14 septiembre 2014

Dior saca lo mejor de Natalie Portman

La piel que rodea los ojos sufre especialmente el paso del tiempo: párpados caídos, patas de gallo, bolsas... Para combatir estos signos, los nuevos contornos se presentan en sérum, lo que permite incluir activos muy concentrados. Como el compuesto de platino que usa La Prairie para tensar e hidratar o el cóctel antioxidante de Estée Lauder para paliar los daños medioambientales. Además, como defienden en Kiehl’s, tal concentración favorece una acción 360º en la zona.

Cremas negras

Algas. Ese es el secreto del color de moda en los tratamientos antiedad, así como de su poder regenerador y reparador. Givenchy reformula su ya clásica Le Soin Noir (de 2008), mientras que Filorga se une a la tendencia con una crema de noche que incluye también polvo de meteorito para mejorar la elasticidad dérmica.

Objetivo: óvalo facial

Las arrugas ya no son el gran caballo de batalla de los laboratorios. Clarins se centra en redefinir el contorno facial reduciendo la acumulación de grasa en mentón y mejillas para "lograr un rostro perfecto, en V". En Yves Saint Laurent prefieren la Y para definir la forma ideal, ampliando el radio de acción a cuello y escote.

Texturas placenteras

Efectivas y agradables. Así son las texturas más innovadoras, que llegan en forma de mascarilla cremosa, como la de La Mer, perfecta para masajear; de aceite (el de Sisley, para pieles secas jóvenes, o mixtas si son maduras); o, como propone Elizabeth Arden, de micro-cápsulas, para potenciar los efectos.

Una dosis de fotogenia

La cámara es caprichosa y mima más a quienes tienen una piel uniforme y luminosa. Dior lanza una base de maquillaje que pone esta virtud al alcance de cualquier rostro.

Aunque suene increíble, Natalie Portman no es especialmente fotogénica: un rostro ancho y una tez cetrina juegan en su contra. Pero en la última campaña de Dior se come la cámara. La imagen acompaña al nuevo fondo de maquillaje de la maison, que reproduce los parámetros de la fotogenia en la piel. Algo que, según Edouard Mauvais-Jarvis, su director de Comunicación Científica, se reduce a una cuestión de luz: "Los rostros fotogénicos tienen una tez uniforme y emanan una luminosidad homogénea" ¿El reto de Dior? Reproducir estos rasgos en cualquier cara. Tras dos años de investigación, Diorskin Star es una realidad gracias a la tecnología light pulsion, una especie de esferas de sílice enriquecidas con titanio que difunden la luz sobre el rostro de forma sutil, y de filtros capaces de equilibrar el tono al más puro estilo Instagram. Además, "la fórmula incluye un cóctel de activos florales que, a largo plazo, ataca el origen biológico de las trampas de luz: granos, manchas,sombras…", afirma Mauvais-Jarvis. Y todo con una textura casi eteréa que logra que cualquiera se anime a posar como si fuera Natalie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario