13 julio 2013

El hombre enmascarado un mito en acción

Generaciones y generaciones de niños han leído y coleccionado los tebeos de El Hombre Enmascarado (El Espíritu Que Anda), un héroe ataviado con capucha y malla morada, botas y antifaz negros, siempre con el sello de la calavera en el anillo, con un caballo blanco llamado Diablo y un perro lobo de nombre Satán.

Lee Falk creó el personaje en 1936, en las páginas del rotativo Journal American de Nueva York. Las aventuras de El Hombre Enmascarado han gozado desde ese momento de una popularidad duradera, llegando a publicarse en unos quinientos periódicos y en colecciones de tebeos repartidas por todo el mundo.

Los piratas de la Hermandad Sengh asaltaron el barco donde navegaba Kit Walker, hace quinientos años, y le mataron. El hijo de Kit fue recogido entonces por la tribu Toubanga, entre cuyos miembros hizo un juramento de venganza, el juramento de la calavera.

Cada vez que uno de estos Walker, convertidos en Hombres Enmascarados, es abatido por sus enemigos, le sucede su hijo, con el mismo atuendo y la misma entrega en la «lucha contra el mal». Por eso surgió la leyenda de que El Hombre Enmascarado tiene el don de la inmortal.

El director australiano Simon Wincer había sido un lector asiduo de las aventuras de este héroe, así como el productor Robert Evans, y decidieron llevar a la pantalla las dos primeras historietas, de 1936, La Hermandad Sengh y La banda del cielo. Precisamente, ésta sirvió de base al dibujante valenciano Vañó para la primera aventura del detective Roberto Alcázar.

Wincer ha rodado una película de aventuras que puede calificarse como amena. En la misma El Espíritu Que Anda intenta impedir que el villano Xander Drax llegue a disponer a la vez de las tres calaveras mágicas de Touganda (la de plata, la de jade y la de oro), lo que llegaría a proporcionarle un incalculable poder destructor, circunstancia que hay que evitar a cualquier precio.

La dirección artística de Paul Peters es impecable, y los exteriores tailandeses son bastante llamativos. La actriz galesa Catherine Zeta Jones (interpreta a Sherezade en una película francesa inédita) destaca del reparto como Sala, la capitana de las aviadoras piratas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario