09 febrero 2016

George R. R. Martin el escritor más rico del mundo

Puede que George R. R. Martin no sea el escritor más rico y famoso del mundo, pero sí puede presumir de tener los lectores más pacientes y entregados. 

El éxito de su todavía incompleta saga Canción de Hielo y Fuego es en gran parte fruto de la incesante campaña de promoción de sus fieles. De sus frikis, sí, digámoslo sin miedo y con orgullo. 

Desde el momento en que se confirmó que la obra de Martin sería llevada a la televisión, HBO, la cadena que decidió hacerlo, se ha ahorrado una fortuna en marketing.

Estrenada hace unas semanas en EEUU y esta misma noche en España, en Canal +, Juego de Tronos es ahora la joya de la corona de HBO. Destinada a durar (de hecho ya ha sido renovada por una segunda temporada), la serie adapta las novelas de la saga en orden cronológico. En el mejor de los casos, y contando con que los dos últimos libros previstos vean finalmente la luz, hablaríamos de siete temporadas. Así que parece que hay Juego de Tronos para rato.

El universo medievaloide pero realista de las novelas de Martin es llevado a televisión con muchos medios y buen gusto. La Juego de Tronos televisiva mantiene el equilibrio entre ligereza y solemnidad, entre realismo e imaginación. No cae en la puerilidad de las historias de Dragones y Mazmorras (en las que para todo hay un hechizo o una pócima) ni pretende ser Macbeth. 

De hecho, uno de sus personajes es enano, pero no de la raza mitológica y ancestral de los enanos, sino enano de verdad, de los que nacen con una tara y tienen que buscarse las mañas para sobrevivir. Por cosas así es por lo que Juego de tronos vale la pena. Ésta no es otra serie sólo para frikis.

Además, cuidado, porque dice la profecía que un día los frikis saldrán de sus blogs, sus foros y sus tiendas de comics y mostrarán su poder. Que los nombres de sus gurús, Quentin Tarantino, Peter Jackson o Guillermo del Toro, despertarán admiración, envidia y temor. Y que gracias a gente como ellos, series como Juego de Tronos serán posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario