Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2018

Las modelos son unas marranas

Imagen
Varios carteles publicitarios de una firma de ropa interior han sido «censurados» o «vestidos» y otros muchos han sido destrozados por algunos habitantes de Pamplona. Una vez más la intransigencia del puritanismo ha hecho gala de su mal hacer. En esta ocasión, un cartel publicitario ha sido el objeto pecaminoso a destruir. El mes de mayo había sido elegido por una conocida firma de ropa interior para lanzar una campaña publicitaria sobre su oferta en lencería femenina. 
La campaña, presentada en todo el Estado, se sustentaba en un cartel que mostraba a una joven tumbada, con la cabeza levantada y apoyada sobre sus brazos que de esta forma ocultaban a la vista los senos. El resto del cuerpo aparecía desnudo, tan sólo cubierto por una braguita, que era el elemento objeto de la publicidad. Pero alguien se ha empeñado en que el público se perdiera lo bueno o lo malo que pudiera haber en la idea. Al menos en Pamplona, aunque la agencia propietaria de las vallas utilizadas para la campaña …

Hillary Clinton y sus gafas de culo de vaso

Imagen
El día que aceptó cambiar su apellido por el de su marido para no perjudicar la carrera política de Bill Clinton, Hillary Rodham comenzó a dejarse fabricar su propia carrera, una carrera probablemente más ambiciosa que la del propio presidente, la de copresidente. 
Cuando explicó a la opinión pública que aceptaba el cambio de apellido -«porque para mí eso tiene menos importancia que para ellos», los diseñadores de presidentes encontraron un gran filón, un factor decisivo que les permitiría hacer la mejor oferta en el mercado electoral: dos por el precio de uno. Primero hicieron lo más elemental. 
Le quitaron las gafas de culo de vaso, le cambiaron las greñas por un aseado peinado de ejecutiva en los cuarenta, le cambiaron los blusones hippies por trajes de chaqueta entallados, le corrigieron los dientes salidos por haberse negado como buena niña rebelde a usar aparato... y construyeron la perfecta réplica femenina del presidente del «baby boom», del hombre que nació después de la II …

A quién no le gusta Julio Iglesias??

Imagen
Sospecho que el mayor desgaste de neuronas cerebrales no se lo ha producido a Martes y Trece el correcto y profesional show que acaban de realizar sino sus previas y aterradoras dudas sobre el formato y el fondo de ese show. El cerco de las diferentes y voraces tribus de indios para arrebatarles su feudo ancestral, aprovechando la preocupante decadencia y la dispersión del gran mito, se preveía especialmente cruento durante la última Nochevieja, pero el Séptimo de Caballería ha demostrado que, a pesar de su envejecimiento, a pesar de que sus hazañas actuales abusan de la fórmula más repetitiva, a pesar de los comprensibles desarreglos hormonales que acompañan a la menopausia de los grandes talentos, no existe una competencia seria para destronarles. La fatigosa sensación de «ya visto» no me ha abandonado durante la previsible actuación de mis queridos histriones. 
He vuelto a agradecer la impagable visita de la carcajada en las parodias de Hermida 7 en los diálogos telefónicos de Raf…

Ya no quedan pobres decentes

Imagen
Los niños agónicos de Somalia están sirviendo aquí para montar mucho cotillón, juerga, rifa, verbena, concurso, subasta y cachondeo, y, mayormente, para reactualizar y galvanizar a figuras del espectáculo que habían entrado en agujas o vía muerta. En cuanto una televisión o un espectáculo va mal, siempre hay el listillo que dice: -Vamos a meter algo de Somalia, que eso tiene morbo. 
Quiere decirse que hemos vuelto a las viejas fórmulas de la caridad parroquial y pequeñoburguesa, magnificadas ahora por la electrónica y los mass/media. Tanto progreso comunicacional sólo ha servido para que sigamos difundiendo el viejo mensaje mezquino de la caridad, en lugar de presionar a los Estados con el discurso implacable de la justicia. Antes sólo teníamos los pobres de la catequesis. Una señora bien sin sus pobres era como un perro sin sus pulgas. 
El cuarentañismo puso de moda aquello de «siente un pobre a su mesa», genialmente satirizado por Azcona y Berlanga en «Plácido». Como el mundo era m…