimentación sirve para conocer el interés real de los votantes en los distintos ámbitos, de lo que se desprende una lectura reveladora pero poco (por no decir nada) sorpresiva: los mayores porcentajes de voto se concentran en el deporte, con cuotas de hasta el 30% en el caso de los primeros puestos de ambas listas (queridos y antipáticos), Rafa Nadal y José Mourinho. Tampoco causa estupor alguno descubrir cómo el 12% de los encuestados ha preferido declarar desierto el primer premio en popularidad versión cuché (el mayor porcentaje en la categoría de queridos del Corazón) o lo bajo de los registros en cuestiones de Sociedad, donde el personaje mejor valorado (Mario Vaquerizo) solo ha obtenido el 4,2% de los votos.

El hartazgo ante la dominación de las celebridades del universo rosa resulta evidente y queda definitivamente expuesto en ese 20% de inquina que se lleva la peor valorada en este segmento (Belén Esteban, un año más), el segundo en intención de voto solo por detrás del Deporte y por delante de la Política. El poderío televisivo, sin embargo, parece clave en el triunfo de la nueva pareja favorita de España: Alaska y Mario Vaquerizo, que al fin le arrebata el podio al tándem Carbonillas (Sara Carbonero e Íker Casillas). Está visto que nada es para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario