31 mayo 2014

Codigo descuento WORTEN

Worten, multinacional portuguesa del sector de electrónica y electrodomésticos con varios centros en Madrid, se subió al carro y el mismo sábado ofreció el 20%, pero sólo en algunos productos. Online también ofrecen de manera regular los códigos de descuento de Worten.

Otra de las empresas que ha entrado en la batalla de los descuentos ha sido PC City. Los días 28 y 29 de enero sus tiendas tuvieron una gran afluencia de público, aunque el proceso de compra, especialmente de los productos de Apple, con muchísima demanda, era lento ya que el gran número de clientes hizo que se tuviera que formar una lista de espera.

Se da la curiosa circunstancia de que algunos productos estaban agotados, pero si los pedías por Internet desde el teléfono móvil te lo entregaban en la caja. Son las formas de entender el comercio de los británicos propietarios de esta empresa.

Pero la competencia no sólo se está haciendo a tope en el sector de electrodomésticos y electrónica de consumo. Bricor, la cadena de bricolaje y productos del hogar del grupo El Corte Inglés, ha establecido en las últimas semanas varios días con una rebaja del 21% (el descuento se aplica a la siguiente compra), lo que supera el porcentaje de otras empresas.

También la ropa está de rebajas de las rebajas. Hasta hace algunos días se ofrecían en muchos grandes comercios dos prendas por el precio de una. Un gran cartel anuncia en San Sebastián de los Reyes que la cadena Kiaby te da tres por uno.

Ayer, una pareja caminaba con bolsas y cajas después de una batida por las rebajas del centro comercial de San Sebastián de los Reyes. La joven decía: «que pena que nos hayan cogido sin dinero».

Bastaba darse una vuelta por los centros comerciales para ver quién se llevaba ayer el dinero a la caja y desgastaba tarjetas de crédito. Schimidt señala que la empresa planifica las diferentes acciones a nivel nacional, «pero según la situación y las necesidades de los consumidores lo modificamos y mejoramos constantemente». No facilitan datos concretos de ventas, pero sí se atreven a decir que la afluencia de las primeras horas permitía afirmar que se habían cubierto las expectativas.

No es la primera vez que la multinacional Media Saturn Holding, de origen alemán, hace una campaña similar. Incluso otra de sus empresas en la Comunidad, Saturn, ha realizado alguna acción igual con buen resultado.

La competencia no sólo ha reaccionado, sino que en ocasiones ha superado las tácticas de los alemanes.

El grupo Corte Inglés lanzó el pasado sábado 29 de enero un descuento igual al de los competidores en imagen, sonido y todo tipo de electrónica y electrodomésticos, telefónica móvil, etc, que hizo que sus tiendas tuvieran una importante concurrencia por la rebaja y la garantía que da consumir en este comercio.

29 mayo 2014

Plancha con queratina para el pelo

Ácido hialurónico, colágeno, pantenol, aminoacidos y vitaminas. Los ingredientes de uno de los más novedosos cócteles para alisar el cabello se inspiran en las composiciones estrella para la piel. Su resultado sorprende porque, además del alisado, que dura unos tres meses, nutre, recupera el pH del cabello y lo rellena. 

La clave: no utiliza formol (como algunas keratinas) ni amoniaco (como algunos alisados japoneses), y todos sus ingredientes tienen base orgánica, por eso actúa igual en cabellos vírgenes que en teñidos o con alisados anteriores. Lo dominan en los salones Tacha More than Beauty.

Un estudio realizado por Pantene, en colaboración con Bernhard Pink, director de Psicología Evolutiva de la Apariencia Física del Ser Humano de la universidad alemana de Gottingen, concluyó que las personas son extremadamente sensibles a la percepción de la salud y el estado del cabello. 

Si este es brillante, es más probable que se vea a la persona como más joven, sana y atractiva que si su pelo tiene un aspecto apagado. Bajo esta premisa, la marca de cuidado capilar ha desarrollado la fórmula de las ampollas Rescate 1 Minuto, basada en el BTMAC (Behenyl Trimetil Amonio Activo). Se trata de un tensioactivo de alto rendimiento que elimina de forma inmediata el encrespamiento y repara las zonas dañadas, incluso las que han sufrido coloraciones de hasta seis meses, proporcionando un brillo de espejo.

Cada vez más planchas, mechas, extensiones… Hoy, todo es posible en el cabello, pero a mayor sofisticación, más agresión. Por este motivo, son muchas las mujeres que buscan recuperar el brillo, el vigor y la flexibilidad de sus melenas. Con este propósito Shu Uemura, la marca experta en las ceremonias capilares más exquisitas que lleva el nombre del maestro japonés de la peluquería lanza el próximo mes de septiembre Ultimate Remedy, la gama que llega al rescate de los cabellos más necesitados de cuidados. 

Contiene la más alta concentración de ceramidas de la industria: el Ceramide 600, un cemento natural biomimético, que se combina con extracto de loto, capaz de hidratar y dar brillo al cabello como pocos ingredientes.

Desde que hace 10 años comenzó la colaboración entre L’Oréal y Nestlé para lanzar Innéov Masa Capilar, el primer nutricosmético de la marca, las dos compañías no han parado de investigar en el conocimiento de los ciclos de vida del cabello y del entorno del folículo piloso. Ahora nace Densilogy para sustituirlo… y también para mejorarlo. Formulado con vitamina D, omega 3 y zinc, además de frenar la caída, favorece el anclaje y aumenta el número de cabellos que se encuentran en la fase de crecimiento. Extiende el efecto sobre las uñas, reduciendo su fragilidad.

Para hacer frente al antes y el después de las vacaciones, el Instituto Médico Dermatológico propone la Bio-Estimulación Transdérmica (B.E.T.): una alternativa a la mesoterapia inyectada que, con la ayuda de un lápiz electrónico que abre hasta 935 microcanales por segundo en la superficie del cuero cabelludo, introduce en el organismo diversos principios activos. 

Desde silicio, para estimular la regeneración celular, hasta extracto de mora, que potencia el crecimiento, pasando por zinc, pantenol, carnitina y ácido nicotínico, que evitan la caída. Todo ello consigue estimular la producción natural de colágeno del cuero cabelludo, lo que mejora la calidad del cabello de cara al sol, y lo recupera a la vuelta del verano. Se recomiendan cinco sesiones, de media hora cada una, antes de marcharse y otras cinco a la vuelta (500 €, en total).

La firma ghd significa good hair day y, aproximadamente cada seis meses, desarrolla alguna herramienta novedosa para lograr ese propósito que inspira toda su filosofía empresarial. Sus nuevas planchas Eclipse recurren a la la tecnología tri-zone. En pocas palabras: seis sensores inteligentes ultra-rápidos garantizan una temperatura constante durante el peinado, lo que evita cualquier pérdida de calor, minimizando el daño final al cabello.

El diseñador egipcio Karim Rashid concibe sus futuristas creaciones como obras de arte. Con más de 3.000 a sus espaldas, ahora toca el sector de la peluquería con su varita mágica. Las cabinas de lavado Teknowash Plus parecen salidas de una película de ciencia ficción: incorporan masaje air-shiatsu con movimiento sincronizado, cromoterapia con luz LED y música… Todo mientras te lavan la cabeza. Se pueden encontrar en el salón Creatival y en Madrigal Peluquerías.

¿Secar a la vez que alisar? La nueva Handy Wet and Dry Express, de Rowenta, creada en colaboración con la agencia de modelos Elite Model Look, se puede usar en seco y en húmedo, y sus placas están recubiertas de keratina y turmalina para eliminar el encrespamiento. Incorpora 11 niveles diferentes de temperatura.

El interés por el pelo está más vivo que nunca. Lo muestran cifras tan sorprendentes como los 48.000 salones de peluquería que hay en España.

¿Peinada durante seis semanas? Un polímero termo-activo convierte este sueño en realidad.

27 mayo 2014

El pelo liso hace furor

Sin mezclas. Esa es la filosofía de Color.id, de Wella: evitar que los tonos se confundan cuando se persiguen mechas, o efectos creativos y tonos únicos. La firma alemana ha tardado cinco años en dar con la fórmula, como detallan en el Estudio Wella. 

"Funciona con la tecnología InvisiDivider, que reacciona con la parte hidrofóbica (repele el agua) y la separa de la parte hidrofílica (afín al agua), que contiene los pigmentos, de modo que no se mezclan", explica María Castán, experta en Comunicación Científica de Wella Professionals.

Su nombre deja adivinar la nobleza de su fórmula: Crème Fine a L’Huile Sublimatrice, de Kérastase. Comparte el ADN de sus predecesores, los aceites capilares de lujo, pero elige la textura de crema, y deja un similar efecto de tacto de seda. Se aplica sobre cabello húmedo y no necesita aclarado. Estará disponible en el mes de octubre.

Hasta ahora, había que elegir entre uno y otro, fuerzas opuestas en el planeta del styling capilar. Por un lado, la textura solo se crea cuando la superficie es áspera, pero esta no refleja la luz, sino que la dispersa. Por otro, las fórmulas para brillo incorporan polímeros que dan peso al cabello, por lo que la textura se diluye. Por esta razón, Sebastian Professional ha desarrollado dos productos –Texture Maker y Shine Shaker–, que pueden actuar juntos, sin neutralizarse. Estarán a la venta en septiembre en salones de peluquería.

El 33% de españolas se preocupa porque tiene el pelo fino. Pero incluso este tipo de cabello podrá presumir de más volumen gracias a la gama Volumetry, lanzada por L’Oréal Professionnel. Su fórmula combina el Intra-Cylane y el Hydralight, moléculas reforzadoras de la cutícula e hidratantes, respectivamente, con el ácido salicílico, de efecto purificante.

¿El resultado? Hasta 72 horas de volumen aéreo.

Dormir 30 minutos más...

¿Imagina estar peinada durante seis semanas? El tratamiento Easy Brush, firmado por Redken, promete facilitar este deseo que, aunque suena sencillo, para muchas sería un sueño hecho realidad...

Un polímero termo-activo logra el efecto al forjar una barrera antihumedad alrededor del pelo, de manera que elimina el encrespamiento y la electricidad estática, y la melena se relaja y brilla. Lo aplican en el salón Carol Bruguera y Op Zon y cuesta, aproximadamante, 70 €. Después, hay que mantener en casa con los productos de la línea Smooth Lock.

25 mayo 2014

El pelo ceniza de Jennifer Aniston

Hace tiempo que el cabello ha dejado de ser el hermano pequeño de la belleza. Si nos remontamos una década, pocos sabían qué era la keratina, a excepción de los profesionales de la peluquería. Hoy, teclear esta palabra en el buscador de Google arroja más de cinco millones de resultados. Quien vive alejado de esta industria no se imagina el volumen de negocio que genera. 

Y es que las cifras que mueve este sector sorprenden: en 2012, los salones de peluquería en nuestro país –unos 48.000– registraron una facturación de 5.000 millones de euros, según Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética). 

Una cifra que supera a la de algunas empresas del principal índice de referencia de la bolsa española: el Ibex 35. España es el país con mayor número de salones de peluquería por habitante del mundo, uno por cada mil, según L’Oréal Professionnel. 

En el hogar, las cifras no son más discretas: en 2012 se vendieron más de dos millones y medio de nutricosméticos para frenar la caída del cabello, y nueve de cada 10 españoles utilizan un producto capilar una media de 10 veces por semana.

El interés por el cabello está más vivo que nunca, y eso se nota en la cantidad y calidad de los nuevos tratamientos profesionales, pero también en los productos y técnicas para salir de casa con una melena de anuncio. De la mano de la ciencia llegan fórmulas inteligentes, sofisticadas texturas hasta ahora solo imaginadas para los universos de lo facial y corporal, tecnología térmica de última generación, sillones de lavado de pelo que ni en la NASA… Definitivamente, ya no hay excusa para un cabello descuidado. Pasen y lean.

Desde el ceniza de Jennifer Aniston hasta el platino de Charlize Theron. Los rubios están más cerca que nunca gracias al servicio Blond Star, que aclara cinco tonos en 50 minutos sin amoniaco. Y lo logra mediante Inoa Ultrablond, de L’Oréal Professionnel, que, con su tecnología ODS2, potencia el colorante mientras hidrata. "Lo mejor es que el cuero cabelludo no sufre", explica David Lorente, director de los salones que llevan su nombre (Madrid, tel. 913 08 28 44). 

Allí lo aplica para melenas completas (desde 74 €) así como en trabajos de mechas (a partir de 95 €).

23 mayo 2014

Modelos adolescentes

Si tuviésemos que elegir una sede de la valencianía, probablemente sería el Palau de la Música, la sede de las emociones durante más de 25 años. 

Cuando se inauguró Les Arts algunos pensaron que el de la Alameda, mucho más modesto, podría perder su papel en la vida valenciana, pero de eso nada monada, ha mantenido su sitio y sigue dando cobijo a buena parte de los actos más emotivos de la vida social valenciana. La exaltación de la Fallera Mayor o el Certamen de Bandas de Música son sólo unos ejemplos.

El Palau de la Música ha visto muchas risas, lágrimas, alegrías, nostalgias y fervores. Pero quizás, ni siquiera él se esperaba lo que pasó el miércoles por la tarde. Fuvane, la fundación que atiende a los niños con parálisis cerebral, organizó allí un desfile de moda de niños y adolescentes. 

Acudió buena parte de la sociedad valenciana y desfilaron los hijos de muchas familias con renombre. Aquello fue bonito, divertido y sorprendente. Pero lo que más emocionaba fue ver entre ellos a los niños de Fuvane: Pau y Ona, Hugo, Marc, Alicia, Marcos, Paula y Marta... Algunos necesitaban ayuda para andar, pero fueron unos cracks, qué ganas, arrojo y coraje le pusieron cada uno de ellos. Y lo hicieron con una seguridad y un entusiasmo que nos dejaron a todos clavados en las butacas y parpadeando más de la cuenta para retener las lágrimas.

Imaginaos, por ejemplo, a Marcos, un niño de unos once años, que salió a la pasarela con un andador haciendo a cada paso un esfuerzo que a todos nos parecía titánico. Cuando por fin llega al punto más próximo al público, el tío se yergue, sonríe, suelta el andador, y se da un par de golpes en el pecho cual legionario en señal de victoria. Lo dicho, un crack.

Junto a ellos desfilaron los hijos de mucha gente conocida en la sociedad valenciana. Por ejemplo, la hija pequeña de Paula Sánchez de León, la nieta de Mayrén Beneyto, tres de los nietos pequeños de Federico Félix, la sobrina de José Vicente Morata, las hijas de Natalia Sánchez de León, dueña de Nícoli, y mi hija mayor, que si no lo digo reviento. Hubo alumnos del colegio Cumbres, Guadalaviar, Dominicos, Esclavas, Maristas, Edelweiss, Mas Camarena (los hijos de la organizadora del desfile, Xelo Moreno, estudian allí), Cambridge, Caxton… todos peinados y maquillados por AMM Estilistas y con ropa de nueve firmas: Tutto Piccolo, Lolo, Oca Loca, Les enfants de L’Eden (de la diseñadora Hortensia Maeso), Trasluz, Xinoku y Ochomas que acaba de abrir en la calle la Nave y tiene ropa de lo más estilosa para niños de 8 a 14 años.

Las adolescentes también tuvieron hueco en el desfile. Nicoli sacó unos vestidos hippies ideales y Brownie los jerseys y camisetas con logo que están haciéndole la competencia a la mismísima Hollister en el codiciado segmento de las quinceañeras. Ah, y antes y después del desfile, las niñas de la Escuela de Esther Mortes, en donde también participan niñas con discapacidad, bailaron ballet clásico.

La interiorista Susana Lozano también inauguró esta semana su nuevo estudio en la calle Lauria, junto a la tienda Apple, un piso antiguo de trescientos metros cuadrados. Las habitaciones, de techos altísimos, están decorados con sobriedad y equilibrio con muebles modernos, piezas antiguas y pinturas de Rosa Martínez Artero.

21 mayo 2014

Isabel Pantoja bella o bestia

La dualidad del ser humano. El ying. El yang. Tu parte hipermona con tu font du teint melocotón y tu rímel. Tu parte bestia o, en mi caso, mostrenca, comiendo Perrinat a falta de una lonchita de chopped que llevarse a los morritos. La belleza interior bajo capas de pelos y pelos y más pelos. O sea, como Isabel Pantoja. El amor que supera todas la barreras... 

Qué bonito, pussy. Lo que me sugiere a mí La Bella y la Bestia no lo sabe nadie. La peli me la sé de memoria. Rayé el DVD, no os digo más. Diréis: «Imposible, los lectores digitales no dañan los soportes....» Mira, Billys Gates de los coj... Se rayó y punto. La Bella y la Bestia es una maravilla en technicolor. 

Por eso, la llegada del musical a la Gran Vía madrileña no es que haya sido un hito en mi recorrido vital, ha sido mucho más. Ahí queda. Y encima, todos los invitados sintieron la misma fuerza interior que yo y decidieron emular a su personaje favorito. Unos a Bestia, pero con su corazoncito, y otros a Bella, pero con su cardado. 

La verdad es que ojo lo que gusta Bestia en estos lares. Leticia Sabater, por ejemplo, debe ser súperfan del personaje. En rubio. Una bestia albina, claro, pero con cañote negro a juego con el vestido-joya de Sfera. Acudía junto a su novio... ¿Ése con el que jugaba a la brisca en Ibiza este verano? Ése. 

