30 septiembre 2012

Las pechugonas no gustan en la pasarela


¿Más opiniones correctas a vueltas con la polémica sobre las tallas minúsculas de las modelos? No cuenten con Karl Lagerfeld para ello.

El diseñador alemán, titular de la plaza en la firma Chanel, se ha despachado contra la corriente dominante (cuidado con fomentar la anorexia, un poco más de salud sobre las pasarelas...) con unas declaraciones en la revista alemana Focus.

«Ya sé que hay mamis gorditas que ven la televisión agarradas a su paquete de patatas fritas y que dicen que las modelos delgadas son horribles», ha manifestado Lagerfeld. Pero eso a él no le importa.

El mundo de la moda está hecha de «sueños e ilusiones», explicó Lagerfeld. Y eso lo exime, en su opinión, de la obligación de ofrecer un canon realista de la belleza humana.

El diseñador se refería así a la decisión de la revista alemana Brigitte, una de las más importantes en el sector de la moda en su país, que, en adelante, dejará de utilizar a modelos profesionales para sus producciones y las sustituirá por sus empleadas y lectoras. Su intención expresa es la de representar mejor a las mujeres normales.

«Nadie quiere ver a mujeres pechugonas en las revistas», ha protestado Lagerfeld. Y eso que el diseñador ha encumbrado a mujeres como la cantante británica Lily Allen, no especialmente estilizada, imagen de la última colección de bolsos de Chanel. De hecho, Lagerfeld confesó esta semana que la canción It's not me / it's you, de Allen, es «la que mejor ha expresado nunca mi manera de ser».

La confesión, para más guasa, se produjo durante una entrevista en televisión en la que la interlocutora de Lagerfeld era Katy Perry, la archirrival estadounidense de su admirada Lily Allen.

29 septiembre 2012

El cumpleaños de Rosana

Pocos aniversarios se imaginan tan felices como esos 46 años que hoy celebra Rosana. Desde que el poderoso influjo de la Luna le catapultara a un éxito sin precedentes en la canción de autor en España, disparando las ventas de sus dos primeros álbumes -Lunas rotas (1996) y Lunas nuevas (1998)- a unas cifras no alcanzadas ni cuando la canción comprometida era preceptiva en nuestra banda sonora, todo han sido cifras millonarias en la cantautora canaria. Sin embargo, tanto aplauso no parece haberle afectado.

Casi podría decirse que Rosana es una triunfadora cotidiana y siempre bien dispuesta. «Cuando estoy a punto de estallar cojo la guitarra», afirmó en cierta ocasión. Lástima que la música no apacigüe de igual modo los ánimos de los personajes de Quentin Tarantino, tan admirador de la cantautora como sus audiencias brasileñas e incluso coreanas. No en vano, Tarantino incluyó dos piezas suyas en Tú asesina que nosotras limpiamos la sangre. Ahora bien, si el tributo a las limpiadoras del realizador fue, como poco, extraño, el que la canaria rinde a las limpiadoras y a quienes manchan, al común de los mortales, es conciso y claro. Lo hace con el optimismo de su propuesta. Raramente asoman a sus letras esas brumas inherentes a la canción con mensaje y compromiso.

Rosana, más que querer cambiar el mundo con sus canciones, parece querer alegrarle a uno el día. De ahí que no sea raro que se ponga a cantar en cualquier sitio. «Cantar es un juego. Lo hago con respeto, con cariño y con profesionalidad, pero yo vivo cada concierto como si estuviera cantando para los amigos en la sala de mi casa. Lo que pasa es que cada vez la sala es más grande». Esa buena disposición y ese constante éxito llevan a pensar que su cumpleaños ha de ser tan jubiloso como merece tanta dicha. Interrumpida hasta el mes que viene la gira que le llevará al otro lado del Atlántico, donde le aguardan las masas, hoy soplará las velas con los suyos. Y a buen seguro que tocará la guitarra, como a veces sigue haciendo en el Metro de Madrid.

28 septiembre 2012

Beyoncé una triunfadora


Ni Kings of Leon ni Lady Gaga ni puñetas. Beyoncé se convirtió en la triunfadora de la XV edición de los MTV Europe Music Awards 2009 (los EMA, para abreviar), celebrada en la noche de ayer jueves en el cibernético O2 Word Arena de Berlín. Tanto Lady Gaga como Kings of Leon partían con cinco nominaciones por cabeza, pero sólo la electro diva neoyorquina pudo hacer diana con el premio a la Mejor Artista Revelación. La texana Beyoncé, por el contrario, que partía con cuatro candidaturas, se hizo con tres galardones: Mejor Artista Femenina, Mejor Canción (Halo) y Mejor Vídeo, Single Ladies (Put a Ring on It).

En plenas celebraciones por el aniversario de la caída del Muro de Berlín, la cadena musical apostó por segunda vez por la capital alemana con una gala anfetamínica, retransmitida a más de 532 millones de hogares, que no dio descanso a un público enloquecido en sus más de dos horas de duración. Y todo, en un pabellón a dos centenares de metros del East Side Gallery, la mayor extensión de muro (unos 1,3 kilómetros de largo) que aún sobrevive en la ciudad. Todo un guiño al pasado.

Como la actuación gratuita de U2 en la Puerta de Brandeburgo (los irlandeses, de paso, se llevaron el premio al Mejor Directo), que completaba el cartel de unos galardones que habían puesto a la capital alemana patas arriba durante los dos días previos. Desde allí mismo, Raffaelle Annecchino, Director General de MTV España, no podía ocultar su euforia: «Es un momento histórico. No sólo por el concierto de U2 en un emplazamiento tan significativo, sino por la gala, una de las mejores de los últimos años... Es casi un milagro reunir a tantos artistas de primer nivel en un mismo escenario». Y la cosa desde luego no defraudó. Sobre todo, con una Katy Perry que ejerció de maestra de ceremonias. Perry abrió la noche con un medley, lució modelitos disparatados y se marcó poses antológicas.

El resto resto de los premios, más repartidos que nunca, se los dividieron entre Jay Z (a la sazón, marido de Beyoncé), que se llevó el Premio al Mejor Artista Urban, Tokio Hotel (Mejor Grupo), Placebo (Mejor Artista Alternativo), o Eminem (Mejor Artista Masculino). Para el recuerdo, las microactuaciones de Beyoncé (que estaba para un roto y un descosido), Shakira, Jay-Z, Tokio Hotel, Green Day, Leona Lewis (tremendo vozarrón) o Foo Fighters, amén del desfile de presentadores: los actores Asia Argento, Juliette Lewis y Jean Reno, los ídolos noventeros Backstreet Boys o la modelo Bar Refaeli.. Y ante todo el momento David -el vigilante de la playa- Hasslehoff, con americana de brillantina, entregando la estatuilla como Mejor Artista Rock a Green Day. Sorpresas te da la vida.

27 septiembre 2012

Katy Perry en la pasarela


Noche de alfombra roja en Manhattan. El Instituto del Vestido, perteneciente al Metropolitan Museum, celebraba, como cada año, su gala. Dedicada a la «modelo como musa», taponó, siquiera durante unas horas, la hemorragia que carcome el tejido de la ciudad. A pesar de la lluvia, los apagones bursátiles, el desplome en las subastas, la contracción del PIB o el paro, Nueva York ponía la vida en el tablero para convocar a una galerna de estrellas. Como en los días del viejo Hollywood, los protagonistas transmitían el mensaje implicito de que, a pesar del diluvio, alguien todavía ondea los estandartes del lujo.

No faltaron, entre otros, Bono, quien descuidó por un día sus humanitarios designios; tampoco Justin Timbarlake, fibroso sueño de adolescentes, que acompañado por una Jessica Biel en rojo sangre subió los peldaños, amparado por el relumbrón de los flashes, con porte imperial. La lista de cantantes se completaba con la talentosa Rihanna y una Katy Perry con telas azules, cortesía de Tommy Hilfiger. «Me siento como Cleopatra», comentó sonriente. Quien fuera durante años zahorí de la moda, reina bravía que oteaba tendencias antes de materializarse, o sea, Madonna, apareció con un dudoso tocado, a mitad de camino entre el Far West y Playboy. Tal vez, comentan las lenguas de tijera de la revista Radar, con la que tiene encima (adopciones frustradas, compra de palacios en Park Avenue, etc.), haya perdido su infalibilidad fashion. Quizá sea un despiste pasajero, apuntan, o es que ya se ha hartado de ser la más lista de la clase.

Quien estaba guapísima fue Hilary Swank, aunque para cronistas como los del Washinton Post el vestido naranja que paseó desmerecía su figura. Guapísima, como un caramelo inoxidable, lucía Cindy Crawford, de azul eléctrico y asomando muslamen, con sello Versace. Compartía firma con otra supermodelo, más joven, Gisele Bundchen, mientras Eva Mendes, pecado moreno, incendió Central Park vestida en plata por Calvin Klein, y la otra Eva, Longoria, paseaba con escote muy sexy y negro ajustado. Los especalistas del guardarropa, los catedráticos de la falda y los entomólogos del cutis ronroneaban de puro placer y los fotógrafos, a gritos, pugnaban por encontrar el perfil soñado de la siguiente guapa. Todo el mundo seguía el desfile con la lengua fuera, apostando por quién sería la más austera, quién la más valiente y quién la más torpe.

En el capítulo de audaces destaca la estupenda Renée Zellweger, que optó por el verde oliva, así como Molly Sims, de dorado, a la que un espectacular bolso de pedrería no sirvió para ocultar su dudoso mini dorado. En rosa, Rosario Dawson. Elizabeth Hurley y Ashley Olsen, más discretas, precedieron a Selma Blair, muy criticada entre las cotorras del ramo por su elección. Como Blair, en negro lustroso, pero más elegante, resplandecía Kate Beckinsale, cuya enorme falda añadía un punto de heterodoxia a la tarde/noche. Kim Raver, actriz de Lipstick Jungle, apareció, también en negro, con un hombro descubierto, al igual que Victoria Beckham, omnipresente en su faceta petarda. La guapísima Brooke Shields ponía el contrapunto sensual a la gran Marisa Tomei, elegantísima de blanco crudo.

Más feroz, Tyra Banks retaba a los fotógrafos posando como un rayo, e Iman, esplendida y susurrante, ejercitaba la rara, por infrecuente, suerte del marketing con alma. Otra antigua diosa del colorín, Helena Christensen, rasgó la alfombra haciendo titilar sus cristales, y Heidi Blum, embarazada, pasmaba a los cronistas con un vestido de J. Mendel que, asegura Joseph Amodio en Newsday, necesitó más un mes para completarse. Michael Kors fue el diseñador elegido por Lauren Hutton, fragante en rojo y negro. La actriz Mary Kate-Olsen, en grises y platas, la pareja formada por Hugh Dancy y Claire Danes, Liv Tyler, Jessica Biel o el actor Bruce Willis añadieron glamour, prestigio, brillo y locura al cante de los muy famosos, de los astros y modelos, sastres y actrices que mezclaron moda y joyas en la jornada en la que el Metropolitan abandona su cara adusta para fregarse con purpurina.

26 septiembre 2012

Katy Perry la reina indiscutible del pop


Enfundada en un minivestido negro, Duffy fue coronada anoche reina del pop británico. La galesa recibió tres premios Brit: el de mejor artista femenina, el de cantante revelación y el de mejor álbum británico por su debut Rockferry. El último lo recogió entre lágrimas. El primero diciendo: «Esto quiere decir que mi madre hizo bien en no tener un niño».

La gala -celebrada como de costumbre en el centro de congresos de Earl's Court-arrancó con la reaparición energética de U2 y se cerró con el dueto de Lady Gaga y los Pet Shop Boys, que recogieron el premio a toda una vida. No fueron por cierto los únicos veteranos de la noche. Paul Weller recibió el Brit al mejor artista masculino y Iron Maiden, sorprendentemente el de mejor banda en directo.

Las categorías internacionales las coparon como de costumbre artistas americanos. Mejor artista masculino fue Kayne West y mejor artista femenina fue Katy Perry, que acudió a la gala engalanada con lentejuelas pese a tener décimas de fiebre.

Presentó la gala una imponente Kylie Minogue, secundada por una pareja de humoristas británicos. Hubo un dueto algo deslavazado de Estelle con los Ting Tings y una actuación plumífera de las Girls Aloud, galardonadas por el codiciado premio a mejor canción del año. Pero lo más celebrado fue de nuevo la interpretación de Duffy, que enmudeció a la sala interpretando su Warwick Avenue, esta vez dentro de un interminable vestido rojo.

25 septiembre 2012

Código promocional Eurekakids

Quise hacerle un regalo a mi sobrina por su cumpleaños  y como no tengo precisamente mucho tiempo para ir de tiendas pedí consejo a una compañera de trabajo y me recomendó Eurekakids y sus códigos de descuento porque decía que tenía buenos descuentos y que no me tendría que preocupar por la tardanza del envío puesto que son bastante responsables y puntuales con su trabajo.

Y así fue, le compré un peluche de un conejito bastante suave del que ahora no se separa ni un instante y una bicicleta de estas que van sin pedales.

A los dos días justo de hacer el encargo llegó el pedido por Seur y como me había gastado más de 90 euros no me costó nada el envío.

La página que tienen es bastante fácil de usar, viene todo muy bien especificado y no te haces un lío como puede ocurrirte en otras muchas, por lo que he podido comprobar a parte de tener productos de marcas muy conocidos tienen otros productos con su propia marca y de buena calidad.

Algo que esta genial puesto que no todas podemos permitirnos pagar ``la marca´´ como pasa en muchas ocasiones. Desde luego que para mí encontrar Eurekakids ha sido un alivio ya se donde compraré los regalos a mis sobrinos sin tener que moverme de casa y además permiten pagar con paypal.

Si estabais dudando si comprar en Eurekakids espero haberos servido de ayuda, son inmejorables.

23 septiembre 2012

Japón tiene que abrir sus fronteras a Europa


La celebración mañana del encuentro cumbre en La Haya entre Japón y la Comunidad, similar al que los Doce realizan con Estados Unidos- y Canadá, inaugura una práctica diplomática de consultás anuales al más alto nivel entre dos superpotencias. La CE entiende sus relaciones con Japón en un sentido estrictamente económico y comercial, mientras Japón desea poner énfasis en estrechar lazos políticos' «con una Comunidad Europea que se está convirtiendo en potencia política», según señaló un portavoz nipón entrevistado por Reuter. Tales diferencias de enfoque, constituirán una barrera psicológica difícil de superar en tan. sólo dos días por el primer ministro japonés Toshiki Kaifu y los representantes comunitarios: el actual presidente del Consejo, el holandés Ruud Lubbers, y el comisario de Política Comercial, Frans Andriessen, también holandés. Los altos funcionarios europeos y japoneses, que trabajan en la redacción del documento que estudiarán ambas partes, no han logrado definir el futuro de las relaciones bilaterales.

Se trata de una cuestión particularmente importante para Francia, país que, de hecho, está protagonizando la mencionada lucha dialéctica con Japón. París aspira a que en la declaración final se contemple un «equilibrio en los beneficios mútuos», queriendo exhortar así a una mayor apertura del mercado japonés. Los japoneses, por su parte, han propuesto la fórmula «acceso equitativo», que no implicaría una restricción de sus exportaciones a la Comunidad. Finalmente, se está discutiendo la expresión «acceso comparable», posible compromiso que supondría una mayor reciprocidad en él intercambio. Sin embargo, en la Cumbre de La Haya serán las cifras, y no las palabras las que resulten elocuentes. 

Los japoneses no pueden ocultar el enorme desequilibrio comercial entre su país y los Doce, que crece a un ritmo exagerado. El excedente comercial nipón con la CE alcanzará los 27.400 millones de dólares en 1991, si la tendencia observada en lo que va de año se mantiene. Las exportaciones japonesas hacia la CE han registrado un alza del 19,9% en el primer semestre de 1991, mientras las compras japonesas a los Doce no han aumentado del 3,3%. Para corregir esa tendencia que empeora las relaciones con sus socios occidentales, la principal arma económica es el ajuste en los tipos de cambio. Los japoneses, reduciendo el problema a un desajuste monetarista, han abogado en la cumbre de los Siete Grandes, en Londres, pára que se alineen los tipos de cambios entre las principales divisas y el yen.

El litigio Japón-Comunidad encierra el ataque sin cuartel que está librando la primera ministra francesa Edith Cresson contra las posiciones japonesas. En declaraciones a la cadena de televisión norteamericana ABC, la jefa del gobierno galo criticó el expansionismo económico japonés, y rechazó «la vida de hormigas», que lleva el pueblo nipón para hacer posible el milagro de productividad. Cresson advirtió que «es posible que la siguiente presa de Japón sea Europa», tras Estados Unidos, país que soporta un importante desequilibrio en su balanza comercial con Japón. Esas duras palabras de la mandataria francesa son reflejo de la preocupación tanto gala como italiana y española frente a la invasión de vehículos japoneses, que se produciría en caso de una apertura total del mercado.

22 septiembre 2012

Bonsais y gardenias para ti


Iberia no good!», «¡Iberia no buena!», suelta a bocajarro como dardo tribal envenenado un japonés rodeado de varios japoneses a un español en el aeropuerto de Milán (5 de junio pasado). Acaba de anunciar Iberia que el avión procedente de Madrid tiene «de momento» una hora de retraso. El español que acaba de recibir este disparo nipón en su orgullo ibero, (los portugueses no cuentan, claro) reacciona. He estado por decirles, ¿Iberia no good? Ustedes de lo que más presumen es de puntualidad, ¿no? Bien y entonces, ¿por qué llegaron tarde a Hiroshima y Nagasaki? ¡Se metieron los bonsais nipones con los sequoias americanos y éstos se los comieron! Este español acababa de desahogarse con otros españoles poniendo «de chupa de dómine» a Iberia cuando se enteró del retraso anunciado. Pero cuando el nipón le disparó el «Iberia no good», su ordenador cerebral activó el densitómetro emocional de las ganas de ganar tribales. El sábado observo a una familia española pegados a la tele, siguiendo con pasión tribal cada paletada de Arantxa Sánchez: «¡Vamos Arantxa! ¡Cómete a la yugoslava! ¡Meriéndatela! ¡Vamos!» 

Cada tanto que gana Arantxa se traduce en una recompensa emocional que cada ordenador cerebral paga puntualmente a todo «hijo de vecino programado con el programa de la eñe y de la paella. Como las hormigas, las abejas y los lobos, todos estamos programados como equipos territoriales en un orden importante de cosas. Cada tanto obtenido por alguna arantxasánchez, algún severianoballesteros, algún cela, algún velázquez, alguna montserratcaballé, algún federicomayorzaragoza se traduce en un salario emocional que nos paga el ordenador cerebral. Cada ataque de cualquier nipón o extranjero se traduce en una dosis emocional amarga que el ordenador cerebral nos hace tragar. De todos los juegos territoriales o tribales, ganar una guerra es el placer más exquisito que el ordenador cerebral tiene reservado a los cofrades de la geópolis vencedora. 

Contemplemos a los aztecas celebrando sus guerras ganadas; miremos a los británicos dando gracias a Dios en la Abadía de Westminster por haber machacado el orgullo de los argentinos; veamos a los ejércitos romanos desfilar y pasar por el arco de la victoria: han machacado el orgullo de cartaginenses, iberos, galos, judíos; sentémonos a contemplar al «Oso del Desierto» desfilar con sus «boys», mientras la supertribu de la Coca y del Patriot jalea: «Bush, Bush, Bush». Nada une tanto a los hormigueros de todos los tiempos como la guerra ganada. No veo en el desfile de la victoria sentados ni a Martin Lutero King ni al Mahatma Gandhi. No están tampoco los padres de los niños que murieron machacados por los patriot. Son unos aguafiestas como Cristo.

21 septiembre 2012

Los kurdos también tienen sus problemas


La democracia llega hasta donde llega el petróleo. Todos los campeones de la democracia, desde Bush a González, se dieron media vuelta en cuanto liberaron los pozos de Kuwait. Lo que ahora está haciendo Sadam Husein (el mismo tirano) con los kurdos, eso parece que constatan que no les afecta. Los kurdos, encapuchados y huidos, raza derribada, sangre aniquilada, sólo han recibido una cortés asistencia humanitaria de las democracias occidentales. 

El secretario de Estado norteamericano, James Baker, ha empezado en Turquía una gira por Oriente Medio y se ha llegado hasta la frontera para observar objetivamente, altruistamente, el curioso caso humano y la vida/muerte de los miles de refugiados kurdos que huyen hacia Irán y Turquía cruzando las aduanas negras del hambre y el frío. Los kurdos están siendo atacados con armas químicas. Su éxodo hacia la nada es observado, ya digo, con imparcialidad científica por los occidentales, como una contienda entre hormigas. Occidente ha aplicado su lupa un momento y nada más. Sólo el Papa ha hecho un llamamiento al mundo. 

Ni la ONU ni EEUU ni Gran Bretaña ni España ni ninguno de los campeones de la democracia internacional y la libertad sobre la tierra tienen nada que decir sobre el asunto. Esto sí que parece que es un asunto interno y un conflicto local. Husein es el mismo monstruo caliente a destruir que hace unos meses se nos explicaba mediante la imagen de Hitler. Husein es el mismo, sí, y ahora está incurriendo en un genocidio clamoroso, pero los kurdos no tienen petróleo, lo que en nuestro tiempo significa que no tienen identidad histórica, no existen, no cuentan, no son el Estado convencional que es Kuwait. 

Del contraste entre ambos conatos, entre las Cruzadas por Kuwait y la curiosidad displicente por los kurdos, se deduce lo artificioso y mentido de aquel fervor democrático, universal y redentorista que no había entrado a todos. La lección final de aquella guerra la estamos obteniendo ahora. Quienes se levantaban todos los días indignados contra Sadam como si fuera el vecino del quinto, quienes vivieron lo del Pérsico como un caso personal, ahora se limitan a hojear desganadamente los periódicos que cuentan esta nueva tragedia. Hemos perdido toda urgencia por eliminar a Sadam de la faz de la tierra, del padrón de la humanidad. Esto de los kurdos es mucho lío y más vale dejarlo. 

Bush se limita a mandar educados observadores y González aún no ha tenido tiempo, hombre, entre vacaciones y terapéuticas, de pronunciarse sobre el caso. La gran ordalía democrática de hace pocos meses no ha dejado rastro en los bolsillos forrados de nuestra conciencia de campeones de la libertad y de la cosa. La democracia, ya digo, ajusta sus mapas a los del petróleo, y más allá principian la tierra incógnita, las tinieblas exteriores y los conflictos locales. De eso ya no podemos ocuparnos, que es que tampoco se puede estar en todo, coño. Husein ha dejado de ser ese cruce de Hitler y Satanás que Occidente quería exorcizar. 

El sol de este fin de siglo es el petróleo, o sea el sol que más calienta. El holocausto kurdo sí que nos permite ahora recordar el holocausto judío, pero la gente es que anda muy a sus cosas, hombre, y a Pérez de Cuéllar no le ha pegado ningún telefonazo Bush para que plantee el tema al más alto nivel ético internacional. Ahora es cuando somos todos culpables de los pecados de Husein, pero ya habíamos purgado nuestro corazón en la Cruzada a los Santos Lugares del Petróleo. El enemigo planetario de ayer, el tío de la boina, ocurre que sigue ahí matando gente, pero ya le hemos perdonado. Desde Grecia hasta hoy la democracia se ha extendido algo, pero no más allá de las rutas del petróleo. Como hubiera dicho Galbraith, a lo mejor es que los kurdos sólo cultivan tapioca.

20 septiembre 2012

La guerra inevitable


Algunas compañías españolas han paralizado sus acciones publicitarias con motivo de la guerra del Golfo Pérsico. Turespaña, dependiente de la Secretaría de Estado de Turismo, e Iberia se encuentran entre ellas, según informaba recientemente el semanario Anuncios. Otras, como Coca Cola, han decidido alejar sus spots de aquellos bloques informativos y programas especiales sobre el conflicto. El hecho de que nos encontremos en los meses más débiles del año, publicitariamente hablando, no permite saber por el momento a los directivos de las agencias si el fenómeno de anulación de campañas se ampliará o no en los próximos meses. Además del coste extraordinario ocasionado por el despliegue informativo, las empresas de comunicación -y sobre todo las cadenas de televisión- comienzan a evaluar las pérdidas como consecuencia de la suspensión de campañas de publicidad.

Se calcula que los ingresos de las tres cadenas de televisión norteamericanas se han reducido, desde agosto, en unos 100 millones de dólares (es decir, casi diez mil millones de pesetas). No sólo hay anunciantes que se oponen a que sus productos se relacionen con imágenes de la guerra, hay, además, sectores económicos a los que el conflicto afecta de una forma más directa, repercutiendo a la vez en su comportamiento publicitario. Entre los primeros, en el caso de Estados Unidos, se encuentran compañías como Kodak, Procter & Gamble, Sears o PepsiCo. Las líneas aéreas, por su parte, son el máximo exponente de los segundos. 

Para qué hacer publicidad -se preguntan los responsables de las compañías de aviación- cuando el público huye de aeropuertos y aviones por temor a los atentados terroristas. Junto a las líneas aéreas, compañías como Cadbury, en el Reino Unido, han retirado sus campañas. El fabricante británico de chocolates consideró que la utilización de hormigas-soldado, como las que aparecían en su última campaña, no constituía el recurso creativo más adecuado para el ambiente bélico del momento. La cobertura del conflicto y sus efectos, sin embargo, no afectan a todos los medios por igual y existen algunos que, según publicitarios citados por Financial Times, saldrán beneficiados. Esto sucederá con revistas como Tirase o Newsweek, cuya difusión se incrementa notablemente en tiempos de crisis, aumentando de paso su interés para los anunciantes. Para las cadenas de televisión, sin embargo, el abismo creciente entre gastos e ingresos no hace sino ahondar en la crisis abierta hace algunos años con la pérdida de interés desde un punto de vista publicitario.

En Estados Unidos, los programas de máxima audiencia de las tres grandes cadenas (ABC, NBC y CBS) perdieron casi un 30% de su público a lo largo de los años ochenta. La expansión del vídeo y de la televisión por cable fueron la causa. En el caso de España, está sucediendo un fenómeno similar, si bien los condicionantes son distintos. Así, los tiempos en que TVE alcanzaba coberturas del 80% pasaron a la historia, como consecuencia de la expansión de la oferta televisiva, aunque, según los últimos datos disponibles, la inversión en el medio sigue creciendo. Pero la guerra no es la única causante del periodo de incertidumbre que vive el sector publicitario. La recesión económica, anunciada desde hace meses, había comenzado a contraer las inversiones en promoción y publicidad de algunos anunciantes. Eso habían hecho ya Iberia y Repsol, entre otros, con sus presupuestos de patrocinio deportivo. Mientras que las líneas aéreas decidieron retirar su presupuesto de un desafío entre Ben Johnson y Carl Lewis que tendría lugar en Sevilla, la empresa petrolera abandonó su proyecto de patrocinar la Antorcha Olímpica en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

19 septiembre 2012

Carnavales para la paz

«¡Pues este carnaval es como los de antes!», dijo una señora aferrándose a su abrigo de piel. «Sí, y hay muchos menos petardos, que siempre es de agradecer», comentó la amiga. Y es que ni la guerra del Golfo, ni la gélida tarde, ni la llovizna que empezó a caer sobre Madrid, ni las excesivas medidas de seguridad pudieron enfriar el Gran Desfile de Carnaval, seguido por miles de madrileños. Las alusiones a la guerra se redujeron a un soldado con máscara antigás, casco y un subfusil en ristre que encabezaba el cortejo, y a alguna paloma de la Paz suelta. Dos borriquillos, bautizados como Sadam y Bush, fueron calurosamente aplaudidos. Más, incluso, que la musa Miriam Díaz de Aroca, que ya es decir.

El frío que ayer hacía en la capital heló más de un espíritu carnavalesco. La animación de las comparsas (la Escuela de Brasil no paró de moverse) contrastaba con la parsimonia de los miles de madrileños que siguieron el desfile desde el Paseo de la Castellana hasta la carroza de Cibeles. Demasiada distancia entre el calor del público y los desplantes. La lentitud con la que se movían en algunos momentos se asemejaba más a una procesión que a un desmadreo propio de la fecha. El gran lujo y despliegue de medios de algunas comparsas destacaba con la sencillez y la crítica ácida de otras: «Cambio choza en buen uso por vivienda social». Los patinadores callejeros campeaban a sus anchas, y las hormigas atómicas hacían buenas «migas» con las tortugas Ninjas. Por Marqués de Riscal, las «chicas» de la zona se confundían entre las formas y colores del desfile.

A ritmo de pitos, sambas, charangas y algún que otro pasodoble, bajo una lluvia de confetis y serpentinas, el Desfile siguió, sin incidentes, su lento caminar. Cualquier cosa servía a la imaginación de los madrileños para disfrazarse, hasta una caja de cartón con dos agujeros. La otra cara de la moneda la pusieron los sufridos automovilistas, atrapados en otra canción de pitidos y bocinas. El centro de la ciudad y algunas calles, como José Abascal, Puente de Nuevos Ministerios, Francisco Silvela y casi todos los accesos al Paseo de la Castellana, estuvieron bloqueados toda la tarde. Asimismo, la mañana de ayer, se celebró en la Plaza Mayor el concurso de Chirigotas y Comparsas, donde la estrella fue Alfonso Guerra y su reciente dimisión.

18 septiembre 2012

Hay cosas que son inevitables


Todo el mundo dice que quiere la paz. Los estudiantes quieren la paz. Los sindicatos quieren la paz. Los intelectuales quieren la paz. Las madres quieren la paz. Los creyentes quieren la paz. Incluso los políticos y los gobiernos que se han preparado para esta guerra dicen, hasta el último momento, que quieren la paz. Y, sin embargo, habrá guerra. Si no es ésta y no es ahora, será otra y será más tarde. 

Como escribe Mauricio Maeterlinck, en La vida de las hormigas, que acabo de leer, «no es lo que se dice o lo que se piensa lo que más hondamente actúa». Maeterlinck, en su estupenda obra, estudia con minuciosidad el comportamiento bélico de estos insignificantes himenópteros, tan parecidos a los hombres, y dice: «Las hormigas son, por lo general, pacíficas. Evitan las violencias innecesarias. 

Pero hasta la forma de su civilización, más refinada, incita, casi de modo irresistible, a las más inteligentes, a llevar la guerra al territorio de otras hormigas». Y añade: «En esto es en lo que se parecen extraordinariamente a las más culminantes civilizaciones, como si la moral de la Tierra, de la Naturaleza, de la Providencia, o del espíritu del Universo quisiera, a falta de cosa mejor, que fuera así». ¿Por qué no es posible ahora la paz ni lo será, probablemente, nunca? Básicamente, por dos razones: primera, por el hondo arraigo en el hombre del sentimiento de propiedad (hacia las cosas) y de posesión (hacia las personas), conciencia que funda el poder y que genera afectos y deseos que mueven a defender lo que se quiere como propio y a obtener lo ajeno que se codicia. 

Y segunda, la existencia ineludible hasta hoy de la nomenclatura moral del Bien y del Mal, formulación que consagra todo antagonismo. El hombre, instalado en una cultura subjetiva del Bien, no tiene más remedio que combatir, en lo otro o en el otro, el Mal, que, naturalmente, no es algo estático e inerte, sino que aparece ante nuestros ojos como fuente y causa activa de todo lo malo, y como tal, y como parece lógico, debe ser anulado. Desgraciadamente, el pacifismo, como prédica de un repudio de la violencia, carece, pese a los indicios, de futuro, porque está trabajando sobre los efectos y no sobre las causas. Es más, como los antitérmicos, puede tener el negativo resultado de enmascarar el síntoma sin actuar sobre la enfermedad. El pacifismo, para llegar a buen fin, tendría que trabajar en la volatilización de la idea de propiedad y en la eliminación del maniqueísmo del Bien y del Mal. 

Ahora bien, ¿puede existir una sociedad despojada de la conciencia de lo propio -empezando por el territorio- y una civilización que renuncie a la idea del Bien y del Mal y, por tanto, a la ley y al castigo? La respuesta es, hoy por hoy, que no. Por ello, aunque todos digamos y pensemos que queremos la paz, esta guerra o las siguientes son inevitables.

Burgueses y nacionalistas


Historias de burgueses del siglo XIX nos habían dicho al estudiar los nacionalismos, con esa miopia de los marxistas al interpretar la biblia de Marx. El Estado era todo y debía ser aún más todo para que la clase obrera se emancipara y pudiera instaurarse en el milenio de la felicidad y la justicia. Los nacionalismos eran un sarpullido, el sarampión latente heredado de las monarquias absolutas y que sólo en el Estado proletario podían tener una cura definitiva. Después nos enseñaron que los nacionalismos eran los espíritus vengadores, los viejos fantasmas familiares del rencor y la mezquindad, y un poco más tarde que los nacionalismos eran la enfermedad infantil de Occidente. 

Hoy, que nos hemos vuelto escépticos, heterodoxos, cínicos, descreidos, ateos de misticismos políticos, descubrimos y nos descubren que los nacionalismos son uno de los últimos ejercicios de libertad a los que se puede acceder, tanto en Orienté como en Occidente. Desde la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas hasta la España de las autonomías. Ser, hoy, nacionalista es querer ser libre y solidario con los que tambien quieren serlo e incluso con los que aún no lo tienen nada claro y suspiran -con suspiros prestados- por un Estado unificado y todopoderoso que les acoja de la mañana a la noche y a cambio de unas pocas monedas les resuelva el duro, fatigoso y molesto trabajo de pensar y comprender el mundo. Por esas sencillas razones el nacionalismo es igual en Armenia que en Córcega o Cataluña. O si se quiere, igual en Polonia que en Irlanda del Norte o Euskadi. 

El nacionalista que cree en la libertad debe creer necesariamente en la vida y no en la muerte. La violencia que mata es la antítesis de su norma política y de su ética personal. Comprender y alentar a los polacos, a los letones, a los armenios y no comprender y alentar a los mexicanos respecto al gran patrón del Norte o a los norirlandeses respecto al gobierno de Su Majestad británica, es, en el fondo, una enfermedad. La misma y terrible enfermedad que nos hace a los españoles no comprendernos entre nosotros al hablar de vascos, catalanes, gallegos o andaluces. El nacionalista no quiere destruir el Estado, tal vez si un determinado tipo de Estado: El Estado salvador, utilice el salvavidas que utilice. El Estado montado en torno a una idea monopolizadora del pensamiento y la acción política. 

El Estado nacido, criado y hasta ingresado en una residencia de la tercera edad, hijo clónico de la Monarquia absoluta. Los nacionalistas somos todos nosotros, no los que llevan siempre en el bolsillo el decálogo de la intolerancia y la muerte, los sicarios del horror del Estado absoluto, herederos de la rígida ortodoxia de la autoinmolación.

Código promocional Photobox

Me he hecho varios álbumes de fotos aprovechando los códigos de promoción de Photobox y todos han quedado geniales, tengo familiares y amigos que también lo han usado y todos coinciden en lo mismo, la originalidad de los productos, la buena calidad y lo puntuales que son con la entrega.

Tienen bastantes cosas donde elegir, yo personalmente aparte de los álbumes encargué un lienzo con la foto de mis dos hijas que ahora preside el salón.

Por lo general cuando alguien viene a casa me preguntan donde lo he conseguido, yo os lo recomiendo encarecidamente, vais a quedar muy contentas y bueno, sino quedáis satisfechos os reembolsan el dinero sin problemas.

17 septiembre 2012

AQUÍ está el VÍDEO de Olvido Hormigos Carpio

Se ha convertido en todo un fenómeno en este país, todo el mundo quiere saber de la Hormigos, todo el mundo ha escuchado hablar de ella por la tele y tienen noticias de la concejala hasta la saciedad, pero lo que realmente quiere la plebe es ver el vídeo, pues nada aquí lo tienes, te lo puedes >>>DESCARGAR también.


16 septiembre 2012

La policía y los gal

La sentencia dictada el pasado viernes por un tribunal lisboeta, en la que se absuelve a cinco mercenarios, considera probado que la DINFO (Dirección de Información del Estado Mayor del Ejército), informó con antelación a los servicios policiales españoles y franceses sobre los dos atentados que iban a cometer los GAL en Bayona y San Juan de Luz los días 8 y 13 de febrero de 1986. Los tres magistrados que formaron el tribunal fueron Ricardo Cardoso como presidente, José Freitas Rangel, vicepresidente y Joaquím Caramelo. El fallo absolvió a los mercenarios Jean Philippe Labade, Mario Correira Da Cunha, Antonio Wolfango Macedo, Antonio Cisneiros Ferreira y Rogerio Carbalho Da Silva de su participación en los citados atentados, en los que resultaron heridas graves seis personas, entre ellas dos niños.

Freitas Rangel y Caramelo votaron a favor de la absolución y el presidente del tribunal, Ricardo Cardoso, emitió un voto reservado que criticaba con dureza la absolución. La sentencia considera probado que el subcomisario José Amedo y el inspector Michel Domínguez viajaron a Portugal para contratar a los mercenarios; que los servicios de la DINFO, que estaban al tanto de los acontecimientos, informaron a España y Francia sobre los planes que se tramaban; que tres de los mercenarios viajaron hasta España junto a Amedo y Domínguez y que los acusados pensaban en todo momento que iban a efectuar un trabajo para las policías española y francesa. 

Pese a estas consideraciones, el tribunal absuelve a los cinco mercenarios señalando que la fiscal María José Rola no ha podido demostrar la existencia de los delitos. Ricardo Cardoso, en su voto reservado señala que existen «fuertes contradicciones. Si el tribunal da como cierto que policías españoles viajaron a Portugal, contrataron a los mercenarios y les llevaron a España; si existen declaraciones de los acusados reconociendo que dispararon a tres metros de distancia, provocando heridos de mucha gravedad, es incomprensible que se dicte una sentencia absolutoria». Para el presidente del tribunal, otra contradicción es «que se considere que no existe pertenencia a un grupo terrorista, cuando los acusados fueron condenados en 1987 en Viana Do Castelo por este delito, habiendo sido confirmada esta sentencia por dos tribunales superiores.

Creo que se ha producido una violación de la ley, una violación de un caso ya juzgado y ello pone en cuestión la aplicación del derecho». «La afirmación -añadió Cardoso- de que pensaban que estaban actuando por cuenta de la policía de España y Francia no les exime del cumplimiento de la ley, que debe ser igual para todos. Que una persona actúe en esas condiciones no significa que no cometa un grave delito». Una de las claves del juicio que ha dado origen a esta sentencia fue que durante la vista oral no declararon el ex jefe del Estado Mayor general Lemos - Ferreira, y los ex responsables de la DINFO, el comandante Pedro Serraras Duarte y el teniente coronel Fernando Silva Ramos. Estos dos últimos se acogieron al secreto de Estado para no declarar y señalaron al tribunal que los datos que quería conocer se los preguntara al primer ministro.

El ex general Lemos Ferreira, ya jubilado, el mismo día que tendría que haber comparecido ante el tribunal mantuvo una entrevista con Mario Soares presidente de la República, según Ferreira «por motivos personales. Nuno Godinho Da Matos, abogado de Labade, ha recurrido al Tribunal de Apelación de Lisboa. El letrado considera que Labade, al haber manifestado en su día que aceptaba la extradición, estaba dando conformidad a cumplir una pena de prisión perpetua que tiene pendiente en Francia, «lo cual va en contra de sus intereses». Según fuentes judiciales lisboetas, es poco probable que sea extraditado, «ya que no es costumbre en nuestro país concederlas cuando se trata de penas como la de cadena perpetua, que no existen en nuestra legislación».

El pueblo contra la democracia


Con este título, un tanto escandaloso, acaba de publicar un interesante ensayo el hispanista francés Guy Hermet. El resumen de su tesis es muy simple. A escala mundial tan sólo un puñado de pueblos gozan del privilegio de tener regímenes democráticos. Pero entre ellos no se han contado las que hipócritamente se han llamado «democracias reales, acusadas de no ser en el fondo otra cosa que la remodelación del eterno dominio de los gobernantes sobre los gobernados». 

Pero el escándalo no se cifra aquí. La pregunta que se hace Hermet es escalofriante, o sea: ¿y si hubiera que invertir las cosas? ¿Si los defectos de la democracia no se sitúan tanto en la cima del poder democrático cuando más bien en su base popular? Estos pueblos, mimados por los dirigentes que los lisonjean ¿tienen realmente sentido democrático? ¿No ha actuado demasiadas veces el pueblo contra la democracia, la tolerancia, la libertad y el sentimiento de responsabilidad? ¿No ha apelado, con sus votos, a dictadores? Realmente el furor de las turbas «revolucionarias», que ahorcaban a los aristócratas y aterrorizaban a los burgueses, ha hecho dudar en su momento de la virtud política de las masas. Los mismos filántropos que animaron y estimularon los comienzos de la explosión democrática llegaron a comprobar -casi siempre más tarde de la cuenta- que no era el pueblo el que elegía a sus representantes, sino que más bien éstos se hacían elegir por aquél.

Como buenos aprendices de brujo se relajaron al constatar que ya no había motivos para tenerle miedo al pueblo. Y así el mismo Marx y sus continuadores denunciaron la hipocresía de las elecciones que no hacían más que secuestrar y confiscar la voluntad popular. Todo esto demuestra que los aires de libertad que aparentemente implica la democracia no son auténticos, sino puramente formales. 

15 septiembre 2012

La pasarela Gaudí hombre no descansa


En la pasarela de moda Gaudí-Hombre también se presentaron colecciones más comerciales, aunque siempre dentro de las tendencias de futurismo urbano con ligeros toques internacionales. Otro de los diseñadores que participaron fue José Tomás presenta una colección equilibrada y comercial, con el claro objetivo de vender, sin por ello abandonar la observación de las tendencias. Mezclas de tejidos, acortamiento de chaquetas y gabanes, prendes parcheadas y colores naturales, oscuros y profundos: verde, barro, canela, ocre. 

Cuidando mucho los detalles, José Tomás apuesta por el estilo sport, aunado a la silueta idealizada y constructivista de la revolución soviética. Chu Uroz, diseñador de la firma Armand Basi, ha creado una colección para hombres que corren locamente hacia el futuro, encajados en la carrocería de su Harley Davidson. Grabados conceptuales sobre chaquetas de cuero, indicando velocidad; relieves gráficos sobre el punto, recreando estructuras mecánicas; y parches pespunteados en perfectos círculos concéntricos, denunciando el vacío. Algo tiene Armand Basi de la inmaculada y metálica cualidad física de los personajes de Star Trek. 

Sus colores, azules y verdes gélidos, dan la sensación de limpieza obligada para viajar por el espacio. Sus bordados y relieves gráficos son secas llamadas de atención al ornamento excesivo. Contra Mad Max, Armand Basi. La Luada, agrupación de seis diseñadores gallegos, ofrece un desfile colectivo, donde, a través de las colecciones diferenciadas, se plasman las cuatro tendencias generales: romanticismo urbano, militarismo constructivista, futurismo interestelar y ecología. Uno de sus diseñadores, Gene Cabaleiro, presente además un desfile monográfico, el desarrollo de su colección, barroca, fantasiosa, e inspirada en la Rusia zarista. 

Fuera del contexto de la pasarela Gaudí, Pepe Reblet lanza su coleción «Señorío Mestizo». La voz de Camarón de la Isla se alterna con el pop californiano, acompañando los pasos de unos modelos arrogantes, sureños, entre chicanos y gitanos. Su colección, un auténtico alarde, muy bien hecho, de mestizaje de tendencias, tejidos, colores e imágenes. Vivos, ribetes y botones de ante para trenkas y chaquetas; prendas exteriores en tejido de punto combinado con lana, pana, o piel acolchada; camisas con pespuntes, en shantugn de seda, o de punto rayado; todo ello, combinado con esmero para crear una imagen de dandismo chicano y fuera de la ley, perfectamente confeccionado para los bajos fondos de los barrios altos. El Salón Gaudí-Hombre expone en sus stands ochenta y seis firmas nacionales y dieciséis extranjeras, previamente seleccionadas según un criterio alto de calidad y diseño. 

Organizado por la Fira de Barcelona, y patrocinado por la Generalitat de Cataluña y el ICEX, su prestigio ha ido en aumento desde 1984. Su público, que apoyó a la industria de la confección, a través de la exigencia de incorporar calidad al producto nacional, mantiene vivo al sector.

La fiesta se terminó


La undécima edición de Juvenalia, que hoy concluye, ha alcanzado los objetivos previstos: medio millón de personas, aproximadamente, han visitado los 28.000 metros cuadrados dedicados a la juventud en el recinto ferial de la Casa de Campo. Se han cumplido así las estimaciones sobre asistencia de público hechas por la Comunidad de Madrid antes del comienzo de la feria. Imposible calcular el número de niños que han asistido. Miles y miles de ellos han revoloteado asombrados durantes estos días por los distintos pabellones. Y han lamentado que la fiesta acabe tan pronto. La jornada inaugural del 20 de diciembre, por aquello de la expectación ante lo nuevo, es la que contó con mayor afluencia de visitantes, sobre todo de pequeños. Los colegios, que celebraban así el comienzo de las vacaciones navideñas, fueron los principales asistentes en este primer día de de la feria. En los nueve días siguientes, los visitantes han sido, en su mayoría, familias.

Ni la ausencia de un transporte público que permita acceder con facilidad y rapidez al recinto ferial, ni las inclemencias climatológicas, evitan «la invasión de las hordas infantiles». Padres, madres o incluso algún que otro abuelete, deciden sobrellevar como pueden, las vacaciones escolares y «abandonarlos» en el gran recreo de IFEMA. El certamen ha supuesto un desembolso de 450 millones de pesetas. Una parte del presupuesto, unos 50 millones, ha sido financiado por la Comunidad de Madrid. Juvenalia, que este año se ha desarrollado entre el 20 y el 30 de diciembre, ha sufrido un traslado de fechas respecto a otros años, aproximándola así, a las vacaciones escolares. La posibilidad de una ampliación del calendario para próximas ediciones es, como afirma un portavoz de la organización, impensable, «debido al elevado presupuesto diario. Necesitamos para la puesta en funcionamiento 45 millones de pesetas al día».

En cualquier certamen hay siempre horas bajas, y aunque la primera impresión es que en Juvenalia no se cumple ésto, de 1 a 4 de la tarde, se observa un descenso en la asistencia de público. Los niños están en los aledaños del recinto, bocadillo en ristre. Es la hora de comer. Este año se ha reducido la participación de las empresas privadas. Ha sido menor que en anteriores ediciones. Como afirmó el Presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, el día de la inauguración, «esto no es una feria comercial y, como es evidente, las empresas privadas o semipúblicas, no han venido aquí a vender». Pero son los estands de algunos expositores privados, como «Banesto con aventura 92», los que ofrecen mayor atractivo para los niños y adultos. A más de uno le hubiera gustado colarse entre los chavales para convertirse por unos minutos en Tarzán y, con el taparrabos incorporado, agarrar una liana y recorrer una selva amazónica de unos 75 metros cuadrados.

«¡Pero si este tío está salido!». Esta exclamación no se ha escapado de la boca de una víctima de la prepotencia masculina, ni es la respuesta a uno de los típicos-tópicos piropos españoles. Es la expresión verbal de la sorpresa y fascinación que produce mirar una holografía y ver que en la superficie plana no hay nada. Sin embargo, sobre ella crece, tridimensionalmente, una cabeza humana, con todos y cada uno de sus relieves. Las holografías forman parte de la muestra de cultura y folclore que la Unión Soviética, como país invitado en esta edición, ha cedido para su exposición en el pabellón 12 del Recinto Ferial. Si la perestroika ha supuesto una revolución para los países del Este, las holografías han revolucionado a los pequeños visitantes de Juvenalia.

14 septiembre 2012

Saturno se zampa a sus hijos


Cuenta esta novela los intensos y fugaces amores entre Luis, un marino viudo y a punto de cumplir los cuarenta, fascinado por Saturno, y Maite, una enfermera de 30 años, separada, a la que una aburrida noche conoce en un bar, cuando está a punto de volverse a embarcar, y a la que acaba identificando con el planeta. 

A partir de entonces, el mundo del marino -el telescopio por el que observa a Saturno, la cuadrilla, la familia, la mar...- se vuelve insignificante, pues Maite representa el futuro. La tragedia del protagonista consiste en que mientras él cavila y contempla el planeta, la realidad le toma casi siempre la delantera. Tras conocer a Maite y decidirse a llamarla, ella aparece sorprendentemente, cuando decide abandonar la mar lo mandan al paro y tras tomar la decisión de casarse con Maite/Saturno ella lo abandona porque no ha sido capaz de dejar la bebida. 

Saturno, una vez más, acaba «devorando» a los suyos: el protagonista parece ser Luis pero es Maite la que lleva la iniciativa de la acción. De su anterior novela, ¿Por que Pampox? (1.986), elogiamos la sabia mezcla de patetismo y ternura, el ritmo cadencioso de la prosa y el hábil triángulo que urde la autora para mostrarnos la intensidad del amor, el desamor y la lucha entre el reivindicar y el vivir. En Saturno todo parece quedar en embrión y uno tiene la sensación de que a la historia le falta intensidad, que el material no está aprovechado del todo. Arantxa Urretabizkaia ha elegido para sus relatos una dimensión compleja, que va más allá del cuento y quizá no acaba de ser una novela. 

Y no me refiero, por supuesto, al tamaño del relato, sino a lo que se cuenta, al ritmo de la prosa y a la utilización del lenguaje. Esto que en su anterior relato estaba bien solucionado, aquí no encaja. Por ejemplo, el «motivo» de Saturno no funciona del todo y la versión castellana (de Maite González y la autora) cojea más de lo debido.

13 septiembre 2012

Vuelos baratos Vueling 207

Esta medida de la que hablamos empezará a tener vigencia a partir del 18 de septiembre del 2012, con lo que supone toda una demostración de confianza clara de la compañía; en el aeropuerto almeriense, situado en el pueblo de El Alquián desde que se instaló en él a finales de marzo.

Es cierto que hasta este momento había vuelos baratos a Almería desde la ciudad condal todos los martes, miércoles y domingos.

Los días que ya han previsto para incrementar dicha oferta son los lunes y viernes, con salidas de El Prat a las 11:20 y 13:15 respectivamente... mientras que los horarios de regreso desde Almería serán los mismos, las 12 y 25, excepto los domingos, en que la hora queda establecida a las 10 y 20.

Los almerienses estarán contentos ya que precisamente la comunicación por autovía, avión y tren no es su fuerte, no así las hortalizas, pero claro, estas se desplazan en camiones mayormente.

Las noticias que van llegando sobre nuevas rutas de Vueling y el aumento de frecuencias no tienen porque ceñirse solamente a la época estival, aunque bien es cierto que es lo más habitual.

Pero en cuando surgen anuncios como este. Y es que siempre ofrecen diferentes ofertas y algún que otro código promocional Vueling a las que se puede echar mano.


Vueling se ha propuesto incrementar las frecuencias de la ruta entre Almería y Barcelona, a día de hoy opera con una periodicidad de tres viajes para cada sentido a la semana, pues ahora pasa a ofrecer otros dos más para alcanzar un total de cinco viajes semanales.

La sonda Ulises ya va por el polo sur del Sol


Ocurrió el pasado martes día 13 entre las 12 y las 13 horas, según el horario continental europeo. Un ingenio humano, la sonda Ulises, se situó en 80 grados, 2 minutos latitud sur del Sol. Esto es, lo más próximo al polo sur que ha estado la Humanidad.

Ayer, en el Centro Tecnológico de la Agencia Espacial Europea (ESTEC) apenas se habló de ello. Hubo incluso que pedir confirmación de la fecha prevista y hora precisa. Los científicos contaban con ello y con la puntualidad del viajero Ulises que ha hecho 2.000 millones de km. desde su lanzamiento el 6 de octubre del 90. Para ellos, este detalle era tan poco importante como un vulgar récord deportivo.

La reunión informativa de la sede de ESTEC en Noordwijk (Holanda) estaba enfocada no a celebrar que hemos llegado allí sino a contar (algo) de lo que Ulises ha visto y transmitido.

Sinopsis: Ulises certifica la existencia de dos tipos de vientos solares, revela novedades sorprendentes en el campo magnético solar y descubre que el «embudo» de rayos cósmicos sobre los polos solares no es tal.

Antes de hablar de ello vamos a presentar a nuestro viajero. Ulises no es el ingenio humano que más se ha alejado de la Tierra. No hay récord por este lado.

EL PLANO ECLIPTICO.- Sin embargo, ha logrado algo más importante en su viaje espacial: navegar fuera del plano eclíptico en el que se inscribe el movimiento de traslación de los planetas. Para ello, se dirigió primero hacia Júpiter, para catapultándose en la gran fuerza gravitatoria de ese gigante, navegar hacia la perpendicular del polo sur solar donde ahora se encuentra.

Nuestro enviado espacial es hijo de la Agencia Espacial Europea y de la NASA americana que se han repartido su construcción, las funciones, y el presupuesto (casi 17.000 millones de pesetas hasta 1995). Pesa 370 kilos, navega a 11,4 km por segundo y transmite 60 millones de informaciones diarias que son recibidas durante 8 horas diarias por las estaciones de seguimiento de la NASA. Fueron también los yanquis quienes lo llevaron al espacio en las bodegas del Discovery.

La aportación española se concreta en una de las antenas de siete metros y en el brazo desplegable que lleva uno de los 2 magnetómetros. Son «made in» Sener, la firma vizcaína de ingeniería.

Esta semana, en esta localidad ventosa de la costa holandesa, científicos de varias nacionalidades -ninguno español- han trabajado poniendo en común sus conocimientos a la luz de los nuevos datos transmitidos por Ulises.

Las presentaciones de ayer hablaron de los largos años de dificultades políticas para poner en marcha el proyecto y del buen entendimiento entre científicos de ambos lados del Atlántico. Luego vinieron las revelaciones. EL MUNDO contó con la colaboración paciente de Peter Wenzel, jefe de la división Sistema solar de la ESA, para «interpretar» las novedades.

Primera novedad. Hay dos clases de viento solar. Hasta ahora se sospechaba pero ahora Ulises lo ha confirmado. Estos vientos están compuestos de hidrógeno y helio, algo que también era conocido. Ulises ha descubierto que en el viento solar rápido existen elementos más pesados como magnesio y hierro en sus formas gaseosas.

Este viento rápido, según Ulises, circula a 775 km por segundo, casi el doble que el llamado viento lento que lo hace «sólo» a unos 400 km por segundo. Además, el viento rápido que se origina en los polos sigue trayectorias más sencillas que el lento, de procedencia ecuatorial.

La clave está en las diferencias de temperaturas en sus zonas de origen. El viento rápido procede los polos que están mucho más «fríos» (un millón de grados) que la zona ecuatorial, dos millones de grados.

Bien, ¿y esto qué significa? Debe usted saber -contesta el experto- que el viento solar afecta a la Tierra. En dos palabras, el campo magnético de la Tierra es un «escudo» para el viento solar. Cuando éste sopla más fuerte, se reduce. Esto supone cambios en la ionosfera lo que, a su vez, perturba las comunicaciones por radio. También afecta a las centrales eléctricas próximas al polo norte magnético, por ejemplo, las de Canadá.

UN LARGO VIAJE.- Y, bastante más, a los viajes espaciales. Así que los avances que, a partir del Ulises, pueda hacer el hombre en el sentido de predecir qué hace el Sol, serán una de las consecuencias prácticas de este largo viaje.

Segunda novedad. El campo magnético solar no es lo que parecía. Es más débil de lo previsto en los polos y presenta ondas contínuas y de periodo largo. Lo siento, no hay explicación; los científicos no saben qué significa esto. Esperan que el paso de Ulises cerca del polo norte solar, previsto para el año que viene, les ayude a comprender el fenómeno.

Para hacernos una idea de la importancia que tiene esto conviene explicar que el campo magnético del Sol cambia cada 11 años (el de la Tierra, cada mucho más, un millón de años, por ejemplo). Los científicos no saben porqué. Lo que sí parece es que éste cambio causa los cambios de temperatura de nuestra estrella, lo que, a su vez, motiva los cambios de vientos.

Por ahí van a ir los tiros de las próximas «pasadas» de Ulises. Tercera novedad. El «embudo» (funnel) de rayos cósmicos de los polos solares no es tal. Es decir, las regiones polares de la heliosfera están mejor protegidas de lo esperado contra los rayos cósmicos.

Traducción. La Tierra tiene un diámetro de 12.000 kilómetros y un campo magnético de 60.000 kms. El Sol mide un millón y medio de diámetro y su campo magnético debe de tener un final que podemos situar en mil millones de kms. Heliosfera es el área de influencia del viento solar.

Hasta ahora, siguiendo probablemente el modelo terrestre, se suponía que había un «embudo» sobre los polos solares que permitía el acceso de los rayos cósmicos, esto es de iones con una energía un millón de veces mayor que el viento solar y que viajan mil veces más rápido que dicho viento. Estos rayos proceden, por ejemplo, de las supernovas. Ulises ha dicho que las regiones polares tienen mejor protección de lo esperado. Y conviene fiarse de alguien que transmite tal volumen de información.

Ulises ha viajado mucho pero no está cansado. El año que viene pasará cerca de la vertical del polo norte solar. Su misión termina ahí aunque los científicos buscan prolongarla. El problema no es la sonda espacial en sí misma sino mantener activos los equipos técnicos y humanos que interpretan en la Tierra sus noticias. Hasta ahora, las principales novedades proceden de que hemos sacado una foto al Sol desde un plano distinto, desde el polo sur, fuera del plano eclíptico. El siguiente paso consiste en fotografiarlo en otro momento. Por ejemplo en el 2000 y en 2001 cuando Ulises puede darse otras pasadas por el polo norte y el polo sur solares, respectivamente. ¿Por qué? Porque ese Sol será muy diferente al de hoy, según Peter Wenzel.

12 septiembre 2012

John Toshack un rayo de luz


John Toshack culminó una semana de despropósitos, declaraciones a medias, puyitas a los jugadores y demás, despachándose a modo contra su equipó en la sala de prensa del estadio de Vallecas. Tuvo un par de frases de aquellas que le hicieron famoso en San Sebastián y, en el fondo, trató de quitarse de encima la responsabilidad de un equipo que no acaba de funcionar como lo hacía otros años. 

El galés afirmó que había sudado mucho más en el banquillo que muchos de sus hombres en el terreno de juego y que le importaba poco lo que hubiera hecho el Atlético de Madrid, porque él gana su «pan y mantequilla» en el Real Madrid. Del turrón, golosina tópica con que se recuerda a los entrenadores que no van a llegar a Navidades, no dijo nada. Quizá Toshack tuviera razón en algunas cosas, pero le faltó valentía para señalar nombres concretos. Dejó caer que varios futbolistas, ayer titulares, han jugado con él en dos meses mucho más que con Beenhakker en un año. 

Y lo que dice es verdad. Resulta imperdonable que jugadores jóvenes, que tienen pocas oportunidades en un conjunto al que es casi imposible acceder, en condiciones normales, no sepan aprovechar su oportunidad.

Ayer, concretamente, Losada y Aldana realizaron un pobrísimo partido, hasta el punto de que el entrenador tuvo que retirar al primero, para sacar a Paco Llorente. El mayor de los hermanos tampoco tuvo su día. Ni siquiera pusieron los tres el mínimo exigible de luchar. Sin embargo Toshack, entre tanta censura razonable, no quiso ver algunas cosas positivas que también sucedieron en Vallecas. 

Como el trabajo de Michel en el puesto de libre, donde demostró una y cien veces aquello de que el que vale, vale. Dirán que contra el Rayo no tiene mérito y eso hay que hacerlo también ante el Milán, pero es otra historia. El partido duró veinte minutos. El Rayo Vallecano era poco rival, aunque su presidente Pedro García quisiera, con la venda del forofismo en los ojos, ver fantasmas arbitrales donde solamente hubo neta superioridad de uno de los dos equipos. El Rayo jugó, sobre todo al final, cuando le dejó el Real Madrid. Y es lógico. 

Cada uno tiene su sitio en la vida y mientas los ayer azules están condenados a luchar por el título, los ayer franjirrojos deben hacerlo por evitar el descenso. El árbitro no tuvo, esta vez, nada que ver. Esos veinte minutos de la primera parte transcurrieron prácticamente en el campo rayista. Los defensas locales intentaban fijar los marcajes, aunque por alto eran siempre claramente rebasados.

Con un nobel a cuestas


Media España, por lo que se ve, está aplastada por el Nobel del señor Cela. Los de la otra media practicamos la insumisión, me dice, bamboleándose, mi amiga la Susi. Le pido que no sea provocatriz, pero dice la Susi que ella no tiene la culpa de haber heredado de mamá andares de fantasía. 

De todos modos, en lo del Nobel de Cela reconoce que llevo razón. El jurado del premio Cervantes ha lloriqueado por la presión tan horrorosa que ha tenido que aguantar, por la culpa del Nobel de don Camilo, y se ha aliviado con una paraguayada. La Susi me ha dicho: yo la he comido una vez y es fatal para la digestión. Más o menos, como un Nobel. A ver si no: la legítima señora Cela regüelda pendoneos de antaño, a la cofradía de los hermidas se le agrava de manera alarmante la diarrea de la boca, a nuestra vecina la feminista le sangra la úlcera de estómago en cuanto rebuzna el burro Pascual Duarte y los jóvenes narradores, tan sensibles, lanzan llamazaradas de ventosidades por no alusiones. Nadie, dice la Susi, ha sabido ponerle a tamaño guiso de turbulencias carnales una ramita de sexapil. 

Ni siquiera la señorita Marina -vaya castaña, que a ella sí que le ha caído el Nobel encima, pero todo se le va en chupar cámara y en poner por las nubes el taxímetro de don Camilo. iDos kilos por conferencia! Le he preguntado a la Susi qué haría ella si le cayese un Nobel encima. Me ha contestado que dependería del Nobel. Si le diesen el de la Paz a Luis Solana, al día siguiente estallaba la tercera guerra mundial, así que la Susi a don Luis le haría el beso negro de la catástrofe. A Rosa Conde le darán el Nobel de Química, porque en Murcia sigue ahogándoles un escaño y tendrán que confiar en la química taumaturgia de una orinada vudú, como esos futbolistas de Zimbabue que, para no perder, se aplicaron a mear en mitad del césped; en ese caso, dice la Susi, practicaría ella con doña Rosa la lluvia dorada, que menudo espectáculo el de la señora ministra en La Condomina, acuclillada, con la falda arremangada hasta el cielo de la boca, haciendo pipí. 

