17 febrero 2015

Los que hacen películas son unos histéricos

El lugar es como un pequeño jardín de infancia municipal con césped para que los niños puedan jugar y un gisgantesco Mickey Mouse en el techo....» «Aunque la histeria parece ser la ley fundamental para hacer películas, el Estudio es tan sensible como una oficina de correos. La ley y el orden reinan allí, en perfecta armonía con Minnie, Madam Clara Cluck, y Donald Duck..» Ward Kimball, uno de los empleados, recuerda que en el Estudio, que no tenía aire acondicionado, hacía un calor insoportable. 

«A las cinco de la tarde, estábamos todos exhaustos, imenos él!». Pero las jornadas del Estudio rara vez terminaban a las cinco. Aparte de las horas extras, los empleados tenían que ir a clases de arte en el Chouinard Art School. Disney, siempre pensando en el próximo proyecto, no quedó con el éxito alcanzado por Mickey Mouse. 

En 1932, cuando recibió el premio de la Academia por el ratón, la imparable mente de Walt ya estaba creando su primera producción animada de considerable extensión: Blanca Nieves y los Siete Enanitos. Con un coste cercano al millón y medio de dólares, Blanca Nieves se estrenó cuatro días antes de laNavidad de 1937. El público estaba lleno de famosos. Las críticas fueron sensacionales. La película fue un éxito total y quedó grabada de por vida en la imaginación de Occidente. Luego vendrían Pinocho, Dumbo, Bambi... El Estudio continuaba produciendo dibujos animados y las estrellas del momento eran Donald y Goofy. En 1950, Disney volvió a realizar su segunda gran producción desde la guerra: Cenicienta. También fue un gran éxito. 

A continuación vino Alicia en el país de las maravillas, que fracasó porqueDisney no logró captar la sensibilidad del libro de Lewis Carroll. Peter Pan, La Bella Durmiente y 101 Dalmatas le hicieron reponerse del fracaso de Alicia. La idea de los «Reinos Mágicos», Disneyland y Disneyworld, surgió como consecuencia de las frecuentes visitas que Disney realizaba a distintos parques con sus hijas. Además, poco después de la guerra, el doctor le había recomendado que diera paseos por el campo al menos una hora al día. También se cita como factor en el desarrollo de los reinos la fascinación que Disney sintió siempre por los trenes. En 1952, creó una organización llamada WED (las iniciales de Disney) para empezar a planear el primer parque seriamente. El lugar elegido fue Anaheim, al sur de Los Angeles. Disneyland se inauguró en el verano de 1955. Como era habitual en él, Disneyland estaba empezando a disfrutar de un enorme éxito y su creador ya estaba con los ojos puestos en otro proyecto. 

Quería establecer un segundo parque en la costa Este. Pensó que Florida sería el lugar ideal porque el clima le permitiría operar durante todo el año. El segundo resultó aún mayor que el de California: además del parque, Disneyworld contó con hoteles, zona residencial, campo de golf. Walt no vivió para asistir a la apertura de su última fantasía. Su hermano Roy inauguró el parque cinco años después de su muerte. En el otoño de 1966, a los 65 años de edad, le fue diagnosticado cáncer de pulmón. El 15 de diciembre de ese mismo año, Walt Disney murió en el Hospital de Burbank, justo frente a «su» Estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario