18 febrero 2012

El coche de low cost va ganando terreno

Los potenciales compradores de vehículos low cost han crecido en España un 25% en sólo un año. Es una de las principales conclusiones del estudio de uno de los más importantes bancos especializados en crédito al consumo, el Banco Cetelem. Así, si en 2010 sólo un 36% de los potenciales compradores se planteaba la opción del coche de conveniencia, en 2011 este porcentaje ascendió hasta el 61%. Es decir, seis de cada 10 posibles adquirentes contemplaba la compra low cost. 

El informe, cuyo objetivo es ofrecer datos sobre tendencias de compra a los concesionarios para que ajusten su servicio a las expectativas del cliente, también ahonda en la cuestión de la procedencia del vehículo. El resultado es que mientras un 52% contemplaría la compra como «muy probable» si estuviese fabricado en Europa, sólo un 29% y 27% tendría tal nivel de confianza en un producto japonés o estadounidense. Los coches chinos o indios caen en picado hasta el 6% y el 3% respectivamente en la confianza del consumidor. 
Según Sergio Escudero, director comercial de la división auto del banco, «esto se debe a que el consumidor no percibe la existencia de productos de fuera y porque cuenta con la experiencia real de Dacia en nuestro mercado, cuyos buenos resultados están ahí». 

Puede ser por ese tipo de vehículo, a estrenar pero ajustado a lo estrictamente necesario a su función, por el que la intención de compra de vehículo nuevo ha caído sólo seis puntos respecto a 2010 a pesar de la crisis. Entonces era un 86% de los encuestados con intención de compra los que se decantaban por adquirir un coche nuevo. En 2011 la cifra descendió, pero sólo hasta el 80%, mientras la opción del segunda mano o vehículo de ocasión crecía del 14% al 20%. 

Eso sí, desde Cetelem no piensan «que esa intencionalidad de compra se traduzca en una realidad a corto plazo». Y es que el consumidor de automoción es mucho más optimista en sus intenciones de lo que luego sucede en la compra final. Queda reflejado en el apartado del estudio en que se pregunta sobre el tipo de gama de vehículo usado a comprar, tanto a consumidores como a concesionarios. Las expectativas de venta por los concesionarios son mucho más elevadas en los segmentos de gama media y baja, mientras los consumidores dicen que comprarán gama media-alta e incluso alta. Pero, según Escudero, «nuestra propia experiencia como financiera de crédito auto se alinea con la del concesionario». 

Respecto al propio negocio del crédito en momentos de tanta incertidumbre, en Cetelem se muestran optimistas. Mientras en 2011 las ventas de coches a particulares descendieron aproximadamente un tercio, la financiación sólo cayó un 4%. Además creció el volumen de negocio de los especialistas -financieras propias de las marcas y banca especializada- que alcanzó el 61%, frente al 49% de la banca tradicional. 
Es la cercanía del especialista y su agilidad a la hora de realizar la tramitación las que le están haciendo conquistar mercado. Pero, ¿les pagan? «Sí y de una manera muy adecuada. Con la tutela apropiada y una buena gestión del riesgo, está todo controlado».

No hay comentarios:

Publicar un comentario