Y si el Nobel de Medicina fuese para Adolfo Suárez, por lo operadísimo que está, ella sería una estricta gobernanta para el señor duque, con lo que le va la marcha a ese hombre. Y a Jesús Gil le darán el Nobel de Física, porque es físicamente prodigioso que esté con un pie en el Calderón, el otro en el Bernabéu y la bisagra del referéndum en la Puerta de Alcalá: postura ideal para hacerle un francés y para jugar con su pelotera en el Retiro a la petanca. Horrorizado, le he suplicado a la Susi que recapacite. Claro, al recapacitar le ha dado fatiga y me ha dicho: darlin, qué asco. Si algo tiene que caemos encima, reza para que sea Alex Crivillé.

10 septiembre 2012

El tren que ya pasó


La campesina que viaja en el tren está de muy buen humor. Se pone de pie un momento y muestra que bajo sus anchas faldas, colocados estratégicamente alrededor de su enorme cintura, lleva más paquetes de café de los que normalmente consumiría por término medio una familia campesina rumana en todo un año. Vuelve a sentarse sonriendo y todos se echan a reír. Los demás también exhiben sus trofeos. 

Hay otras dos campesinas inusualmente alegres en el vagón, y una preciosa mujer que parece una puta retirada y que va vestida con chaqueta y pantalones de terciopelo azul. Va sentada en una esquina, bordando, y cuando se aburre saca un tebeo para leer. Vamos de Hungría a Rumanía en un pequeño tren -cuenta sólo con dos vagones- que une cada tarde el pueblo húngaro de Debrecen con el puesto fronterizo rumano de Valea lui Mihai. Para nosotros es una suerte echar una mirada furtiva al interior de la habitación más secreta de la «casa común europea». 

Para los lugareños, esta es sólo la travesía de regreso de un vulgar viaje de compras al mercado de Debrecen. Estuvimos allí esta mañana. Un amplio y aireado callejón con cerca de veinte filas de puestos atendidos casi exclusivamente por mujeres -y puede que por un par de viejos.

Para un rumano, Hungría puede parecer una tierra de abundancia, e incluso para un europeo occidental la exhibición es perfectamente apropiada. Hay puestos de venta de miel, hierbas y carne, y un mostrador exhibe variedad de pastas. Pero el mercado vende sobre todo frutas y verduras: zanahorias y coles, tomates y calabacines, pimientos y melones, patatas, melocotones, cebollas, ciruelas claudias, coliflores, pepinos y uvas, manzanas, ajos, berenjenas, rábanos y maíz. No hemos visto nada parecido antes, y su recuerdo nos ayudó en posteriores momentos de relativa hambre. 

08 septiembre 2012

El próximo presidente de los eeuu


Keith va a votar por Ross Perot en noviembre. ¿Por qué? «Es un vaquero, como yo», dice este doble de películas de Hollywood mientras se limpia restos de «sangre» de la boca. Junto a otros cuatro aspirantes a actores, Keith aparece a diario en el violento espectáculo «Wild, Wild, Wild, West» (Salvaje Oeste), uno de los favoritos de los Estudios Universales. Puede que sea debido a la imagen de «llanero solitario» que inspira el multimillonario tejano. Quizá, por el parecido que el fenómeno Perot guarda con un guión de Hollywood. 

Lo cierto es que en Tinseltown, como en el resto de California, el interés por Perot está creciendo como la espuma. En el mayor Estado del país, que celebra las últimas primarias dentro de dos días, no se ven carteles de apoyo al demócrata Bill Clinton o al presidente George Bush. Si acaso, en una de las interminables autovías que cruzan el Estado, algún coche con una pegatina en la parte posterior: California por Ross Perot. Dennis Miller, uno de los cómicospresentadores más famosos del país, sobre todo desde que se retiró Johnny Carson, ha ofrecido ya su ayuda en una de las cuatro sedes que los seguidores de Perot tienen en California. 

El viernes, en la «California Perot Petition Committee» de Longdale, sus seguidores no podían disimular su satisfacción. «Ya tenemos las 135.000 firmas necesarias para que su nombre aparezca en las papeletas», dice George Weiss, uno de los muchos voluntarios que trabajan gratuitamente por el que pronto será candidato independiente a la Presidencia de EEUU. Miles de voluntarios como Weiss constituyen la base del éxito de Perot, lo que él llama campaña de base.

Es esta idea la que llevó al director John Milius a proponer a Clint Eastwood un sorprendente guión para una película. La idea de Milius, autor de «Harry el sucio», era que Perot ganaba el voto popular, pero el colegio electoral se negaba a reconocerlo. A continuación, intentaba imponer a Clinton. Los americanos, enfurecidos, se volvían locos y tomaban las calles con armas. 

El guión, que Milius ha narrado en un periódico norteamericano, no terminaba ahí. El Gobierno enviaba a los «marines», pero éstos se negaban a disparar y entonces se producía una «revolución de verdad». Medir la popularidad de Perot aquí será difícil, pues el Estado no reconoce el valor de los «writeins» (sistema utilizado cuando el candidato no figura en las papeletas). 

Así, este martes, la atención se centrará más en lo que digan los californianos al salir de los centros de electorales que en los votos que reciban Clinton o Bush. Lo que han dicho hasta ahora es que prefieren a Perot, según la última encuesta del diario Los Angeles Times. En esa encuesta, Bush, que nunca ha sido demasiado querido en la tierra de su antiguo jefe, Ronald Reagan, aparecía el último. Preocupado, el presidente pasó el viernes por aquí, en su segundo viaje desde las violentas manifestaciones de hace un mes. Como de costumbre, Bush visitó la llamada zona del desastre y habló en un centro comunitario estratégicamente elegido en el barrio South-Central. En el Ayuntamiento, volvió a utilizar el credo republicano de «ley y orden»: «No hay nada racista, nada divisor en querer proteger a la gente decente del crimen». «Algunos dirán que es hacer política. 

Bien, están equivocados», agregó Bush. «Lugares infestados de bandas donde juegan los niños, ancianos encerrados tras puertas con triple candado, madres disparadas a través de las ventanas de la cocina... eso no es lo que quieren los americanos». Convencido de que tiene que mostrar interés por las víctimas de los disturbios, los observadores mantienen que el peligro a la debilitada campaña de Bush no viene de los desheredados de un gueto en Downtown, Los Angeles. Estos, de todas formas, no son demasiado dados a acudir a las urnas. El desaire le puede venir antes de las suntuosas mansiones de Beverly Hills, ese paraíso terrenal situado a escasas millas de SouthCentral, este barrio que difícilmente se encontraría en cualquier país del Tercer Mundo. El viernes, en casuales conversaciones con afortunados en la lujosa avenida Rodeo Drive y menos afortunados en South Figueroa Street, la impresión fue similar. 

Los ciudadanos de Los Angeles no están demasiado contentos con su presidente. Incluso en Bel Air, en el reino de Reagan, algunos medios destacaron esta semana que el «círculo» del antecesor de Bush estaría dispuesto a Votar antes por un multimillonario «hecho a sí mismo» que por un millonario de familia como lo es el actual presidente. Poco le ha ayudado a Bush la «puesta de largo» de Perot, que el viernes por la noche «debutó» con su mujer, Margot, ante las cámaras de televisión. Por primera vez desde que empezó a hablarse de ellos, en febrero, los Perots fueron entrevistados en profundidad. El «destape» del matrimonio se realizó en el programa «20/20», uno de los espacios más populares del país, presentado por Barbara Walters. Ese mismo día, desde Orlando, Florida, Perot intervino en un acto que fue retransmitido por satélite a otros cinco Estados.

Como lo hiciera el ex presidente Richard Nixon, el multimillonario tejano está llevando a cabo una extraordinaria campaña por televisión. Gracias a «20/20», Perot ha perdido mucho de ese secretismo que le echaban en cara sus críticos. Tras su encuentro con Walters, casi todo el tiempo en su bucólico jardín en Dallas, los norteamericanos descubrieron a un hombre romántico que se enamoró de su mujer en una «cita a ciegas». De origen modesto, fundó la compañía que le convertiría en uno de los hombres más ricos del mundo ahorrando religiosamente el sueldo que su mujer ganaba dando clases en un colegio. Aunque muy conservador, está a favor del aborto, y dice que no tiene «absolutamente ningún prejuicio». ¿Su único defecto? «Podría ser un poco más guapo». 

Y, para hacer el guión de Milius aún más perfecto, un último detalle: sus primeros dólares los ganó de niño, en Texacano, su pueblo natal, distribuyendo periódicos a lomos de un caballo. A pesar de decir que no tiene prejuicios, Perot mostró un absoluto desprecio hacia los homosexuales al afirmar que nunca nombraría a uno para un alto cargo de la Administración norteamericana, palabras que han caído como una bomba sobre la influyente comunidad «gay». Más información en «7 Días»