26 junio 2014

La mujer de Sylvester Stallone

Tal y como sucediera cuando se convirtió, con una boda tumultuosa, en señora de Sylvester Stallone. Sin amigos, ni familia, se casaron en una diminuta capilla, «Las Campanas de Plata», en Las Vegas. Compraron la licencia matrimonial y en ocho minutos eran ya marido y mujer. 

Hizo de testigo el señor que limpia la capilla. Paul Belmondo, además de ser hijo del actor francés Jean Paul Belmondo, ha sabido hacerse con un lugar propio como piloto de coches. De la noche a la mañana y después de haber vivido un tormentoso romance con Estefanía de Mónaco, el joven conoció a Luana Tenco, estudiante de Comercio en Roma. 

Les presentó Anthony Delon durante una fiesta en París, en noviembre de 1989, y el pasado julio ya eran matrimonio. Se casaron por la iglesia con la firme determinación de vivir juntos hasta que la muerte les separe. Su padre, Jean Paul Belmondo, el actor más querido del público francés, más escéptico en asuntos de amores, también ha encontrado una nueva novia llamada Natti. Con ella viaja a todas partes y acude a algunas fiestas, aunque todavía no le ha pedido matrimonio. 

El primer gran amor de Tom Cruise fue Rebecca de Mornay, protagonista femenina de su primera película importante, «Risky Business». Vivieron juntos algunos meses y el día que Tom había decidido pedirle que se casaran, se quedó con el champán encima de la mesa y un anillo de compromiso. Rebecca le cambió por Roger Vadim. Tom, desengañado, tomó una determinación: nunca más se enamoraría de una joven de su edad. Todas eran demasiado ambiciosas... «Prefiero las maduras. Saben muy bien lo que quieren».

No hay comentarios:

Publicar un comentario