09 junio 2013

Una mujer con belleza y talento

El resto de los premios, a excepción de la mención honorífica y exclusivamente dadaísta al localista e incomprensible sentido del humor de la zafia comedia alemana Nosotros podemos de otra manera y Oso de Plata a la cutre jeremiada georgiana El sol del despertar, se aproximan moderadamente a una decisión justa. 

No se ha visto una interpretación femenina tan brillante como la que realiza la adorable Michelle Pfeiffer (esta mujer posee tanta belleza como talento) de una maruja sureña que se enamora durante un viaje en autobús para asistir al funeral de su idolatrado John Kennedy en la bienintencionada y olvidable Love Field. El recital del actor negro Denzel Washington encarnando la evolución ideológica y vital de Malcom X tampoco tenía ningún rival de altura que pudiera quitarle el premio a la mejor interpretación masculina. 

La israelí La vida según Agfa (mención especial) revela el hastío existencial y la originalidad narrativa del hijo del mítico Moshe Dayan, más preocupado por el estado anímico de los perdedores que sólo asoman la cabeza en los bares cuando llega la noche que por imaginar nuevas estrategias bélicas para acabar de una puta vez con los sucios palestinos, lo cual resulta alentador. El Oso de Plata a la ingenua y primitiva Sambá Traoré evita problemas de mala conciencia hacia el exotismo naif del cine tercermundista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario