04 agosto 2012

Jesús Navas y la leyenda

Con Jesús Navas, habrá un momento donde se acaben las palabras. Y las cifras. A sus 26 años, en puertas de acunar a su primer hijo, el niñoquerregateabacharcos en Los Palacios -donde fue anoche homenajeado- vuelve de la Eurocopa con otro pedazo de historia para ir amurallando su leyenda. La leyenda del viento, insuperable que lo es, y tal vez lo será, en el Sevilla.

Ningún otro jugador que se enfundara la elástica blanquirroja puede presumir de un palmarés como el de Navas. Ni Arza ni Polster ni Zamorano ni Kanouté. Ni siquiera el mismísimo Diego Armando Maradona, en debate como el mejor futbolista de la historia, sin discusión el que más talento albergó. El Pelusa se perdió entre el polvo con un par de Ligas, una Uefa y un Mundial. Lo de Navas asusta: Mundial, Eurocopa, dos Uefas, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa, otra de España. Le falta la Liga. ¿En el Sevilla?

Ayer, casi que no. Hoy, parece que sí. Obligado a una financiación extrema, el Sevilla observaba la Eurocopa como un bazar donde lucir las joyas. Su prioridad siempre fue, por todo lo que significaba, retener a Navas, pero se sabía a merced de las circunstancias. Por eso agradeció tanto el buen hacer de Rakitic con Croacia y saltó de alegría cuando Del Bosque mandó a Negredo a pelear con los portugueses. El delantero está a un paso de irse al Málaga. Rakitic y Medel son también fuentes de ingresos fiables. Así que Navas se queda, salvo que alguien se vuelva loco por él. Que lo mismo si echan un vistazo a sus números...

«Le felicito y me alegro de que sea un jugador como Navas quien supere mi marca. Este muchacho las va a destrozar todas». Con la misma clase con que se manejaba sobre la hierba, Francisco López Alfaro halaga a quien le ha igualado como el sevillista con más presencias en la Roja (20). Francisco fue subcampeón de Europa en el 84. Paco Gallego y Palop ganaron en 1964 y 2008, pero ninguno jugó un minuto. Con su gol a Croacia, Navas es también el primero en marcar en una fase final de un gran torneo. En el Sevilla, sus 329 partidos le convierten en el décimo jugador con más. En un par de temporadas, podría haber cazado al primero, Juan Arza, del que le separan 85. En competiciones europeas, ningún otro sevillista ha trasteado tanto como él (56 encuentros, 20 en Champions). «Y lo mejor está por llegar», gritó ayer en su pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario