Nunca pretendas cruzar el río sin antes haber llegado a la orilla

La sentencia no es original de Osmani Cienfuegos, ministro de Turismo del Gobierno cubano, pero indica bien a las claras la «otra revolución», la revolución silenciosa que, desde hace ya algunos años, ha emprendido el Ejecutivo del país caribeño.
Una revolución que está «abriendo» el país a marchas forzadas y que lo está convirtiendo no ya en la primera potencia turística del Caribe, sino en uno de las primeros y más deseados destinos turísticos del mundo.
Cuba recibirá este año a más de 1,5 millones de turistas que dejarán en las arcas del país del orden de 2.000 millones de dólares, algo más de 300.000 millones de pesetas.
Ese volumen de visitantes y de ingresos ha convertido, de hecho, al turismo en la primera industria del país, desbancando a la que tradicionalmente había venido durante años ocupando ese puesto: la industria azucarera.


Las empresas españolas, y más en concreto malagueñas, están tratando de no perder comba con respecto a las de otros países.
Prácticamente todas las semanas hay empresas nacionales que pretenden asentarse en Cuba, casi siempre con la fórmula de la joint venture, de la gestión compartida.
Algunas de esas empresas y empresarios españoles han sido auténticos pioneros en la apertura de negocios turísticos en Cuba, superando los momentos más duros del bloqueo y superando, incluso, amenazas físicas. Es el caso de uno de los más acreditados empresarios hoteleros de la Costa del Sol, Luis Callejón, ex presidente de la patronal turística Zontur, quien primero, a través de su empresa malagueña de consultoría y asesoría, y después con su compañía Hoteles C fue una de las puntas de lanza del sector en la isla.
Hoteles C cuenta en la actualidad en Cuba con dos hoteles en sitios tan emblemáticos como Varadero y el paradisiaco polo de desarrollo turístico de Santa Lucía, en Camagüey.
Precisamente en esta zona, Hoteles C dispone de uno de los establecimientos más modernos del Caribe, el Cuatro Vientos, con 412 habitaciones, de las que 8 son suites, 4 están adaptadas para disminuidos físicos y 120 están comunicadas entre sí.

Todas las habitaciones disponen de aire acondicionado, cuarto de baño completo, caja fuerte, teléfono, televisión por cable, frigorífico y una terraza-balcón con vistas a la playa o a la piscina.
El hotel lleva el nombre de Cuatro Vientos en honor de los aviadores Mariano Barberán y Joaquín Collar que hace ahora 65 años cruzaron el Atlántico, desde Sevilla a Camagüey, en un avión CASA-BREGUET XIX, por primera vez en un vuelo sin escalas, que duró algo más de 40 horas.
Precisamente para conmemorar este aniversario, una delegación española se desplazó hasta Camagüey. En la ciudad, Fernando Llaca, presidente del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), realizó una ofrenda floral en el monumento erigido en honor de los dos aviadores españoles, que perdieron la vida en junio de 1933, a causa de una tormenta, cuando pretendían llegar a México con el mismo avión.

Hoteles C dispone también en Varadero del hotel Arenas Doradas, un complejo con reminiscencias andaluzas, asentado en 8,5 hectáreas de bellos jardines con flora autóctona, que dispone de 316 habitaciones y que cuenta con una de las mejores playas del Caribe.
Además, la cadena hotelera está negociando en la actualidad con el Gobierno cubano la ampliación de sus negocios en la isla, que pueden concretarse en las próximas fechas con la adjudicación de otros tres nuevos hoteles, dos en La Habana y uno más en Varadero.
En la actualidad, Hoteles C proporciona unos 550 puestos de trabajo directos y más de 2.000 indirectos. De confirmarse las perspectivas de negocio, la empresa malagueña contaría con unas 850 nuevas habitaciones en La Habana y otras 600 camas en Varadero.

Leonardo Llorente y José Figueroa, presidente y vicepresidente, respectivamente, del marbellí Puerto Banús, han firmado un acuerdo de colaboración para desarrollar un puerto deportivo en Varadero, que se denominará Marina Acqua.
Por parte de las autoridades cubanas firmó el acuerdo Manuel Chaos Piedra, gerente general de la sociedad Puerto Sol Marinas de Cuba. Chaos Piedra fue uno de los artífices del polo de desarrollo turístico de Santa Lucía, en Camagüey.
Los directivos españoles inician de esta manera una serie de contactos con los representantes cubanos para aportar sus conocimientos y experiencia.
Según Chaos, en estos momentos, existe en la zona de Varadero posibilidad de atraque para 120 yates, pero dado el potencial de desarrollo existente en Marina Acqua, la previsión de negocio es llegar en los próximos años a 5.200 atraques.
Marina Acqua está situada apenas a 90 millas náuticas de Florida y es el puerto natural de paso en una zona por la que cada año navegan más de 70.000 yates.

Comentarios

Entradas populares