08 septiembre 2014

Buscando el coaching nutricional

A medio camino entre las fórmulas de autoayuda y los sistemas de entrenamiento deportivo, el coaching es un método de crecimiento personal focalizado en la superación de metas concretas que nació en el mundo del tenis para mejorar el rendimiento de los jugadores y que hoy se aplica a multitud de campos: desde los negocios a la dietética. 

En este último terreno, en palabras de la doctora Paula Rosso, de la clínica Corporal M+C, "combina fórmulas nutricionales con técnicas de autosuperación y de entrenamiento físico y emocional a medida de cada paciente, de tal forma que, más allá de pautas alimentarias, ofrece un apoyo global y absolutamente personalizado en base al estilo de vida, hábitos, bloqueos emocionales, preferencias, ritmos, etc". 

Según la experta, "un coach nunca entregará un papel con una dieta y ya está, sino que realizará un exhaustivo análisis previo, teniendo en cuenta qué obstáculos y dificultades concretas debe superar cada uno". 

Así, explica, se desarrolla "un plan de entrenamiento nutricional individualizado, que entre sus parámetros incluye motivación y apoyo emocional, destinado a ayudar a cada paciente a aprender a organizarse, disciplinarse y, sobre todo, a superar los obstáculos personales que le van surgiendo y le impiden progresar: desde cenar fuera a controlarse en un momento de bajón en el que piensa en tirarlo todo por la borda".

El objetivo es que "tras un tiempo, distinto en cada caso, con soporte, motivación y guía por parte del coach, el paciente logre interiorizar el entrenamiento como rutina y vuele solo, ya sin ayuda, manteniéndose en su peso y alimentándose de forma saludable".

No hay comentarios:

Publicar un comentario