23 febrero 2016

Sexo y alcohol en el palacio de Buckingham

Los hechos parecen sacados de un ejemplar de periódico del día de los inocentes pero realmente ocurrieron entre los años 2000 y 2005 en los dominios de Buckingham Palace, residencia oficial de la reina Isabel II. Un puñado de policías profanaron el boato de sus salones con un nutrido listado de fechorías.

Organizaron timbas de cartas, regentaron un negocio clandestino de revistas porno y juguetearon con sus pistolas cargadas estando borrachos. Los guardas llegaron incluso a colar a amiguetes en las fiestas y recepciones de los jardines de palacio, a alquilar el aparcamiento de palacio a ricachones de compras en Londres los fines de semana y a posar beodos y en posiciones obscenas en los tronos rojos y aterciopelados de la reina y del duque de Edimburgo.

Esta suma de despropósitos ha trascendido en el proceso que se sigue contra Paul Page, un oficial acusado de fraude y amenazas que trabajó en palacio durante cinco años.

Uno de los compinches de Page -el sargento Adam McGregor- fue preguntado el martes por las acusaciones. Y entre otras cosas habló sobre su posado en el trono de Isabel II. Posiblemente lo hice, dijo el policía. No lo recuerdo bien. No voy a reconocer aquí algo que ni siquiera sé si he hecho. De todas formas, no estamos hablando de un asunto criminal. Es sólo sentarse en el trono. Es lógico que uno tenga ganas de hacerlo. Al menos para contarlo a los nietos, señaló.

McGregor y Page fueron acusados también de utilizar las estancias de palacio para dormir sus respectivas resacas y de no estar despiertos en sus garitas a horas en las que se supone estaban que guardia. Las acusaciones de fraude que pesan sobre Page tienen que ver con una empresa que creó para eludir las deudas de juego contraídas con sus colegas en las timbas de palacio. La compañía intentaba atraer inversiones basadas en informaciones falsas.El acusado niega rotundamente los cargos.

Su esposa Laura está acusada de delitos de complicidad criminal y amenazas de muerte. Según McGregor, Page y su esposa colaban a empresarios y ricachones en el Palacio de Buckingham como parte del engaño para lograr sus inversiones. Se les daba un número de móvil de un policía, dijo en el juicio, y éste les colaba en los jardines sin invitación ninguna.

16 febrero 2016

Ser rey es agotador

Ser rey debe de ser agotador. Es un trabajo a tiempo completo pese a la errónea percepción de que la vida de estos funcio-narios perennes consiste en una perenne bartola. Nada de eso. 

Cualquier cosa que concierna a estas ajetreadas criaturas (un almuerzo, unas vacaciones, un partido de tenis) deviene un complejo protocolo que se convierte, por el mero hecho de su asistencia, en un acto de estado. 

Tienen que sonreír aunque tres horas de peloteo en Wimbledon sean un coñazo. No, no están comiendo caviar iraní ni disfrutando de la playa privada sino incorporando un papel complejo donde los haya, un papel que hubiese acojonado a Marlon Brando: nada menos que representar a la totalidad de los españoles.

Imagínense por un instante la dificultad y la responsabilidad del cargo. Tener que representar al mismo tiempo a Juan Marsé y a Belén Esteban, a Chiquito de la Calzada y a Plácido Domingo, al republicano más ferviente y al monárquico más recalcitran-te, a usted y a mí, sin ir más lejos. Es un auténtico ejercicio de esquizofrenia contro-lada, una proeza actoral de primer orden llevar entre las costillas a más de 40 millo-nes de almas, sabiendo que de tu actuación depende el prestigio de un país, la buena marcha de la economía, las relaciones in-ternacionales. 

Saber que, tras la sinceridad de un apretón de manos, se esconden contratos millonarios, la indulgencia de los grandes y el respeto de los pequeños, los tronos y las abominaciones. Caminar por la cuerda floja, visitando siempre a otros acto-res menos entrenados, a presidentes elec-tos y a déspotas medievales con los que hay que fingir que sí, que lo suyo también es un régimen decente aunque algunas gotas de sangre manchen irremediablemente las exquisitas perlas de caviar en los platos.

Normal que la boda de uno de estos acto-res magistrales provoque pasmo mundial, desmayos unánimes, loas y alabanzas. Es lógico que los expertos en enlaces dinásti-cos se echen las manos a la cabeza cuando ven peligrar el trabajo de tantos años al po-ner el futuro cetro en manos de una plebe-ya, es decir, de una aficionada. 

Para estar a la altura del taquillazo, el guión de la boda tendría que haberlo escrito Shakespeare pero recuerden que hay que unificar crite-rios, satisfacer las exigencias contradic-torias de la señora abonada al Covent Gar-den y del hincha borracho del Manchester, de la aristocracia y de la chusma, que también tiene derechos, pobrecilla. 

Por eso la ceremonia de ayer, como toda boda real, desprendía el aroma hortera de una tarta decorada con bajorrelieves y el aire invero-símil de un cuento de hadas. Con la morale-ja feliz de que cualquier mujer decente pue-de llegar a calzar el zapatito de Cenicienta. Salvo quizá Belén Esteban, que es princesa por votación popular y no le hace falta.

09 febrero 2016

George R. R. Martin el escritor más rico del mundo

Puede que George R. R. Martin no sea el escritor más rico y famoso del mundo, pero sí puede presumir de tener los lectores más pacientes y entregados. 

El éxito de su todavía incompleta saga Canción de Hielo y Fuego es en gran parte fruto de la incesante campaña de promoción de sus fieles. De sus frikis, sí, digámoslo sin miedo y con orgullo. 

Desde el momento en que se confirmó que la obra de Martin sería llevada a la televisión, HBO, la cadena que decidió hacerlo, se ha ahorrado una fortuna en marketing.

Estrenada hace unas semanas en EEUU y esta misma noche en España, en Canal +, Juego de Tronos es ahora la joya de la corona de HBO. Destinada a durar (de hecho ya ha sido renovada por una segunda temporada), la serie adapta las novelas de la saga en orden cronológico. En el mejor de los casos, y contando con que los dos últimos libros previstos vean finalmente la luz, hablaríamos de siete temporadas. Así que parece que hay Juego de Tronos para rato.

El universo medievaloide pero realista de las novelas de Martin es llevado a televisión con muchos medios y buen gusto. La Juego de Tronos televisiva mantiene el equilibrio entre ligereza y solemnidad, entre realismo e imaginación. No cae en la puerilidad de las historias de Dragones y Mazmorras (en las que para todo hay un hechizo o una pócima) ni pretende ser Macbeth. 

De hecho, uno de sus personajes es enano, pero no de la raza mitológica y ancestral de los enanos, sino enano de verdad, de los que nacen con una tara y tienen que buscarse las mañas para sobrevivir. Por cosas así es por lo que Juego de tronos vale la pena. Ésta no es otra serie sólo para frikis.

Además, cuidado, porque dice la profecía que un día los frikis saldrán de sus blogs, sus foros y sus tiendas de comics y mostrarán su poder. Que los nombres de sus gurús, Quentin Tarantino, Peter Jackson o Guillermo del Toro, despertarán admiración, envidia y temor. Y que gracias a gente como ellos, series como Juego de Tronos serán posibles.

02 febrero 2016

Cómo elegir la mejor serie y acertar

Auckland, Nueva Zelanda. Unos títulos de crédito sobreimpresionados en pantalla sitúan la escena. Desde una cámara aérea, la imagen se acerca lentamente a una gran mansión. Coches de lujo, mujeres ligeras de ropa, una habitación con ordenadores y televisores de gran formato y, finalmente, un primer plano de un hombre bastante grueso que viste de negro. ¡FBI!, se escucha, y la cámara lo sigue mientras este se atrinchera, revólver en mano, en una habitación acorazada…

Así podría empezar el episodio piloto de una prometedora serie de televisión basada en la vida de un informático perseguido por la justicia. Sin embargo, una vez más, la realidad ha superado a la ficción y, licencias aparte, este no es sino el relato de lo que sucedió el pasado 20 de enero durante la detención del creador de la web Megaupload. Paradojas de la vida, la historia de Kim Schmitz podría acabar convertida en argumento de un culebrón televisivo. Según la industria audiovisual, él sería el malo de la película por haberse lucrado ilegalmente con la descarga de archivos protegidos por derechos de propiedad intelectual, como son las series de ficción.

Por contra, algunos apuntan que el negocio de Dotcom, como se conocía a Schmitz, ha sido determinante para el auge actual de estos productos: "Sin las plataformas de intercambio de archivos, sin webs como YouTube donde pueden verse episodios por partes al poco tiempo que se hayan emitido, sin las redes sociales donde se comenta cada capítulo, el fenómeno de las series no habría sido ni tan masivo ni tan global", sostiene Jorge Carrión, autor de Teleshakespeare (Ed. Errata Naturae).

En su opinión, es innegable que el poder vírico de Internet y las webs de descargas "han sido un acicate que ha mejorado el índice de audiencia de muchos seriales televisivos. Además, han generado la aparición de adictos y han contribuido a aumentar las ventas de sus recopilaciones en DVD". En otras palabras, si las series están viviendo un momento de esplendor jamás alcanzado, es porque sus fans internautas han conseguido multiplicar sus seguidores gracias a un magnífico (y no reconocido) trabajo de marketing on line.

Según Carrión, "no son demonios, sino consumidores que dedican horas a realizar subtítulos para series no dobladas, a crear páginas de sus favoritas, a recomendar títulos que aún no han llegado a España…". De este modo, contribuyen a aumentar su repercusión, hacen que otros se enganchen, y, en definitiva, conceden una segunda oportunidad a series que no siempre tienen audiencias millonarias mientras están en emisión. 

Por ejemplo, a tres obras que muchos consideran maestras, y que, sin embargo, no tuvieron un seguimiento ni mucho menos masivo cuando se programaron en nuestro país: A dos metros bajo tierra, que se emitió en una cadena minoritaria como es La 2; Los Soprano, que laSexta acabó relegando a la madrugada, y Perdidos, que pasó de La 1 a La 2 para finalizar sus días en Cuatro después de que la anterior cancelara su emisión.

Salvo honrosas excepciones, como CSI (Tele5) o The Walking Dead (laSexta), la ficción internacional no suele ser líder de audiencia. En primer lugar, porque el espectador español es bastante nacionalista en este sentido, como demuestra el éxito sin precedentes de Águila Roja -que cerró su cuarta temporada con 6,1 millones de espectadores- o Cuéntame, ambas de La 1. Si a eso añadimos que las series extranjeras suelen llegar con mucho retraso por el doblaje, y que las cadenas no suelen programarlas en prime time o las relegan a sus canales secundarios, es fácil concluir que la ficción internacional no vive su mejor momento.

Sin embargo, gracias a Internet, los canales de TDT y a los DVD, la realidad es justo la contraria. Se habla de ellas más que nunca, su estética marca tendencia, se analizan en universidades, su calidad supera muchas veces a la de las películas, lo que atrae a reputados directores, actores y guionistas del celuloide…

"Cada día nuevos espectadores se enganchan al fenómeno de culto en el que se han convertido las series, que han pasado a ocupar el espacio de representación que en la segunda mitad del siglo XX llenó el cine de Hollywood. Y la cosecha de 2011 (Juego de tronos, Homeland, Falling Skies…) garantiza un interesante recorrido por delante", afirma Carrión, quien se muestra seguro de que, a pesar del cierre de páginas como Megaupload, "los adictos seguiremos viendo y compartiendo ficción, porque gracias a ella, los televisores han dejado de ser cajas tontas. Ahora son inteligentes".

¿Y usted? ¿Todavía no ha caído en las redes de las series? ¿Piensa que después de The Wire no puede ver algo que merezca la pena? ¿Se ha quedado huérfano tras el último capítulo de su favorita y no sabe cómo sustituirla? Para ayudarle, en Magazine hemos confeccionado un mapa que le llevará por algunos de los mejores títulos de las últimas décadas. No son todos los que están, ni están todos los que son, pero vaya acomodándose en su sillón, porque si quiere verlas todas, tiene tele que cortar. 

Si le gustó mucho una serie, búsquela en estas páginas. Es probable que los títulos que están más cercanos a ella también consigan engancharle. Si no sabe por dónde empezar, pruebe por una de las seis siguientes: Perdidos, CSI, House, Mujeres desesperadas, Los Soprano y Juego de Tronos.

CARNIVÀLE. EEUU. 2003-2005. Ambientada en un circo durante los años 30, tuvo buenas críticas, pero HBO la canceló tras dos temporada con un final un tanto precipitado.

JERICHO. EEUU. 2006-2008. Los habitantes de un pueblo quedan aislados tran un ataque nuclear. Sus seguidores consiguieron que se realizara una segunda temporada.

FALLING SKIES. EEUU. 2011-... Creada por Steven Spielberg, esta serie pensada para ver en familia nos muestra cómo queda el mundo después de una invasión alienígena.

PERDIDOS. EEUU. 2004-2010. Más de 18 millones de lostadictos asistieron al final de la historia de los supervivientes de un acci dente de avión. Gran complejidad narrativa.

AMERICAN HORROR STORY. EEUU. 2011-... El terror llega a la pequeña pantalla con este thriller sobrenatural. Si es usted fácilmente impresionable, no la vea solo.

THE WALKING DEAD. 2011-... Frank Dabaront (Cadena perpetua y La milla verde) dirigió el piloto de esta serie de zombis. Uno de los mayores éxitos de la pasada temporada.

TRUE BLOOD. EEUU. 2008-... Una de vampiros pensada para adultos (escenas de sexo y violencia), que aprovecha el tirón cinematográfico de la saga Crepúsculo.

ONCE UPON A TIME. EEUU. 2011-... De los productores de Perdidos, es una modernización de los cuentos de hadas. Mezcla de realidad y fantasía para todos los públicos.

HÉROES. EEUU. 2006-2010. Tachados de raritos e incomprendidos, empezaron a alucinar cuando descubrieron sus capacidades prodigiosas. Unos las usaron para hacer el bien... y otros, para el mal.

SUPERNATURAL. EEUU. 2005-... Dos hermanos investigan sucesos paranormales. Entretenida y con oportunos giros cómicos, gustará a los aficionados al terror.

FRINGE. EEUU. 2008-... La ciencia y lo paranormal se dan la mano en este drama policiaco en el que el FBI investiga fenómenos donde la razón no es la única explicación convincente.

GRIMM. EEUU. 2011-... Vuelta de tuerca a los cuentos de los hermanos Grimm que llegan a la pequeña pantalla en una policiaca con altas dosis de misterio y fantasía.

THE GATES. EEUU. 2010. Vampiros, brujas, hombres lobo y otros seres sobrenaturales comparten protagonismo con un jefe de policía. Su productora solo realizó una temporada.

FLASH FORWARD. EEUU. 2009-2010. Asombró con su arranque, pero el complicado guión, lleno de saltos temporales e incongruencias, superó a los guionistas y la serie acabó sepultada.

SPARTACUS. EEUU. 2010-... Luchas entre gladiadores esculturales, sexo con desnudos integrales (de ambos géneros), sangre a borbotones y poco rigor histórico.

CASTLE. EEUU. 2009-... Comedia de crimen procedimental en la que un escritor ayuda a la policía a descubrir a un asesino que imita los crímenes de sus novelas.

THE EVENT. EEUU. 2010-... Según Alberto Rey, crítico de tele de elmundo.es, "pretende recuperar el público que Flash Forward no supo mantener". Lo intenta con UFOS, teletransporte, conspiranoicos...

JUEGO DE TRONOS. EEUU. 2011-... Con la garantía de calidad de la cadena HBO, ha relanzado el género fantástico. Su primera temporada costó 85 millones de euros...

LOS PILARES DE LA TIERRA. EEUU 2010. Miniserie basada en el libro homónimo de Follet que se sumerge en las oscuridades de la Edad Media.

LOS TUDOR. EEUU. 2007-2010. Alcobas regias, alta política y soberanas que pierden la cabeza por culpa de un Enrique VIII muy sexy.

NCIS. EEUU. 2009-... Hermana pequeña de Navy, sigue los pasos de los miembros del Servicio de Investigación Criminal de la Marina de Los Ángeles.

NAVY. EEUU. 2003-... Los buenos siempre descubren a los malos, en crímenes que están relacionados con el Cuerpo de Marines o la Armada.

CSI. EEUU. 2000-... Un grupo de forenses resuelven crímenes de Las Vegas, Miami y Nueva York a base de analizar pruebas imposibles y de echarle mucha imaginación.

ALCATRAZ. EEUU. 2012-... Una de las novedades del año, los nostálgicos de Perdidos esperan que este título también firmado por J.J. Abrams y ambientado en la famosa cárcel, llene su vacío.

DOWNTOWN ABBEY. Reino Unido. 2010-... Folletín de época ambientado a comienzos del siglo XX que cuenta la historia de una familia bien venida a menos. Impecable.

ROMA. EEUU. 2005-2007. Gladiator abrió la veta revisionista del Imperio Romano, aunque en esta ocasión la recreación sea aún más puntillosa.

EL COMISARIO. ESPAÑA. 1999-2009. Alternativa policíaca nacional, la acción da más cabida a las relaciones personales entre los protagonistas.

24 HORAS. EEUU. 2001-2010. Su novedoso formato de narración en "tiempo real" hizo que las andanzas del agente antiterrorista Jack Bauer tuvieran gran aceptación.

DEADWOOD. EEUU. 2004-2006. Aclamada serie ambientada en el salvaje Oeste americano. Lo tenía todo para triunfar, pero murió precipitadamente sin un digno final .

ÁGUILA ROJA. ESPAÑA. 2007-... Un ninja del siglo XVII -vinculado al trono de Felipe IV - engancha a varios millones de espectadores los lunes.

CUÉNTAME. ESPAÑA. 1999-... La evolución política y social de nuestro país a través de las andanzas de los Alcántara, que ya son de la familia.

24. EEUU. 2001-2009. Su novedoso formato de narración hizo que las andanzas del agente de la unidad antiterrorista Jack Bauer fueran un éxito.

THE GOOD WIFE. EEUU. 2009-... Una mujer retoma su carrera como abogada cuando su marido es acusado de corrupción y escándalo sexual.

PRISON BREAK. EEUU. 2005-2009. Un hombre entra a propósito en una cárcel para escaparse. Ingenio e intriga a raudales en una trama que engancha de más a menos.

THE PACIFIC. EEUU. 2010. Sucesora de Hermanos de Sangre se centra en los combates del ejército americano en el Pacífico. Para amantes del cine bélico y la acción.

DAÑOS Y PERJUICIOS. EEUU. 2005-... De abogados, con una genial Glenn Close y unos guiones cuidadísimos repletos de traiciones, intriga y engaños al espectador.

HERMANOS DE SANGRE. EEUU. 2010. Miniserie de 11 excelentes capítulos producida por Steven Spielberg y Tom Hanks y ambientada en la Segunda Guerra Mundial.

PERSON OF INTEREST. EEUU. 2011-... Del creador de Perdidos, la frase con la que empieza, promete: "Te están vigilando. El Gobierno tiene una máquina que te espía. La creé yo...".

EL ALA OESTE DE LA CA SA BLANCA. EEUU. 1999-2006. Sobre las intrigas que rodean el despacho oval, es una de las series que más premios y mejores críticas han recibido.

BREAKING BAD. EEUU. 2008-... O cómo un químico al que diagnostican un cáncer cocina metaanfetamina para garantizar el futuro de su familia.

HOMELAND. EEUU. 2011-... Reciente, pero no por ello menos alabada. Conspiraciones e intrigas militares que congregan audiencias millonarias.

SHERLOCK. Reino Unido. 2010. La BBC está detrás de esta actualización de las aventuras del famoso detective británico, con legión de seguidores.

DEXTER. EEUU. 2005-... ¿Puede un asesino en serie tener un gran corazón? Los muchos seguidores de este título saben que la dualidad es posible.

LIFE. EEUU. 2007-2009. Un policía vuelve a la calle tras pasar 12 años encarcelado por un crimen que no cometió. Obtuvo buenas críticas, pero no audiencias masivas.

BOARDWALK EMPIRE. EEUU. 2010-... ¡Hay vida después de Los Soprano! Scorsese dirigió el episodio piloto de esta serie de mafiosos ambientada en la época de la ley seca.

MAD MEN. EEUU. 2007-... Ellos inventaron la publicidad en una era machista, fumadora, alcóholica y elegantísima. Una joya multipremiada.

BONES. EEUU. 2005-... Entretenida serie de casos inspirada en la vida real de la antropóloga forense y reconocida novelista Kathy Reichs.

CALIFORNICATION. EEUU. 2007-... La vida de un escritor se desmorona por su adicción a las drogas y el sexo. Entre el drama y la comedia negra, es transgresora y divertida.

GLEE. EEUU. 2010. El estreno en 2010 de este musical para adolescentes fue un bombazo que acaparó buenas críticas y premios. Producción musical de altura e interpetaciones sorprendentes.

LOS SOPRANO. EEUU. 1999-2007. Lejos de mitificarla, presentó toda la crudeza de la mafia, en bata y tumbada en el diván. Para muchos, la mejor de la Historia.

THE WIRE. EEUU. 2002-2008. Las bandas de traficantes de droga y los defensores de la ley se echan un vibrante pulso por las calles de Baltimore.

OZ. EEUU. 1997-2003. Thriller carcelario en formato serial que se revela como un alegato contra el sistema penitenciario. Muy explícita.

EL MENTALISTA. EEUU. 2008-... Un psicomago utiliza sus poderes para ayudar a una detective a resolver los crímenes de su comunidad.

IN TREATMENT. EEUU. 2008-2010. En cada capítulo, el espectador asiste a la sesiones que un psicoanalista tiene con sus pacientes.

HOUSE. EEUU. 2004-... Hugh Laurie da vida a un doctor especializado en diagnósticos imposibles, adicto a la vicodina, de humor ácido y sin dotes para las relaciones personales.

EL SÉQUITO. EEUU. 2004-2011. Divertida e irónica, narra los intentos de un joven actor por abrirse camino en Hollywood junto a sus amigos de toda la vida. Muy buena, como casi todas las de HBO.

A DOS METROS BAJO TIERRA. EEUU. 2001-2005. Narra la vida de una familia dueña de una funeraria. Obra maestra adelantada a su tiempo con apoteósico capítulo final.

NIP TUCK. EEUU. 2003-2010. Políticamente incorrecta, narra la vida de dos cirujanos plásticos y no es apta para corazones impresionables (operaciones, sexo explícito, tacos...).

LAS CHICAS GILMORE. EEUU. 2000-2007. Basada en la historia de una madre soltera y su hija. Diálogos cuidados sobre temas de siempre: familia, amistad, relaciones personales...

MODERN FAMILY. EEUU. 2009-... Emmy a la mejor comedia, los miembros de tres modelos de familia cuentan sus problemas a la cámara en formato de falso documental.

NURSE JACKIE. EEUU. 2009-... La doble vida de una enfermera enganchada a los analgésicos, encarnada por Edie Falco, quien fuera mujer del protagonista de Los Soprano.

GOSSIP GIRL. EEUU. 2007-... Drama para adolescentes que repasa los encuentros y desencuentros de un grupo de niños bien que viven en el Upper East Side de Manhattan.

THE BIG BANG THEORY. EEUU. 2007-... Sobre las cómicas situaciones que viven cuatro deliciosos frikis amantes de las ciencias, las series de culto, los superhéroes...

DOCTOR EN ALASKA. EEUU. 1990-1995. Las peripecias de un médico en un entorno bucólico. Una trama entrañable ideal para treintañeros que se resisten a dejar de serlo.

SEXO EN NUEVA YORK. EEUU. 1998-2004. Las aventuras y amoríos de Sarah Jessica Parker y sus amigas crearon un estilo narrativo, marcaron tendencia y acabaron dando el salto al cine.

CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE. EEUU. 2005-... Sitcom en la que un padre cuenta a sus hijos sus anécdotas de juventud. En su haber: humor fino y buenos actores.

AIDA. España. 2005-... Spin-off de Siete Vidas (versión española de Friends), su éxito es tal que incluso ha superado el hecho de que la actriz protagonista dejara la serie.

FRIENDS. EEUU. 1994-2004. Creó escuela y no ha pasado de moda. Guiones elaborados y con mucho humor que narran la vida de cinco amigos que viven en Manhattan.

MUJERES DESESPERADAS. EEUU. 2004-2012. Vida y milagros de cinco amas de casa vecinas de una zona residencial. Un hito en el fenómeno serial por su mezcla de géneros.

SIN CITA PREVIA. EEUU. 2007-... Spin-off de Anatomía de Grey basada en uno de sus personajes. En la trama también abundan los líos de faldas, pero plantea más dilemas morales.

ANATOMÍA DE GREY. EEUU. 2005-... Los amoríos y vivencias profesionales de los cirujanos de un hospital de Seatle. Ideal para fans de los dramas que tengan la lágrima fácil.

URGENCIAS. EEUU. 1994-2009. La primera de médicos, protagonizada por un inédito George Clooney, fue un éxito de crítica y público. Entre sus hijos, la nacional Hospital Central.