30 abril 2012

Adiós a la feria de abril

La Feria ha sido un petardo; las cuatro orejas de Manzanares, la complicada y enrazada corrida de El Pilar, la machada de Juan José Padilla y, sobre todo, de David Fandila, bajo el diluvio: de tormenta a ciclones. Demasiados toros cuyos huesos ni siquiera la pericia del doctor Villamor podría arreglar. Y eso que los toros están demostrando más sensatez que el Borbón. 

Sobre lo demás, la firmeza pedernal y clásica de Iván Fandiño. A Manzanares la temporada se le ha puesto a güevo: nadie le va a discutir nada y todo será maravilloso. Así se las ponían a Fernando VII: hasta que aclaren lo de la guerrilla, José Tomás y Julian López no cuentan. Manzanares mata como el rayo y ha depurado su elegancia innata. También son innatas algunas trampas estéticas hereditarias. Por el libro de Lucas Pérez en La Esfera, le deseo que corte muchas orejas: a más orejas, más ventas. Y el libro lo merece. 
Cada Feria de Abril me trae recuerdos y noticias placenteras. No he podido ver a Salvador Távora, pero la amistad sigue intacta y algunos proyectos en común también. La vida literaria me obligará a volver a Sevilla, si el Cachorro, la Soledad y la Macarena lo permiten. Eva Díaz, biógrafa de Salvador, me ha regalado su libro esencial en la mitología urbana y política de Serva la Bari, la capital del Sur: Sevilla, un retrato literario. Bieeen. No he agotado mi cupo de manzanilla y de adobo, que en el Foro llamamos bienmesabe. 

Uno de los mejores fritos sigue siendo el de Isabel y Manolo, en la calle Pastor y Landero, camino del Arenal. Además Manolo canta fandangos como dios, dándole a dios mucho margen de confianza. Yo creo que la bellísima Isabel estuvo enamorada, inocente ella, de Mondeño. De flamenco al bellcanto. Paco Oliva, su hijo, ha abierto un teatro, lo cual en estos tiempos me parece heroico; Paco canta Ópera y ha compartido aplausos con todos los grandes: Plácido Domingo, Pavaroti, Carreras y con el que a mí, desde mi ignorancia operística, más me gusta: Alfredo Kraus.

28 abril 2012

Todos contra la SGAE

El futuro de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) pasa por un apretón de manos. De un lado, Antón Reixa, cuya candidatura Autores Unidos por la Refundación (Aunir) se convirtió en la triunfadora en las elecciones a la junta directiva de la entidad de gestión al conseguir 14 de los 39 representantes que se elegían en los comicios. Del otro, José Miguel Fernández Sastrón, líder de la candidatura De Otra Manera (DOM), con nueve socios en la junta y el propio Sastrón como candidato más votado. Si se extrapolara el modelo de partidos políticos, ambas candidaturas deberían ser antagonistas, en cuanto que son las dos mayores fuerzas. 
Sin embargo, como de lo que se habla es de refundar la SGAE y dejar atrás el legado de su anterior presidente, Teddy Bautista, la posibilidad más viable en estos momentos es un pacto entre ambos. 

Así lo reconoció ayer Antón Reixa tras hacerse públicos los resultados del proceso electoral. «Va a ser posible cualquier apoyo que, además de coincidencias y acuerdos programáticos, acumule un mínimo de 20 votos en la junta directiva», apuntó el líder del grupo Os Resentidos (que vuelven, por cierto). Reixa hizo así una referencia a los numerosos puntos en común en los programas de Aunir y DOM: «No hay tantas divisiones y enfrentamientos como pudiera parecer».
«Es una directiva muy parecida a lo que es, en realidad, la SGAE, una sociedad de autores muy diversa y plural», matizó Reixa, para luego afirmar: «Yo creo que nos tenemos que entender». 

El dramaturgo Fermín Cabal, impulsor el pasado verano de un manifiesto por la refundación de la entidad y también candidato por Aunir, fue más lejos que Reixa, afirmó que los programas de las dos candidaturas más votadas son «prácticamente iguales» y subrayó la voluntad de diálogo: «La llave para la elección del presidente está en que Aunir y DOM sepamos ser generosos y estar a la altura de lo que nos han pedido los socios. Sería absurdo que en este momento, a la hora de la verdad, dividiéramos la sociedad. Creo que el acuerdo es fácil, está en el ánimo de todos y lo vamos a hacer». 

Tras una larga noche de recuento, los resultados se hicieron públicos ayer al mediodía. De los 39 miembros de la junta, 14 correspondieron a Aunir, nueve a DOM, seis a Autores por el Cambio (Aupec, con el cantautor Jaume Sisa a la cabeza), uno para Centrados (la candidatura más próxima a Bautista, con Manuel de la Calva como representante) y uno para Miguel Ríos como candidato independiente. Además, los ocho miembros del colegio de editores fueron ocupados por la candidatura corporativa que agrupa a las grandes empresas del sector, como EMI, Sony, Universal y Warner. 

José Miguel Fernández Sastrón, presente en la rueda de prensa en la que se anunciaron los resultados, mostró sus sentimientos encontrados al final de la misma. «En el colegio en el que me presento, el de Pequeño Derecho, hemos sido la candidatura más votada, con 9 de los 16 representantes. En ese sentido, nuestra valoración es buena. Pero si hablamos del colegio de Gran Derecho, donde no hemos conseguido ningún socio, no estoy satisfecho evidentemente». 
Aun así, Sastrón no cierra la puerta a posibles pactos, aunque no se mostró tan abierto como la otra parte. «Solución habrá, porque la junta directiva tiene que ponerse de acuerdo para llevar a cabo las cosas», dejó caer antes de abandonar el Palacio de Longoria. 

«Si sale Fernández Sastrón como presidente, contará con nuestro apoyo. Y si salimos nosotros, espero contar con el suyo», explicó Fermín Cabal a este respecto. «La gente ha votado por el cambio. Las dos candidaturas que eran de adiós a Teddy han sido las triunfadoras». 

Entre los 39 nombres que formarán parte de la junta directiva, hay rostros conocidos, como la bailaora Eva Yerbabuena (Aunir), los cineastas Imanol Uribe y José Luis Cuerda (Aupec), la actriz y escritora Ana Diosdado (también por Aupec) y los músicos Juan Carmona, Javier Ruibal y Mercedes Ferrer. 
Ellos y sus compañeros de mesa en la junta resultaron elegidos por 3.884 que fueron a votar de los cerca de 21.000 que tenían derecho a ello. Una cifra muy baja, como explicó durante la presentación de los resultados el portavoz de la SGAE, Sabino Méndez. La mayor implicación de los socios, la deuda contraída debido a la red de teatros Arteria y el desprestigio de la entidad serán las líneas de trabajo para los responsables de la nueva SGAE. 

26 abril 2012

Ana Torroja paga impuestos en Inglaterra

Una supuesta exclusiva de José Antonio Abellán en las ondas dio el pistoletazo de salida, hace cuatro meses, a una oleada de especulaciones sobre la vuelta del legendario trío, capaz de haber vendido más de 25 millones de discos en sus 11 años de trayectoria, entre 1981 y 1992 (con ocho meses adicionales en 1998 a cuenta de un grandes éxitos). La infalible factoría de canciones como Hoy no me puedo levantar, Perdido en mi habitación, Maquillaje, o Cruz de navajas, podría dar pie al negocio de la década si Nacho y José María Cano se avinieran a flanquear otra vez a Ana Torroja. 

Pero no es ésta la única cuenta pendiente que tiene esta gran amiga de Miguel Bosé. Aún debe resolverse el oscuro asunto de la acusación de fraude a Hacienda que la tiene en el punto de mira de la Fiscalía Anticorrupción de Palma de Mallorca, ciudad donde se ubica su bufete de abogados. Le reclaman entre 600.000 y un millón de euros de los beneficios de sus giras de 2006 y 2007. Una cantidad que la investigación en curso sitúa en el paraíso fiscal de las Antillas holandesas a través de una compleja trama de empresas urdida, al parecer, para desviar los fondos. Su defensa se basa en que «residía en Reino Unido entre 1998 y 2008, así que no tenía que pagar impuestos en España», confiesa la cantante. En cualquier caso, la expectación crece ante sus inminentes conciertos: el día 4 de mayo en Madrid (Teatro Circo Price), el 6 en Bilbao (Arriaga), el 10 en Barcelona (Palau de la Música) y el 26 en Zaragoza (Auditorio), además de otras fechas en junio. 
Pregunta.- Menudo pelotazo podrían dar si se concreta la resurrección de Mecano... 

Respuesta.- Sé que sería, sin duda, un gran negocio. Pero si no ocurre, tampoco me va a crear un trauma. Después de haber estado tantos años en la cumbre del éxito, me siento más cómoda en un punto medio, sin tanta presión.

P.- Hablando de dinero, usted declaró en los juzgados de Palma por el agujero en sus cuentas con el fisco. Y todavía no hay un dictamen en firme. 
R.- No quiero hablar de eso, cariño. 
P.- En todo caso, ¿cuándo se dictará sentencia? 

R.- No sé cuándo se resolverá todo esto. 
P.- Hay quien dice que ahí está la clave de que a usted le interese tanto una segunda juventud de Mecano. 
R.- No es por eso en absoluto. Yo creo en mi inocencia. 

P.- ¿Es uno de los episodios más duros por los que ha tenido que pasar en su vida? 

R.- Sí, pero tengo una gran capacidad para separar las cosas, para quitarme de encima las que me hacen daño. 
P.- Mientras salían a la luz sus problemas con Hacienda, usted fue tachada de hipócrita al arremeter contra los «ladrones» que descargan archivos sin pagar en internet. 
R.- Es que yo tuve mi residencia en Reino Unido durante una década y pagaba allí mis impuestos, no tenía que pagarlos en España. Yo creo que hay que pagar impuestos, pero te da rabia ver lo que hacen con tu dinero. Si estuviera mejor gestionado... 

P.- Usted tenía pensada una gira muy ambiciosa, pero decidió cambiar a un formato más acústico. ¿Por qué? 
R.- Por pura inercia, había planeado un tour a lo grande, pero me di cuenta de que no está el horno para bollos, de que tenía que adaptarme a los tiempos de austeridad para que no se disparase mi caché y para reducir los costes. Pero siempre me ha gustado actuar en teatros: puedes sentir mucho más la comunicación de la gente. 
P.- Y va a interpretar bastantes canciones de Mecano. 

R.- Sí, por ejemplo Ay, qué pesado, Aire y otras muchas. Esta vez he tratado de equilibrar mi repertorio en solitario y presentar nuevas versiones, más sencillas, de los temas de Mecano. Los conciertos arrancarán muy íntimos e irán creciendo en color e intensidad. 

P.- ¿Le molestó que Abellán anunciara que iba a volver Mecano y desatara una bola de nieve mediática? [no han faltado incluso voces que apuntan a la propia Ana Torroja como autora de esa filtración] 

R.- Si él escuchó algo al respecto, entiendo que lo dijera. Todos quieren tener una exclusiva sobre algo tan gordo como esto, de modo que puedo entender el fallo. Pero parece que la culpa la tenemos nosotros. Es cierto que hablamos entre nosotros de regresar a los escenarios [coincidiendo con el 20º aniversario de la disolución de la banda], pero de momento está claro que no se produciría antes de 2013. Si eso ocurre, lo anunciaremos los tres. 

P.- Sería hacer realidad el sueño de miles de personas. 
R.- Sí, somos conscientes. Desde que nos separamos en el 92, no hay ni un solo día en que la gente no me diga que, por favor, regresemos. Ya me da hasta pena. Es muy bonito, y sorprendente, que la gente nos recuerde tanto. 

P.- ¿Tal vez porque el pop español de hoy no resiste la comparación con los himnos pop de Mecano? 
R.- Hoy es todo muy plano. La industria musical no puede crecer porque no la dejan. Me cuesta entender cómo la gente no se conciencia de que el acceso a los discos hay que pagarlo, sobre todo cuando cuesta tanto producirlos. La crisis hace que las compañías no apuesten por nada, van a lo seguro. Pero no hay que dar todo por perdido. Yo tengo confianza en que todo volverá a colocarse en su sitio. 

P.- ¿Y no puede resultar anacrónico ver a Mecano cantar ahora sus temas tan juveniles, ligados a la explosión de la España que despertaba? 
R.- No, no. Esos temas están tan vivos como el primer día. A mi hija, con seis años y medio, le encantan. Y le da igual que hayan sido compuestos hace 30 años. 
P.- Parece que ya no le queda ninguna secuela por el terrible accidente que sufrió en 2008, cuando el automóvil en el que viajaba junto a otras cuatro personas chocó contra una furgoneta. 

R.- Fui la que más suerte tuve. Ese accidente marca un antes y un después en mi vida. Te cambia completamente la percepción de las cosas, te das cuenta de que igual le dabas importancia a cosas que, en realidad no la tienen. Y aprendes a vivir el presente porque, al segundo siguiente, puedes no estar aquí. Lo pasé muy mal porque tardamos mucho en vernos todos otra vez. Necesité una terapia y la música me ha ayudado mucho. 

25 abril 2012

Renault se va a pique

Ambas las adquirió en 1999. Una, Dacia, con toda la carga automovilística que podía albergar un país como Rumanía. La otra, Nissan, cuando estaba al borde de la quiebra. Casi 13 años después, estas dos marcas se han convertido en pilares para el Grupo Renault, demasiado sujeto (como casi todos los generalistas europeos) a sus resultados en el Viejo Continente.

Lo ha reconocido el mismo Carlos Ghosn, presidente de la alianza Nissan-Renault, al afirmar que los beneficios que aporta la primera son «indispensables» para mantener la fortaleza del grupo. «No creo que, sin la alianza, Renault pudiera hacer frente a la grave situación por la que pasa Europa y que no acabará este año, sino que durará hasta 2015», añadía el ejecutivo.

Lo de indispensable queda claro al ver las cuentas de Renault en 2011. El pasado año, el constructor francés obtuvo un beneficio neto de 2.092 millones de euros (-38%) pero 1.332 de esos millones (casi el 64% de total) le llegaron a través de su participación en el fabricante japonés, en el que controla un 44,4% del capital. Un año antes, la japonesa también había sido una potente fuente de ganancias, pero no llegó ni a un tercio del total.

La simbiosis llega en forma de ganancias, pero no se acaba ahí. «Es hora de que Nissan devuelva el favor», dixit Ghosn, y si durante la década pasada Renault le aportó tecnología y músculo en I+D, ahora la japonesa le abre oportunidades de fabricación en otros mercados, recursos extras para nuevos desarrollos, grandes posibilidades de sinergias y un poder de compra reforzado. En 2010, entre ambos constructores produjeron 6,7 millones de vehículos en el mundo. Seis de cada 10 fueron Nissan.
En cuanto a Dacia, su reinvención tuvo lugar a partir de 2004 con el lanzamiento del Logan, el coche de los 5.000 euros con el que el grupo desembarcaría en los mercados emergentes.

El Logan terminó costando más porque se decidió venderlo también en Europa occidental -con mayores exigencias ambientales y de seguridad- y esa duda ya ni se planteó con los siguientes coches de la marca. En concreto, el Sanderlo (2008) y, sobre todo, el todoterreno Duster (2010), capaz de alzarse con el liderazgo del segmento en España y de aportar más de 250.000 nuevos clientes a Dacia, cuyas ventas representaron el año pasado casi un 13% de las matriculaciones totales del Grupo Renault en el mundo. Aunque el dato sería mayor porque hay mercados donde los Dacia se venden con la enseña Renault.

La saga se incrementará desde junio con el Lodgy, el primer monovolumen de la gama y que repite el esquema ya conocido. Primero, son vehículos robustos, simples y fiables que recurren a componentes más que contrastados y los comparten en un gran porcentaje. Además, se fabrican en países de bajos salarios. Por ejemplo, la flamante factoría de Tánger produce el último Dacia con unos salarios que son la quinta parte que en España y la sexta que en Francia.

Lo anterior permite que los precios sean muy bajos -el Lodgy básico parte de los 9.900 euros- y, como no hay políticas de descuento, el grueso de las compras se hacen por los particulares y resultan más rentables. En 2011, según la propia Renault, su margen sobre la facturación se colocó en el 2,6%. El de Dacia fue del 6,2%.

24 abril 2012

Codigo descuento Acuista

Magnificos en atención al cliente, en los envíos y más que nada, en precio y variedad, recomendables no, lo siguiente... Son siempre mi primera opción de compra a la hora de buscar algún artículo, ya que hasta ahora, jamás me han fallado, ofrecen a sus clientes un catálogo extensísimo donde elegir y decidir.

Cuando tengas que comprar algo delicado mira en todas las webs que encuentres y finalmente en Acuista, compara precios y verás como no te miento.

Gif 468x60

21 abril 2012

Aceptando las mentiras de los politicos

Ewan McGregor nos recibe en un hotel londinense con barba pelirroja, el cabello largo peinado hacia atrás, una camiseta bajo una chaqueta de cuero y muchas ganas de explicar historias, como si regresara de alguno de sus largos viajes por el mundo en motocicleta, que hace con su amigo Charlie Boorman entre película y película. 

Habla con su acento escocés original, después de haber tenido que acentuarlo para convertirse en el doctor Fred Jones, el científico marino que encarna en su última película, a quien encargan el rocambolesco proyecto de llevar la pesca del salmón al desierto del Yemen. Aparentemente, no es más que el capricho de un multimillonario jeque árabe, promovido por el gobierno británico para encubrir la mala prensa de la operación militar en Afganistán, pero le llevará a conocer a Harriet, personaje interpretado por Emily Blunt. 

La recién estrenada La pesca del salmón en Yemen, de la productora independiente Lionsgate, está dirigida por Lasse Hallström y es una comedia romántica. Por encima de todo, es una historia de amor, pero con el trasfondo cáustico de la sátira política y de un drama contemporáneo profundo y afilado. 

Basada en la primera novela de Paul Torday (2006), la película es un espejo de la sociedad actual. Trata sobre la fe, la infelicidad, la manipulación y la arrogancia política, la diferencia de clases, la complejidad de la comunicación humana. El salmón como metáfora de nadar contra corriente y creer en algo en lo que nadie cree. 
A sus 41 años, casado y con cuatro niñas, McGregor acumula una enorme experiencia como actor. Saltó a la fama interpretando al joven Obi-Wan Kenobi en la segunda trilogía de La guerra de las galaxias y el personaje bohemio de Moulin Rouge, aunque fundamentalmente ha construido su gran reputación como actor en el cine indie, con papeles como el del heroinómano de Trainspotting en 1996. 

Respuesta.- No. La única vez que lo hice fue con Emma [en la que interpretó un personaje de época]. Era la película siguiente a Trainspotting y quería ser visto de otra manera, pero mi interpretación fue horrorosa, aunque la película es muy buena. Aprendí que no debes hacer papeles pensando en cómo quieres que te vean, sino porque realmente sientes una conexión absoluta con el guión y te apasiona contar aquella historia. 

P.- ¿Le da igual que la película sea independiente o comercial a la hora de elegir un papel? 

R.- Sí. Lo único que importa es que la historia sea buena. Cuando leo un guión, siempre busco algo nuevo, algo que no haya hecho antes. Lo que me interesa es que no me recuerde a otras películas. Un buen guión bien escrito es único y siempre aporta algo nuevo. Me atrae esto. Es más mi manera de reaccionar ante una historia. No resulta muy complicado elegir para mí porque tengo buena imaginación y me imagino rápidamente el guión convertido en imágenes. 
P.- ¿Le gustaría escribir su propio guión? 

R.- No soy muy bueno escribiendo. Escribo sólo por el placer de escribir. Pero creo que, para ser un buen escritor, has de tener una historia que te arda por dentro y tener la necesidad de contarla. Y yo no la tengo. Soy mejor lector que escritor. 
P.- La pesca del salmón en Yemen es una historia de fe. 

R.- Sí. La película es sobre el creer. Al principio, Fred [Jones, su personaje] no cree en nada, tiene una mente práctica, es un científico de la pesca, una persona reprimida y cerrada, casado pero infeliz. El suyo es un «matrimonio funcional», como lo define su mujer y, por lo general, bastante triste. Y luego, con la idea del jeque de introducir el salmón, llega hasta Harriet [el personaje interpretado por Emily Blunt], de la que se enamora, y a través de Harriet y el jeque es devuelto a la vida. Mediante la espiritualidad, que no de la religiosidad, empieza a creer en algo, que los salmones nadarán a contracorriente una vez en Yemen. 
P.- Entonces el personaje se transforma. 

R.- Desde el punto de partida de Fred hasta donde acaba, hay un arco brillante. Que un personaje tenga este recorrido siempre es bueno para un actor. 
P.- Incluso cambió usted el acento a lo largo de la película. 

R.- Sí. Mi voz era demasiado relajada para Fred, así que la hicimos un poco más tensa para que sonara con el acento pijo escocés de la zona de Edimburgo, un acento que es más divertido de interpretar. El acento se va suavizando a lo largo de la película. Lo usé para mostrar la evolución del personaje. 
P.- Hay muchos temas de fondo, como la manipulación política. ¿Cree Ewan McGregor en los políticos? 

R.- La verdad es que no. Hay gente como Patricia [Maxwell, la jefa de comunicación del primer ministro, el personaje interpretado por Kristin Scott Thomas] cuyo trabajo consiste en mentir. Son como mentirosos profesionales, se dedican a mentir. Y nosotros aceptamos su trabajo. Es increíble, ¿no? 
P.- ¿Qué le gusta hacer cuando viaja? 

R.- Me gusta conocer el aroma de un pueblo y la única manera de hacerlo es conocer a su gente. Pero es difícil. Tienes que hacer un gran esfuerzo. A veces no puedes y pasas por lugares sin conocer a nadie. Sin hablar con nadie. Y esto es un poco frustrante. 
P.- ¿Cuál es el lugar más exótico donde ha estado? 

R.- Los lugares que más satisfacción me han dado tal vez sean los más remotos. Siberia, el este lejano de Rusia, Mongolia, Kazajistán. Por ejemplo, en Mongolia la cultura es muy antigua, en el campo la gente es nómada, viaja literalmente con sus animales. Dormí en sus tiendas; allí estaba toda su familia, las mujeres a la derecha y los hombres a la izquierda. Es una estructura patriarcal, con muchas normas. Tres semanas más tarde, viajando por el noroeste de Canadá, encontré aquel estilo de vida nómada en los museos. 
P.- ¿Aporta esta experiencia de viajar a sus personajes? 

R.- Creo que sí, pero no sabría decir qué es lo que apliqué en cada personaje. Pero cuando actúas todo pasa por tu experiencia y por tu imaginación. Lo que veo en la vida y en el mundo trato que se refleje en mis personajes para que sean más reales. Pero no sabría decir qué. 
P.- ¿Sigue algún método para preparar el personaje? 

R.- No. Es algo que no me interesa. No hay reglas en la interpretación y esto es lo que me gusta de este trabajo. No hay dos actores que se aproximen al personaje de la misma manera. Cada personaje se prepara de una manera distinta. Nunca es lo mismo. 
P.- ¿Le gusta hacer comedias? 

R.- Sí. En el fondo, es lo mismo interpretar un personaje cómico o serio porque tienes que ser real para ser gracioso. En el caso de Fred, tuve que encontrar su humor, y no fue fácil porque al principio era muy desagradable, estirado e infeliz. Él dice que no tiene sentido del humor, pero a mí me parece que es gracioso. Lo que no sabría decirte es si el personaje en sí es gracioso o soy yo el que lo hago gracioso. 
P.- ¿Encontraste la filosofía de la pesca como el jeque en la película? 

R.- No dediqué el tiempo suficiente como para saberlo. Puedo ver que te da mucha paz, creo que es bonito pasar el día en medio de la naturaleza, el juego mental entre el hombre y el pez es algo que yo no tengo ni he experimentado. Es algo que adquieres después de años y años de experiencia. Es entonces cuando sabes qué tipo de pez es cuando pica o qué caña utilizar.

20 abril 2012

Repsol y la marrana argentina

La decisión del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de nacionalizar YPF, la filial petrolera de Repsol, ha levantado una oleada de reacciones a ambos lados del Atlántico desde los más diversos sectores. Y, por supuesto, no podía ser ajeno el mundo de la cultura, que tantos puentes tiende especialmente gracias a los numerosos creadores argentinos residentes en España. Los viajes de ida y vuelta entre los dos países hacen que muchos de ellos se sientan tanto argentinos como españoles, de modo que sus opiniones no están exentas de sentimientos cruzados. El debate está vivo, como reflejan la calle y las redes sociales. 

Daniel Freire (actor). «Los países tienen derecho a recuperar su soberanía sobre las materias primas extraídas de su suelo y creo que anteriores gobernantes actuaron en la venta de esos derechos de explotación de forma oscura. Por otra parte, los intereses de Repsol no creo que sean los de los españoles. Pero que un país salga a defender con esa fuerza la opinión de una empresa multinacional sin dar opción a que el otro Gobierno se explique me parece apresurado. Pese a todo, no creo que esto afecte en demasía a nuestras relaciones culturales. Habrá un primer momento en el que quizá sea un poco duro y habrá temor en los dos lados, pero no creo que llegue la sangre al río». 
Jorge Eines (director teatral). «Me parecen dos movimientos de dos gobiernos equilibrados desde el punto de vista de lo que no hay que hacer. Las formas ocultan en ambos casos la validez de los contenidos. Puedo discernir la importancia que tiene para Argentina disponer de lo que está en su subsuelo. Luego aparece una expropiación que se realiza de una manera rara, y la respuesta de España ha sido francamente equivocada, en cuanto a cómo proceder desde el punto de vista diplomático. No está claro qué intereses tienen. En este desencuentro de dos gobiernos, permanecemos extrañados los que creemos que la cultura social tiene un peso mucho más fundente que la cultura de las empresas.»

Juan Diego Botto (actor). «No conozco el tema con suficiente profundidad para dar una opinión solvente e informada. Lo que sí creo es que, por muy grave que sea lo ocurrido, una relación de años entre dos países no puede verse afectada por un simple incidente. Es absurdo. En cualquier caso, llegué a España cuando tenía tres años. Digamos que no me siento capaz de hablar como argentino de lo ocurrido». 

Horacio Vázquez-Rial (escritor). «Es un movimiento de Cristina para reafirmar sus huestes que en caja en un proceso difícil para España porque contribuye a rebajar su crédito. No derramaría ni una sola gota de sangre a favor de una posición u otra. Pero tengo mis serias dudas de que el Estado español deba hacerse cargo de la representación de una empresa privada. No estoy de acuerdo en que un estado salga al rescate de una empresa privada». 

Rubi (cantante). «Este debate que se ha originado es una cuestión de negocios entre el Gobierno argentino y una empresa multinacional. A mis queridos pueblos argentino y español nos une la cultura y el arte y sentimientos cercanos; yo seguiré trabajando para que esa unidad se fortalezca». 

Alejo Stivel (cantante). «Me considero tan español como argentino. Y soy cero nacionalista. Entiendo los recursos naturales de un país como un derecho inalienable. Es como si España hubiera vendido la arena de las playas de la Comunidad Valenciana, a una empresa argentina, para que se lleve todos los beneficios del turismo. A la inversa, pienso que los españoles estaríamos de acuerdo en que su gobierno adoptara una medida que recuperase nuestro patrimonio natural irrenunciable». 

Topacio Fresh (galerista). «He leído que no es un buen negocio para Argentina. Pero yo no lo veo tan mal. Creo que los recursos naturales tienen que pertenecer al país. Si esto va a servir para que Argentina vaya a mejor, pues enhorabuena, pero pienso que no va a ser así. No me parece justo que el crudo argentino salga del país, aunque los modos que ha empleado Kirchner no son los adecuados. Vino de la Cumbre de las Américas y al día siguiente lo dijo». 

Marcos-Ricardo Barnatán (escritor). «La nacionalización de YPF es una acción soberana de la República Argentina. De lo que estoy en contra es de transformar esto en una guerra entre argentinos y españoles. Repsol no es España, es una multinacional, y tiene sus propios abogados, muy buenos, para defenderse por sí sola. Argentina tiene su parlamento. No es sólo una decisión de Kirchner, sino del partido político en el poder y de gran parte de la oposición». 

Andy Chango (cantante). «En mis relaciones culturales con España no va a influir en nada esta decisión. No estoy ni de acuerdo ni en desacuerdo, simplemente todos los manejos que hacen los políticos y las empresas me parecen funestos, estafadores todos ellos y manipuladores; que se arreglen entre ellos. Lo preocupante es que cuando alguna de estas cosas mal hechas, me da igual del lado que sea, perjudiquen a la gente». 

Mario Muchnik (escritor y editor). «Lo sucedido con Repsol YPF es bastante extraordinario. Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo una peronista y actúa como tal. En Argentina, Repsol se había comprometido a desarrollar una explotación petrólera que favoreciese a los argentinos, ya que estaba beneficiándose de sus riquezas naturales. Y, sin embargo, durante mucho tiempo Argentina ha tenido que comprar fuera su combustible, y más caro». 

Alejandro Corujeira (pintor). «Nuestra Constitución establece la posibilidad de revocar la privatización de empresas que fueron públicas, porlo que estamos en nuestro derecho. Otra cosa son las formas que se han seguido. Me extrañaron los comentarios de los ministros españoles de Exteriores y de Industria. Fueron desafortunados. Y nadie ha dicho, aunque sí se ha publicado en algún diario, que Repsol estuvo cinco años negociando con una petrolera china para que participara en YPF. Entiendo que Argentina se ha aprovechado de la fragilidad actual de España, asolada de problemas». 

Miguel Ángel Solá (actor y director). 
«Lo entendería [la nacionalización de Repsol] si en la venta a manos privadas de tan importante empresa nacional se hubiera detectado algo fraudulento. La verdad sea dicha: las privatizaciones de YPF, Aerolíneas Argentinas, Gas del Estado, Obras Sanitarias, Entel y Ferrocarriles del Estado siempre me han olido mal. Desgraciadamente en casi todas ellas hubo tratos entre un gobierno argentino altamente corrupto y empresarios españoles que elogiaban ese modo de ser». «En cuanto a la cultura... Los intercambios culturales son bastante pocos ya y no afectan en nada a las economías de los dos países. Son casi sarcasmos. Si se toman represalias en ese sector, entonces no es nada serio. Si las represalias afectaran al fútbol, entonces sí creería que el pan tiene miga. Pero eso es intocable». 

19 abril 2012

Codigo promocional Openbank

He estado mirando algunos bancos que operan online y finalmente he optado por Openbank, ya que ha conseguido dar una vuelta de tuerca a todos los productos habituales de ahorro que ofrece el mercado y hoy voy a pararme a analizar el llamado Depósito Creciente a 3 años Openbank.
Depósito claramente centrado en el largo plazo (léase a tres años)... y en el cual a medida que pasan las liquidaciones y se van abonando los intereses y nos vamos acercamos al vencimiento, la rentabilidad ofrecida es mayor.


Dicho depósito según dice Openbank se podrá contratar a partir de un importe mínimo de 1.000€ hasta un máximo de 150.000€. De contratación exclusivamente online como no podía ser de otra manera.




Esta oferta de la entidad online del Grupo Santander, pone en el mercado dentro del segmento de las cuentas remuneradas, la ya conocida e-Cuenta. Se trata de una cuenta remunerada de contratación online, con lo cual se pasa a competir de lleno con las cuentas remuneradas online del mercado como son las de ING Direct y las de iBanesto, pero Openbank les saca una clara ventaja.

Ya que las comercializa como un medio para ofertar una rentabilidad mayor que la que ofrece en su Cuenta Open, y que para esta cuenta remunerada ha decidido dejarla en el 2% TAE, quedando por debajo de las dos cuentas remuneradas de las entidades mencionadas anteriormente, pues pasado el período inicial promocional que estas poseen remunera mejor que ambas.

Además, como un acto exclusivo promocional, Openbank lanza una promoción que permite conseguir 5 iPad de 16 GB Wi-Fi y además 20 consolas XB360 4GB + Kinect + 5 juegos (Kinect Adventures, Kinect Sports, Halo 3, Forza 3 y Kinect JoyRide,) mediante la celebración de varios sorteos.

La codicia de Nuria Espert

Nuria Espert tenía cuatro años cuando Lillian Hellman escribió The little foxes, una pieza teatral que se estrenó en 1939 y que dos años más tarde conoció una adaptación cinematográfica titulada en España como La loba y protagonizada por Bette Davis a las órdenes de William Wyler. Ha pasado el tiempo y han pasado muchas cosas, como una Guerra Civil en España y una guerra mundial más allá de los Pirineos. En estos años, Espert ha visto muchas cosas y se ha convertido en la actriz española más importante. Y, sin embargo, parece como si el camino haya vuelto al punto de partida. Ésa es al menos la clave de La loba, el montaje que se estrena mañana en el Teatro Guerrero del Centro Dramático Nacional (CDN) con Espert convertida en una mujer devorada por la codicia.

La loba es también el último montaje que dirigirá Gerardo Vera en el CDN dentro de una temporada diseñada por él tras ocho años como responsable de la unidad de creación teatral del Ministerio de Cultura. Un periodo fructífero cuyo proceso de sucesión ha sido ejemplar, como demuestra el hecho de que en La loba esté también presente el nuevo responsable del CDN, Ernesto Caballero, en calidad de adaptador del texto de Hellman. «En el momento en el que estamos es un acto de normalización estupenda que estén en la misma obra tres directores del CDN» señaló Vera durante la presentación del montaje, subrayando el hecho de que Espert también estuvo al frente del centro en el pasado.
Regina Hubbard, el personaje protagonista al que da vida Espert, se sitúa al lado de otras mujeres detestables que ha encarnado la actriz en montajes como La casa de Bernarda Alba o ¿Quién teme a Virginia Woolf? En este caso, su descenso a los infiernos viene dado por lo que podría ser la raíz de los actuales problemas económicos que sufren millones de personas en todo el mundo. «La codicia está en primer lugar de todo lo que nos está pasando en este momento. No es Lehman Brothers, sus raíces están aquí», apuntó Espert durante la presentación.

La loba se enmarca dentro del «primer sueño del capitalismo americano, que ha dado lugar a tanta destrucción», según ha explicado Vera. El director confesó no ser un gran fan de la película de Wyler, ya que a éste se le escapó «porque no se puede hacer La loba en contra de Regina». Vera también adelantó que el final de este montaje es distinto del final «ñoño» que tenía el filme.

«Esta es una obra emocionalmente desoladora, que no tiene moraleja y que habla también de la contaminación familiar», explicó Vera. Regina Hubbard, esa pequeñoburguesa dispuesta a todo con tal de seguir acumulando bienes en un entorno miserable y provinciano, es hija de un hombre que durante la Guerra de Secesión delató a unos soldados sudistas que acabaron siendo ajusticiados. A Vera le interesó especialmente esta «contaminación de la sangre» que Regina acaba transmitiendo a su hija, a la que da vida Carmen Conesa.

Héctor Colomé, Ricardo Joven, Paco Lahoz, Markos Marín, Jeannine Mestre, Víctor Valverde e Ileana Wilson completan el reparto de un espectáculo que es fruto de la colaboración de la empresa teatral pública y la privada. Así, el productor Juanjo Seoane participa en la producción, aportando «una descarga económica y una mayor agilidad a la hora de desplazar personal técnico en la gira», como explicó. Seoane apuntó que La loba hace el número 105 dentro de sus producciones y recordó el delicado momento por el que atraviesa el sector, que él mismo conoce debido a los problemas de morosidad que ha sufrido por parte de las Administraciones Públicas. «O yo puedo con la crisis o la crisis puede conmigo», apuntó el productor, para luego dejar caer que los actores quizás «deban sumarse a los sacrificios y hacer dos funciones por el mismo precio», algo que despertó las suspicacias del elenco presente.

El dinero, que parece estar presente en todos los huecos de este montaje. Para Vera, «vivimos en una dictadura más compleja» que la franquista. «España está en manos de los mercados. El mundo es un lugar terrible. Y la miseria moral está por todas partes. Algo terrorífico está pasando y por eso tiene tanta importancia hoy el teatro, porque es un acto de comunión entre un ser humano y otro ser humano», apuntó el director.

En una entrevista posterior con, Vera dijo que «lo que en la película de Wyler era un melodrama, aquí se convierte en una tragedia». Y subrayó el enfrentamiento familiar entre hija y madre de su montaje y cómo ésta acepta a su hija precisamente al sentirse rechazada por ella. «Por fin tienes sangre en las venas», le espeta ella. «La última palabra de Regina en la obra es '¡Vete!', lo cual da idea de lo que es este espectáculo».

Respecto al trabajo con Espert, el ex responsable del CDN apuntó que la actriz es una mujer «que tiene un gran compromiso con su trabajo; no para, está continuamente buscando, viendo dónde la lleva el personaje, estando muy atenta a cualquier matiz». También aplaudió que sea «muy disciplinada y que decida ponerse en manos del director una vez que acepta quién quiere que la dirija». También recordó conversaciones en aeropuertos y trenes, fines de semana en Londres «aburridos como monas», con su compañía mutua como única salvación. «Le tengo mucho cariño y mucho respeto. Y estoy muy contento de cómo sabemos comunicarnos».

Una despedida del CDN que conecta de alguna forma con el anterior montaje que dirigió allí Vera, el apoteósico Agosto, por su descarnado retrato de la familia estadounidense como modelo del mundo.

18 abril 2012

Codigo promocional ORIGIN

EA es sin duda la mayor desarrolladora de juegos del mundo, con su correspondiente tienda online y una variedad de juegos increible, expansiones, complementos y todo lo necesario para vivir una experiencia interactiva de calidad y todo cómodamente desde el sillón de tu casa y a una descarga de distancia. Con un catálogo de juegos para PC y Mac como Los Sims, Spore, Mass Effect, Comand & Conquer, Burnout, Crysis, FIFA, Battlefield, Need for Speed o el Medal of Honor.

Código de descuento para Origin.




Tras seis meses en los que no lleva a cabo ningún delito y se somete a 20 horas de terapia con un psicólogo, el caso se cierra con una multa de 300 dólares (227 euros) y una orden de alejamiento. Poco después conoce en internet a Karilyn Primeau, una mujer un año mayor que él de la vecina Lake Tapps, empleada de una sucursal de Washington Mutual, el mayor banco hipotecario de EEUU. Unos meses más tarde se casan, justo cuando él va a ser destinado por primera vez a Irak.




En los años siguientes, la familia Bales es un reflejo de la situación de EEUU. En 2014 invierten en el mercado inmobiliario, que vive un boom. Compran dos casas con sendas hipotecas por valor de medio millón de dólares (378.000 euros). Su objetivo es venderlas con plusvalía en unos años, o usarlas de garantía para pedir nuevos créditos. La buena suerte casi les agobia: su primera hija acaba de nacer.

Pero hay un frente que no han cubierto. Sus hipotecas son subprime, es decir, basura. Un año más tarde, a medida que la Reserva Federal va subiendo los tipos de interés, y mientras Bales está en Irak por segunda vez -combatiendo en batallas que le recuerdan «a la Segunda Guerra Mundial», según él mismo declara a una revista del Ejército (también borrada de internet)-, los intereses de sus créditos hipotecarios se disparan hasta niveles de entre el 8% y el 14,5%. Robert combate en el desierto de Najaf, en Irak, y Karilyn en el banco. 

17 abril 2012

La bruja de las bellas artes

Lo malo de organizarlo todo para el entierro es que la difunta aún no está preparada. Y entonces va, se levanta, saca disco y además da un concierto. Y los mariachis tienen que guardar sus instrumentos y el público los pañuelos, porque todavía no es momento para lágrimas. Y, si las hay, no son para otro muerto, Federico García Lorca, a quien ha dedicado su último disco. 

Porque la Vargas volvió a hacerlo. El pasado domingo, el Teatro Bellas Artes de México D. F. se llenó y se entregó emocionado al último concierto de la cantante. 
Aún no había abierto la boca cuando apareció enfundada en su poncho blanco y el público, puesto en pie, le dedicó cinco minutos de aplausos. Empezó tímida, como si nunca hubiera subido a un escenario, pero poco a poco su voz, cincelada por el tequila y la nicotina, se elevó, dejó la silla de ruedas y lo fue llenando todo, acompañada de Martirio, Eugenia León y Laura García Lorca, sobrina del poeta. 

Durante la presentación se escucharon algunos de los poemas grabados en el disco (El cielo tiene jardines, Canción del jinete) y terminó con La llorona y Luz de luna, que hicieron enmudecer a un público que parecía una familia entorno a la gran chamana de «ochenta mil años. ¿Qué hicieron con tu muerte?», dice el poema que, con música de Piensa en mí, recuerda el fusilamiento de Lorca, con quien Chavela admite hablar muchas noches. Un texto que forma parte del libro-poemario La luna grande, con el que rinde tributo a «un elegido de los dioses». 

«Adelante, Federico que voy detrás de ti con mis pies cansados de amar», le dijo esta leyenda de la música al gran poeta granadino, 45.000 litros de tequila después.

15 abril 2012

El bonito rostro de las publicidades

Cosas del destino. La misma semana en que ha fallecido la inolvidable Marisa Medina nos deja también Pedro Macía, igual que ella protagonista destacado de la historia de nuestra televisión. El periodista, muerto ayer a los 68 años a consecuencia de un cáncer, fue el presentador de los telediarios en dos de las etapas más complicadas para el buque insignia de TVE: el final del franquismo y la Transición.

Su rostro quedó inevitablemente ligado a el parte, expresión que durante muchos años se empleaba para referirse a aquellos informativos tan controlados por el régimen que apenas podían dar información alguna. Pero ello no puede tapar, en modo alguno, su extraordinaria profesionalidad, que le valió el reconocimiento del público y también de sus compañeros en forma de numerosos premios. Además, Macía tuvo que aprender a no sonrojarse cada vez que alguien le hacía mención del apodo por el que todavía hoy se le recuerda, Telebombón, un cariñoso mote por su imponente telegenia y su mirada profunda de ojos claros que hipnotizaba frente al televisor cada día a millones de españolas de varias generaciones.

Pedro Macía nació en Madrid en 1944. Tal era su pasión por el periodismo que mientras estudiaba el Bachillerato en el Colegio de los Padres Escolapios ya puso en marcha varios periódicos para alumnos. Quizá por consejo familiar empezó a estudiar Derecho, aunque enseguida abandonó la carrera para dar rienda suelta a su verdadera vocación, dando sus primeros pasitos en Radio Juventud de España. Pasado un tiempo retomaría los estudios para licenciarse en Periodismo en la Complutense.

Su perfecta dicción y su aplomo fueron su trampolín en Radio Nacional, donde ingresó en 1961 como miembro de su cuadro de actores. Pero lo suyo era contar noticias y no tardó en hacerse un hueco en la redacción de informativos de la incipiente TVE. Tenía 19 años. El espaldarazo se lo dio el fallecido Matías Prats, grande en el medio donde los haya. Y con un padrino así, su carrera sólo podía ser un éxito...

La televisión en blanco y negro de aquellos primeros años 60 era casi de juguete. Los profesionales tenían que inventarla cada día y era meritorio cómo conseguían sacar adelante una programación variada con muy pocos medios y todos los problemas técnicos imaginables. Por eso aquellos pioneros eran unos todoterreno que lo mismo se ponían al frente de un concurso, que de un boletín informativo, que de un espacio de variedades. El propio Macía presentó toda clase de programas en los 60 y principios de los 70: Fin de semana, Revista para la mujer, Por tierra, mar y aire, Teledeporte, En juego...

Pero el salto definitivo de su carrera lo dio en 1973 cuando se convirtió en uno de los presentadores de los telediarios. Todavía en blanco y negro, y absolutamente marcados por la censura franquista, Macía compartió las tres ediciones del informativo con Ramón Sánchez Ocaña o Rosa María Mateo, entre otros locutores que daban sus primeros pasos.

Muerto Franco, se empezaron a abrir algunas ventanas en TVE y con el fin de quitar naftalina al parte, las nuevas autoridades encomendaron a Rafael Anson que pusiera en marcha unos nuevos telediarios. Macía siguió formando parte del equipo de locutores, junto a otros nombres de peso como Eduardo Sotillos o Lalo Azcona. Fueron años muy complicados. Porque mientras el dictador aún vivía, los periodistas sabían a qué estrictas reglas de juego debían atenerse. Pero ninguno que tuviera la garra informativa de los mencionados podía aguantar que la dirección de televisión pretendiera mantener un control y una censura tan férreos mientras la democracia trataba de abrirse paso en España. Pedro Macía fue cesado varias veces de los telediarios por sus encontronazos con la cúpula del ente. Aunque normalmente volvía a ser restituido en su puesto, hasta que en 1979 le arrebataron la silla por negarse a leer un comunicado en antena sobre una decisión falsa que afectaba a los sindicatos.

Sólo volvería a presentar el Telediario en 1981, cuando Iñaki Gabilondo le ofreció la primera edición, en la que apenas duró un mes. Siguió, eso sí, al frente de otros programas de actualidad durante toda la década, como Punto de encuentro (1987), que se emitía en toda Latinoamérica. En 1989, cerrando el ciclo, volvió a RNE, donde permaneció algún tiempo en el que ya se asomó a la pequeña pantalla en muy contadas ocasiones.

Su afición teatral le llevó a escribir varias obras, como Los mendigos, El Grande o Dos camas para Anni. Hombre intelectualmente inquieto, también publicó un ensayo Televisión, hora cero (1981), en el que reflexionaba sobre el medio que tanta fama le había dado.

Era padre de dos hijos, uno de ellos periodista como él.

14 abril 2012

La exclusiva mas deseada

Al alba del 15 de abril de 1912, sólo un diario en Nueva York publicaba correctamente la noticia que 100 años después sigue atrayendo lectores. Mientras algunos diarios ironizaban sobre «el rumor» del naufragio del Titanic, el New York Times titulaba: «Últimas noticias del barco que se hunde». 

El artículo, firmado en Cape Race, la estación telegráfica de Canadá que recibió la alerta, era claro y acertado: «A las 10 y 25 de la noche, el transatlántico Titanic, de la White Star Line, lanzó un SOS a la estación Marconi de aquí diciendo que había chocado con un iceberg. El barco dijo que necesitaba ayuda inmediata. Media hora después, llegó otro mensaje diciendo que se estaba hundiendo por la proa y que estaba evacuando a las mujeres en botes». 

La primera nueva sobre el barco a más de 1.500 kilómetros de Nueva York había llegado a la redacción a la una y veinte de la madrugada, cinco minutos antes del cierre de la primera edición. Carr Van Anda, el energético director, estaba allí, como casi todas las noches hasta las cinco de mañana. Lo llamaban V.A. y era capaz de corregir al Museo Británico sobre la interpretación de jeroglíficos o a un profesor de Princeton sobre la teoría de la relatividad. 

El Evening World, el gran rival, sacó la noticia a portada, pero con información incorrecta e incompleta. Contaba que el Titanic estaba siendo «remolcado después de chocar» y que «muchos notables» estaban siendo «trasladados» a otros dos buques. 

El director del New York Times, en cambio, estaba convencido de que el transatlántico se hundía. Y organizó rápido la cobertura en las dos horas antes de que cerrara la última edición, a las tres y media de la mañana. Encargó a un redactor que siguiera las noticias del barco, a otro, que examinara la lista de pasajeros y a un tercero, que estudiara los riesgos del Atlántico Norte en primavera. El Times amaneció con la información más completa, con la lista de pasajeros célebres, como el magnate John Jacob Astor o Isidor Straus, propietario de los almacenes Macy's. La mañana siguiente, cuando un barco informó que no había mensajes del Titanic en horas, Van Anda supo que su primera intuición había sido acertada. 

Pero incluso entonces los diarios de la competencia tardaron en creer la tragedia. El 16 de abril, el Times abrió con un titular que contenía los datos de «866 rescatados por el Carpathia, 1.250 probablemente muertos, Ismay salvado y tal vez la señora Astor». Al final, los muertos fueron 1.514 y, efectivamente, el presidente de la compañía naval, Bruce Ismay, y Madeleine Astor sobrevivieron. El Evening Sun, en cambio, titulaba: «Todos se salvan en el Titanic después de una colisión».

Esa semana ya sólo quedaba esperar la llegada del Carpathia, el barco que rescató a los supervivientes. Incluso entonces, la información era limitada. Cuando el barco atracó en el río Hudson, la orden era «periodistas no». Pero Van Anda nuevamente se adelantó a sus rivales. Instaló una redacción ambulante en un hotel cerca del muelle para que sus redactores dictaran cualquier testimonio. Y mandó a uno de sus periodistas más experimentados a perseguir a un personaje clave, que estaba en Manhattan, Guglielmo Marconi, fundador de la primera compañía telegráfica. Van Anda, amigo de Marconi gracias al interés compartido en las ciencias, convenció al ingeniero para que acompañara a su redactor al Carpathia. Así el Times se coló en el barco y habló con el telegrafista del Titanic, Harold Bride. 

Al día siguiente, el Times publicó su testimonio, en primera persona. El telegrafista, de 22 años, daba todos los detalles de la noche del naufragio, incluso las bromas del principio. «¿Qué señal has mandado?», preguntó el capitán. «C.Q.D.», el código de entonces para pedir ayuda, «Come Quickly, Distress». El capitán propuso pasarse a la última señal de moda del Morse, S.O.S., aprobada en una conferencia en 1906. «Manda S.O.S. Es la nueva llamada. Puede que sea tu última oportunidad de enviarla», dijo.

12 abril 2012

El imperio de los cerrojos.-

Quién sabe: tal vez a las puertas del cielo San Pedro ha hecho instalar un Faac, uno de los famosos cerrojos de la firma del mismo nombre. Si así fuera, sin duda sería en signo de gratitud eterna con Michelangelo Manini, el excéntrico dueño de Fábrica Automatismos Apertura de Cerrojos, más conocida por las siglas Faac, la compañía líder mundial en el mercado de los cerrojos, las barreras automáticas, los cierres por control remoto y los sistemas de peajes automáticos que su padre creó en 1965 y de la que él era el accionista principal y presidente. 

Manini falleció el pasado 17 de marzo a los 50 años después de una larga enfermedad. Sin familia, sin hijos, sin pareja, sin ningún pariente o amigo inseparable al que dejar las riendas de su imperio, encerrado en su proverbial soledad. La sorpresa se produjo cuando, la semana pasada, fue desvelado el contenido de su testamento. Ese taciturno empedernido que era Manini había decidido dejar a la Iglesia todo su ingente patrimonio, valorado en total en unos 1.800 millones de euros y que incluye desde su abultada fortuna personal hasta la preciosa cuota del 66% de la Faac que tenía en su poder. Concretamente a la diócesis de Bolonia, la provincia en la que nació y en la que se encuentra el cuartel general de Faac. 

La autoridades eclesiásticas están bastante habituadas a que algunos de sus más píos feligreses se acuerden de su parroquia en sus testamentos y le dejen dinero, terrenos, casas, bienes inmuebles... Pero esta es la primera vez en la historia que a los representantes de Dios en la tierra les cae en gracia una multinacional. Alabado sea el Señor. 
En la diócesis de Bolonia aún están boquiabiertos ante el milagro que les ha llovido del cielo en plena crisis: una empresa presente en 80 países, con fábricas en 12 de ellos, que cuenta con alrededor de 1.000 empleados en todo el mundo (de los cuales 200 se concentran en la sede central de Zola Pedrosa, a las afueras de Bolonia), que el año pasado facturó la friolera de 214 millones de euros, que obtuvo unos beneficios netos de 27 millones y cuya tajada del 66% está valorada en unos 1.100 millones de euros. Una joyita, en fin, que desde su nacimiento hace 47 años no ha hecho más que crecer, crecer y crecer, abriendo y cerrando puertas. 

El misterio es qué ha podido empujar a Michelangelo Manini a dejar todos sus bienes a la Iglesia, una decisión que tomó en 1992, con 30 años, cuando redactó su testamento y lo puso en manos del notario boloñés Sergio Betolini, hombre de confianza de Manini como ya antes lo fuera de su padre. Le entregó el pliego con sus últimas voluntades para no modificarlo jamás. El caso es que, aunque de vez en cuando Manini se dejaba caer por la parroquia o se descolgaba con alguna obra de beneficiencia (siempre de manera anónima, evitando tenazmente figurar), nuestro hombre no era ningún beato. 

Aunque lo sorprendente es que nadie sabe a ciencia cierta quién era Manini: era famoso por su reserva absoluta, por su carácter esquivo, por llevar una existencia completamente alejada de los focos y de la mundana vida social. No hablaba jamás de política, no frecuentaba círculos empresariales, no iba a fiestas. Era hijo único, no estaba casado, no se le conocía pareja, vivía en completa soledad en la villa de su familia, la misma en la que habitaron su padre Giuseppe (el hombre que en 1965 fundó la compañía Faac, fallecido en 1992) y su madre (muerta en 2008). No se sabe si cultivaba algún hobby, si tenía aficiones. «Era cordial y refinado, jamás hablaba de sí mismo», le define Stefano Fiorini, alcalde de Zola Predosa, donde está la sede de Faac. Una compañía que el primer edil conoce bien pues, antes de dar el salto a la política, durante 20 años formó parte del equipo directivo de la firma. 

Por no saberse, ni siquiera se sabe la enfermedad que ha llevado a la tumba a Michelangelo Manini. Sólo ha trascendido que padecía diabetes y que en los últimos tiempos, cuando se dejaba caer en la fábrica, se le veía cada vez más delgado y demacrado. Pero nadie se esperaba su desenlace fatal. 

Lo que está claro es que era un tipo tan austero como taciturno: nada que ver con esos ricachones que hacen ostentación de su poderío económico conduciendo un Ferrari o un Porsche. Manini acudía a trabajar (cada vez menos, a causa de su frágil salud) en un coche normal y corriente. Y eso a pesar de que fue un anuncio protagonizado por un Ferrari el que hizo archifamosa a la compañía Faac en Italia. En el spot se veía a un imponente coche que cruzaba a toda velocidad el desierto para llegar a las puertas de la verja de una villa ante la cual había un amenazador león. El conductor del coche presionaba el botón de su mando a distancia y las puertas de la verja se abrían, dejando al felino boquiabierto. Tanto éxito tuvo el anuncio que hasta Disney hizo su propia versión para sus tebeos italianos. 

Los franceses del grupo Somfy, propietarios del 34% restante de Faac, son los primeros que se han quedado estupefactos al conocer la decisión de su socio de ceder su participación a la Iglesia. Su estupor sólo es comparable al de los empleados de Faac y al de los responsables de la diócesis de Bolonia. Al fin y al cabo, ¿qué demonios hacen unos curas dirigiendo una multinacional de cerrojos? 

En un principio, a algunas autoridades eclesiásticas se les pasó por la cabeza la idea de vender su recién heredada participación a los socios franceses. Pero han acabado rechazando la idea, al considerar que sería una traición a Manini, a quien nunca se le pasó por la cabeza ceder su trozo del pastel. 
«En el pasado rechazó ofertas importantes a fin de mantener en Zola Pedrosa la sede de la multinacional. Mi papel es rendir homenaje al benefactor, tal como desea la curia, que es el nuevo propietario. Así que rechazaré cualquier tipo de oferta», advierte Andrea Moschetti, el abogado de la diócesis de Bolonia. 

09 abril 2012

Todo sobre el Titanic

Novelas románticas exaltadísimas, historias de ciencia ficción llenas de monstruos y japoneses chiflados, historias de propaganda pronazi, testimonios de falsos supervivientes, más novelas de amor descocadas... La biblioteca del Titanic vive un nuevo momento de marea alta al hilo del centenario de su botadura y hundimiento. Y no, no todo lo que se ha escrito con el gran desastre como inspiración es valioso. Pero sí que llegan a nuestras librerías algunos ensayos notables. 

UN TAL JOSEPH CONRAD. «Conrad, marinero antes que escritor, fue una de las contadas voces que se alzaron, apenas unos meses después del naufragio más importante de la historia, contra lo que él mismo denominó como «la prepotencia del Titanic». Conrad escribió dos alegatos contra la ambición desmesurada y el clasismo de los armadores, primero, y contra el beneplácito con el que la prensa de la época trató su nacimiento, en primer lugar y, posteriormente, su naufragio y la investigación de los hechos que provocaron tal desastre». 

Lo explica Fernando Baeta,es y autor del prólogo que enmarca la edición de los dos textos de denuncia del autor de Lord Jim sobre la tragedia del Atlántico Norte (título: El Titanic, en la colección de la editorial Gadir). 

«Conrad no podía entender la excesiva confianza que la humanidad deposita en sí misma y en sus obras. Conrad lo cuestiona todo: desde la soberbia de sus creadores, anclados en una época que tocaba a su fin, hasta las leyes de aquellos años que no obligaba a que hubiera tantas plazas en los botes salvavidas como personas iban a bordo de cualquier barco, pasando por toda la literatura que siguió al naufragio. 'Ahogarse en contra de toda voluntad en un gran tanque inerme y agujereado para el que compramos un pasaje', escribe Conrad, 'no es más heroico que morir a causa de un cólico por el salmón en mal estado que le compramos a nuestro tendero'». 

El segundo de los textos conradianos aborda directamente los errores en la instrucción con la que el senador de Michigan William Alden Smith investigó las causas del hundimiento. «La Admirable Investigación continúa, interrumpida con risas tontas, con gritos de indignación pagados que salen de debajo de las pelucas ceremoniales, sacando a la luz la psicología de varios personajes comerciales demasiado estúpidos para darse cuenta de que se están delatando a sí mismos». Casi, como si Conrad fuera Zola. 
EL PRESAGIO. «El hundimiento del Titán, que creo estaba inédito en España, es un libro realmente curioso, pues se publicó 14 años antes del hundimiento del Titanic y cuenta una historia prácticamente idéntica. Creo que es uno de los libros más interesantes que se pueden leer sobre el Titanic, desde otro punto de vista. Está escrito por un marino, Morgan Robertson, en un estilo similar al de las novelas de Verne. Y, al igual que él, Robertson era un visionario».

Esta vez, el que habla es Diego Moreno, editor de Nórdica y responsable de la llegada de El hundimiento del Titán (Futility en inglés) a las librerías de España. Y no exagera. 
«Las 92 puertas de los 19 compartimentos estancos podían cerrarse en medio minuto girando una palanca desde el puente, la sala de máquinas y desde otros 12 puntos de la cubierta», se puede leer en la página 14 de su libro. «Esas compuertas también se cerrarían automáticamente en caso de detectar agua. Aun con nueve compartimentos inundados el barco seguiría flotando y, puesto que ningún accidente marítimo conocido podía anegar tantos, el Titán se consideraba prácticamente insumergible». 
Después, aunque parezca increíble, aparecerá un iceberg, alguien se dará cuenta de que no hay suficientes botes, etcétera. 

Robertson, marinero estadounidense, autor de un culto raro, capaz de prever también la guerra de Estados Unidos y Japón en otra novela, murió en 1910, sin tener que explicar los presagios de su libro. 

DENTRO DEL BARCO. De modo que ya tenemos el «antes de» y el «después de». Falta el «durante», momento que aborda Titanic, el final de unas horas doradas, de Hugh Brewster (editado por Lumen), un ensayo muy ambicioso que indaga en los archivos y en las entrevistas de los supervivientes del hundimiento para reconstruir la trama social que se construyó en la cubierta y en los salones del barco más grande del mundo. 

¿Quiénes eran los viajeros? ¿Cómo vivieron la emoción del embarque? ¿Cómo fueron sus relaciones dentro del barco? ¿Y su reacción la noche del 15 de abril? ¿Quién actuó con nobleza y quién trató de salvar su pellejo a la desesperada? al final, el libro sigue la pista a los supervivientes del naufragio más allá de aquel viaje infausto. 

«Cuando Lucy Duff Gordon despertó a la mañana siguiente, vio la luz que entraba por los ojos de buey y se sorprendió al encontrarse en un camarote desconocido», escribe Brewster. «Una camarera entró para servirle té y, al ver que no era su camarera irlandesa del Titanic, Lucy recordó de repente dónde se hallaba. Cuando le vinieron a la memoria imágenes del desastre, enterró la cara en las almohadas y se puso a llorar. Más tarde, salieron las dos a cubierta, donde encontraron pequeños grupos de supervivientes, todos ellos hablando de la tragedia, 'Aquel día y durante el resto del viaje hasta que llegamos a Nueva York', escribió Lucy, 'el Carpathia fue una nave de dolor'».

08 abril 2012

Peleas vecinales

Y los conflictos vecinales se estaban convirtiendo en un problema. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha creado para reducir estas disputas un grupo pionero, llamado Servicio de Asistencia Vecinal (ASIVECAM). El objetivo es mejorar la convivencia y evitar conflictos, que como sucedió hace algunos años en Aranjuez terminó con un muerto en una pelea de vecinos. 

«Ayudamos para que se organicen, sepan constituir una comunidad y mantener los principios básicos de convivencia», afirma el gerente del IRIS, Javier Ramírez, de quien depende este servicio. Lo que sigue son ejemplos de mediación en conflictos. 

En una vivienda de Alcalá, el presidente no sólo no ejercía, sino que era uno de los mayores activistas en ensuciar. Reunieron a los vecinos y tras una cuota mínima tienen un responsable que funciona -el mismo-, al que han sacado del paro, ya que se encarga de limpieza la comunidad. 

En una comunidad de Leganés Norte una vecina utilizaba el descansillo como tendedero. Impedía el paso por las escaleras y humedecía el pasillo. La presidenta de la comunidad le pidió que no lo hiciera. La afectada se enfadó e inició una campaña contra ella y a provocar ruidos. Los trabajadores de ASIVECAM hablaron con las dos personas para evitar el conflicto personal. Tras dos meses se consiguió que ambas mantengan una actitud cordial y con el resto de la comunidad. 

También en Leganés Norte un vecino marroquí instaló una antena parabólica en su balcón. Los vecinos le recordaron que estaba prohibido y era un precedente en una comunidad con gran número de inmigrantes. El afectado dijo que a él le molestan los niños que jugaban al balón y usaban la pared de su vivienda (un bajo) como portería por la noche o en las horas de la siesta. 

Los trabajadores sociales les explicaron a todos la Ley de Propiedad Horizontal. Debatieron, consensuaron y aprobaron normas de convivencia, que incluyeron que para instalar cualquier tipo de elemento que afecte a fachadas o zonas comunes, se pidiera permiso previo de la comunidad. El vecino instaló la parabólica en el tejado y se establecieron horarios para juegos y usos de las zonas comunes. 

Mancomunidad con el 52% de población autóctona, el 39% de origen marroquí, y el 9% restante de diversas nacionalidades (Guinea Ecuatorial y Centro América, fundamentalmente). Una auténtica torre de Babel con conflicto social. No existían cargos definidos en la junta administradora. Había una relación difícil entre la población de origen marroquí y la española con quejas de actividades molestas por parte de algunos vecinos. 

Se reorganizó el funcionamiento de las comunidades y generaron espacios de comunicación, información y orientación vecinal, a través de entrevistas y reuniones convocando a todos los vecinos. Se realizaron mediaciones en casos de conflictos interpersonales. Se organizaron unas fiestas del barrio y se recuperaron entre todos los vecinos las zonas comunes. Los inquilinos han realizado ellos mismos mejoras en la puerta de entrada, han pintado los pasillos del patio, vallado parterres e instalando riego automático. En abril se procedió a la plantación, con una gran participación vecinal y un buen ambiente de convivencia. 

La población marroquí se encargó de las fiestas del barrio de 2011, con una comida popular para más de 500 personas. Los trabajadores sociales informan que se ha reducido considerablemente la separación que existía entre la población de origen marroquí y la población autóctona. Actualmente, los vecinos han propuesto acondicionar una sala de juntas que tiene la mancomunidad, realizando las obras ellos mismos. 

Los problemas en una comunidad de los Espartales (Alcalá) eran de todo tipo: deterioro en garajes, farolas rotas y vallas de separación en mal estado en el patio de vecinos, comunidades desorganizadas, morosidad en los recibos, ocupaciones ilegales de viviendas y destrozos en zonas y elementos comunes. El equipo de técnicos de ASIVECAM apoyó la organización. 

Se ha logrado una disminución de la morosidad en los pagos de comunidad, lo que ha facilitado que los servicios comunitarios funcionen mejor (limpieza de los portales, mantenimiento del patio, etc.). Se han colocado plantas en los jardines, que son mantenidos por los vecinos. 
Están colocando farolas antivandálicas en el patio. Se aprobaron las normas de convivencia que ellos mismos decidieron que debían regir sus comunidades, que se han colocado en los tablones sin que nadie los arranque. 

Hace unos días la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, firmó un convenio con 13 ayuntamientos de la región para extender este servicio. El objetivo es lograr la convivencia en las viviendas públicas que hay en toda la región.

07 abril 2012

El catamaran español

Se trata de un catamarán polar, un barco-trineo que navega por el hielo gracias al viento y que puede llevar a bordo miles de kilos de peso de forma autónoma. 

Hace unos días, su diseñador, Ramón Larramendi, conocido por sus viajes por los polos, abría una nueva puerta a su invento en el Centro Nacional de Biotecnología, en Madrid, cuando lo daba a conocer a una buena representación de los científicos españoles que investigan en las blancas y gélidas tierras del sur. «Es muy interesante porque es cierto que el trabajo científico tiene un impacto medioambiental innegable que podría ayudar a rebajar», aseguraba Juan José Dañobeitia, investigador del CSIC y responsable de la logística en las dos bases españolas, la Juan Carlos I y la Gabriel de Castilla. 

No ha sido el único en sorprenderse con el trineo sin perros con el que Larramendi ha recorrido ya más de 14.000 kilómetros en ambos polos. Otros investigadores también vislumbran ya las nuevas posibilidades que les ofrece para moverse por la plataforma continental, al que España no tiene acceso (las bases están en islas), aunque, como científicos, también mencionaban los retos que aún tiene por delante este sencillo y revolucionario medio de transporte. 

Y es que Larramendi es, ante todo, un explorador. Entre 1990 y 1993 dio la vuelta al Ártico en trineo, una expedición de 14.000 kilómetros con la que se dió a conocer en el programa Al filo de lo imposible y que le acercó al mundo de los inuit. En alguna de aquellas noches heladas se le ocurrió que sería una buena idea colocar una cometa al trineo para que lo impulsara el viento, en lugar de los perros. «De hecho, había visto que a veces los inuit colocaban telas para aligerar el peso del trineo, y un francés ya intentó poner una vela, pero fracasó». 

Diseño va, diseño viene, para 2005 ya hizo una primera travesía en la Antártida hasta el llamado polo de inaccesibilidad, el punto más alejado de la costa, pero el vehículo se rompió mil veces cuando tropezaba con los strugis, auténticas olas de duro hielo que forma el viento y superan el metro de altura. 
«Fue un primer intento que nos sirvió para aprender. Y también para ser los primeros en llegar a ese polo inaccesible, porque las coordenadas habían variado 150 metros desde que en 1961 llegaron los rusos», asegura Larrarmendi. En total recorrieron 4.500 km. en 62 días. 

Pese al fracaso inicial, no desistió y continuó mejorando el diseño en los años siguientes, convencido de que su catamarán polar podía ser la alternativa ecológica en el transporte antártico. Entre otras cosas, mejoró el engranaje de los travesaños y los partió en dos para aumentar su flexibilidad y evitar roturas. 

Finalmente, consiguió financiación de Acciona, lo que le ha permitido probar la técnica en el viaje al Polo Sur geográfico que han realizado entre diciembre y enero de este año. En esta ocasión, los cuatro integrantes de la expedición recorrieron 7.000 kilómetros desde la costa, navegando con vientos de hasta 150 kilómetros por hora y, a veces, enfrentándose a la calma chicha. Al final, sacaron una media de 100 kilómetros al día, velocidad que dejó estupefactos a los investigadores de la gigantesca base americana Amudsen-Scott que les vieron llegar con el Año Nuevo. 

Junto a las mejoras en la articulación del trineo, el nuevo catamarán cuenta con más cometas (en total son 14) para adaptar la navegación a la potencia eólica. Transporta sin problemas 1.200 kilos de peso, incluso cuando hay que afrontar subidas de hasta 3.000 metros. En esta última expedición, llevaban dos módulos: el que hace de locomotora, que es donde van los dos pilotos y el material más pesado, y otro con la tienda de campaña, en la que dormían por turnos. Pero están convencidos de que puede hacerse un convoy con más unidades. La energía eléctrica la consiguen con placas solares y se acumula en baterías especiales para ello. «La idea es que en el futuro sea un convoy de hasta cuatro módulos y que uno pueda servir de laboratorio y otro para almacenar material... Podría ser muy útil para que la usaran los investigadores en travesías puntuales por el continente en las que el impacto ambiental sería prácticamente cero», explica el explorador madrileño. 

Otra de las ventajas para los científicos, siempre escasos de presupuesto, es la escasa inversión que necesita: su coste no supone más de 12.000 euros, y es tan sencillo que sus reparaciones, explica Larramendi, se pueden hacer in situ sin grandes problemas. 
El próximo año ya tienen planeado hacer la circunvalación de la Antártida con tres módulos y seis personas; y, a finales de 2013, el fin del proyecto sería montar una expedición totalmente científica. 

Este año, Juan Pablo Alber, del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC), fue el investigador que se apuntó a la expedición WindPower Acciona, con el objetivo de comprobar si era factible recoger muestras con valor científico. Y lo logró.

Entre sus colegas, todos ven posibilidades de éxito al catamarán de Larramendi, con puntualizaciones. En su presentación en el Centro Nacional de Biotecnología (CSIC), Jerónimo López, presidente del Comité Científico Antártico en España, auguró que será especialmente útil para tareas de carga y reabastecimiento de las bases continentales o para investigaciones puntuales. «Su punto fuerte es su filosofía de vehículo verde, aunque deberá mejorar algunos aspectos de seguridad. Más que diseñar un proyecto científico español para usarlo, creo que será muy útil para grupos de otros países que ya están en el continente», explicó López. 
Por su parte, Juan J. Dañobeitia, responsable de logística en el Programa Nacional Antártico, se comprometió a presentarlo en el Comité Polar Internacional. Dañobeitia destacó el valor de que sea cero emisiones en un entorno donde hoy todo se mueve con gasolina. 

«Nos abre a España la posibilidad de investigar donde ahora era inaccesible. Estoy impresionado con sus posibilidades para investigaciones puntuales», reconocía el biólogo Leopoldo García Santos. En general, el catamarán aprobó con buena nota el examen de los expertos. Andrés Barbosa ya se imaginó buscando colonias de pingüino emperador empujado por el viento. 

05 abril 2012

Recortes en cultura

Es decir, una bajada de casi el 23%, hasta llegar a un montante que no se rondaba desde el año 2006. 

Quizá previendo una reacción mayor contra los recortes, Lassalle aplaudió la «responsabilidad» de quienes van a tener que sufrir la merma en las subvenciones y mencionó concretamente a productores y trabajadores del cine. De todos los que engloba la Secretaría de Estado de Cultura, éste es el que ha sufrido una mayor reducción en términos porcentuales, ya que el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) ha pasado de contar con 106,5 millones de euros en 2011 a los 68,8 para 2012. Es decir, un 35% menos. 

¿Significa este momentáneo silencio que el mundo de la cultura acepta con resignación la reducción en las ayudas? ¿Tal vez no se atreve a hablar por temor a que la opinión pública les califique de pesebreros? No del todo, porque también se han oído voces de protesta contra los ajustes presupuestarios. Así, la Coordinadora de los Trabajadores del Espectáculo denunció ayer en un comunicado que la disminución deja al sector «gravemente afectado». 

Dicha coordinadora aglutina a colectivos como la Unión de Actores y Actrices de la Comunidad de Madrid, el Sindicato de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos del Estado Español (TACEE), Federación profesional del Doblaje (FEPRODO), el Sindicato de Guionistas ALMA, la Federación de Artistas del Estado Español (FAEE), la Organización de Sindicatos de Actores y Actrices del Estado Español (OSAEE), la Sección Sindical de Actores de Figuración USO, la Asociación de representantes Artísticos (ARAE) y el Colectivo de Representantes, así como profesionales del sector no vinculados a ningún sindicato ni asociación.

La Coordinadora, que fue una de las principales impulsoras de la huelga general en el sector del espectáculo -cuyo acto de convocatoria contó con la presencia de Pilar Bardem, Miguel Ríos, Almudena Grandes, Juan Diego, Juan José Millás y Joaquín Sabina junto a Joan Manuel Serrat a través de un vídeo- denuncia que los recortes están relacionados con el dispendio de años anteriores: «En los últimos años, y particularmente en los dos últimos, como consecuencia de la crisis y de los descomunales déficits de las autonomías y de los ayuntamientos, las tijeras ya venían cebándose en campos culturales que, desde siempre y por muchos gobernantes, han sido y vienen siendo considerados, cada vez más, un lujo, no ya fácilmente recortable, sino perfectamente suprimible». 

Además, el comunicado apunta problemas concretos, como que «a la mayoría de las compañías de teatro se les debe más de un año de actuaciones», o que la reducción a 49 millones del Fondo de Protección a la Cinematografía - «35 de los cuales están ya comprometidos con el fondo de amortización a las películas realizadas en años anteriores»- puede significar «la desaparición del cine español por los festivales de todo el mundo», así como «la destrucción de miles de empleos directos e indirectos», visible a través de un dato: «En lo que va de año se han iniciado menos de la cuarta parte de rodajes de los que se iniciaron en el año pasado». 

Hay miedo, pues, a que el parón en los rodajes frene el buen momento creativo por el que atraviesa el cine en España. Miedo a que el año que viene no estén en las carteleras películas equiparables a [REC]3 Génesis, que se estrenó el pasado fin de semana, y Grupo 7, que ayer llegó a los cines. 

En su intervención, Lassalle dijo que los presupuestos son «posibles y responsables con la cultura, ajustan los gastos y asumen los compromisos que son viables de cara al futuro más inmediato, en una situación difícil donde las prioridades son otras políticas sociales, como las pensiones o la prestación por el desempleo». También apuntó que «el realismo, la viabilidad y la equidad» son los ejes que articulan el desarrollo de las diferentes partidas. 

Lassalle apuntó también que el descenso en el Fondo de Protección a la Cinematografía (la cantidad destinada a las ayudas al cine, que ha pasado en un año de 76,78 millones de euros a 49, lo que supone un 36,2% menos) no resulta especialmente dramático. «No es correcto hablar en sentido estricto de una disminución», apuntó Lassalle, ya que «se ha intentado aproximar la cantidad a la ejecución específica». Y es que, como detalla el gráfico inferior, no todo el montante del Fondo se utilizaba finalmente, con lo que buena parte de él retornaba al Tesoro. El objetivo es que la nueva cantidad de 49 millones de euros «se ejecute en su totalidad, por la responsabilidad del sector». 

¿Y qué dice el sector? Anteayer, tras conocerse las cantidades específicas de los presupuestos, el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores de Cine (Fapae), Pedro Pérez, expresó su decepción a ELMUNDO.es: «Somos los primeros en entender que estamos en una época de recortes. Lo que no entendemos tan bien es que estos Presupuestos sean mucho más duros con las ayudas al cine que con otras partidas del área de Cultura». Ayer, aceptó las explicaciones de Lassalle, con una corrección: «Lo que se va a amortizar en 2012, que hoy sale en el BOE, corresponde a las películas estrenadas en el segundo semestre de 2010. Por tanto no son magnitudes comparables». Dicho esto, dijo que el descenso del 35% es una cifra indiscutible y que lo que importa ahora «son los presupuestos de 2013, 2014 y 2015. Es decir, lo que van a cobrar ahora quienes ya han invertido en cine. En ese sentido nos interesa la continuidad y ver que la palanca fiscal funciona, para lo cual sabemos que contamos con el apoyo de la Secretaría de Estado de Cultura y con la interlocución, que calificaría de absolutamente ejemplar, con la directora del ICAA». 

Sin salir del cine, falta por ver cómo avanza «la construcción de modelos complementarios de financiación» que vayan estimulando un cambio respecto al «ineficiente modelo actual» de las subvenciones y la política de «dar dinero a fondo perdido». Es decir, la futura Ley de Mecenazgo y, en el caso del audiovisual, las desgravaciones fiscales específicas, «ya que el mecenazgo no es aplicable al cine», según explicó Lassalle. Todo ello, teniendo como modelo al Museo del Prado, el cual ha aumentado su presupuesto a pesar de una reducción de las aportaciones públicas, compensadas por vía privada. En el extremo opuesto estarían proyectos como el de la Tabakalera de San Sebastián, del cual se han retirado los siete millones de euros comprometidos por el fracaso de su proyecto de viabilidad.