En cambio, Marlene Morreau, no consiguió un disfraz tan ideal. Ella querría, digo yo, ir de Bella pero, nenas, no le salió. Ese pecho, que eso no es un pecho, eso es una línea de flotación, le condujo a emular a la ama de cría de Bestia, que no sé si sale en esta versión teatral... Dafne Fernández era Bella. Y Lydia Reyes, también. En su versión folck, obviously. Y Santiago Segura, Bestia. 

En cambio, Ángela Carrasco, con gorra, que, reina, eso te hace sombra en un photocall, no la vi yo ni lo uno ni lo otro. ¿Querría ir de tetera? A mí es un personaje que me priva... Es que la vajilla que sale en el musical es preciosa. Ni en Limoges. Y Pepe Viyuela, que lo sabe, optó por ella porque tiene la misma carita que el candelabro. Hablando de candelabros, creo que a Mercedes Milá casi la descalabran. Para que digan que no hay justicia.

19 mayo 2014

Natalia Verbeke mala de acostarse

Verde. Sí. Otra vez. Verde. Pero no un verde que favorezca. No. Pa' qué. Les hablo de ese verde menta subido que es para morirse. Visualícenlo ¿Ya? Pues ése. Metros y metros de moqueta tiñendo la entrada a los Goya, los premios del cine español. ¿O de los premios del whisky? Yo, darlings, digo lo que vi. Y lo que vi fue una marca de alcohol repetida hasta en los baños. 

Cosas de la publi, digo yo. Ahora bien, ¿es que nadie se ha dado cuenta de que esa alfombra refleja en la piel? Luego decimos que si los actores españoles salen zarrapastrosos perdidos... Y no hay derecho porque, anoche, el nivel couturier fue high class. Ahora bien, lloviendo como estuvo, todos los bajos de los vestidos largos hechos una sopa y ese fieltro, destiñendo.

La pobre Natalia Verbeke, con un Dolce&Gabbana en burdeos con abullonado inferior, estaba mala de acostarse por su falda calada. Y Miguel Abellán, al que le debía tirar de los abuelos su coletilla a lo Piratita del Caribe, ni se daba cuenta de su percance. ¡Hombres...! Haciendo un inciso: la novia de Juan José Ballesta, en mangas de camisa by the way, que es peluquerita y llevaba melena en cascada, le podría haber hecho un recogido como el suyo, digo yo. O como el de Elsa Pataky, espectacular con un Versace color maquillaje con cola interminable. 

La musa de Garci, el Ausente, (Alfredo Landa no dijo ni esta boca es mía sobre su affaire) contó que va a rodar en EEUU a las órdenes de Vincent Gallo, líder del cine indie. Pues, que ¡viva! la independencia y los moños con trenza y extensión fosca. Un logro de la peluquería que, en el caso de Massiel, seguimos con los cardados, era de juzgado de guardia.

De denuncia era también el dos piezas de Assier Etxandía firmado por David Delfín, que debe de ser un amor de chiquito pero, tela cuando se le va la pinza. Con Assier, se le fue. Con Blanca Portillo, menos. Y para pinzas perdidas, Óscar Jaenada, que se debe sentir en la piel de un Jim Morrison caló, con gafas de lágrima, chipachús, y camafeos a juego. ¿A juego? ¿Con qué? Supongamos que con el vestido de Silvia Marsó, que era incombinable con cualquier cosa. Menos mal que ahí estaba Goya Toledo para resarcirnos a las pobrecitas mortales con la Humanidad. Su Eli Saab greige con godet y lentejuegas era para quedarte muerta. Se lo tuve que decir: «Me has dejado muerta, Grego». Así.

Detrás de ella en la alfombra (agggg) iba, a falta de Pe, Mo. Con un Cavalli negro ¡con problemas en la cremallera! ¡Como su hermanísima en los Oscar! ¿Simple coincidencia? Seguro pero, cómo mola malmeter. Y malmetí. Con Javier Bardem. Se prometía en el photocall. Pero, qué va. ¿Entraría por puerta falsa? Como ahora es oscarizable y Belén Rueda, en Carolina Herrera rojo apagado, estaba allí, prefiriría hacer el moñas siendo discreto... Ya ves tú. En cambio, Maribel Verdú, con un vestido-joya en antracita de Alberta Ferreti, decidió ser clara. Que ni se esperaba premio ni Cristo que lo fundó, dijo. Pues lo tuvo, y, encima, ahora rodará con Coppola y todo se la chufla. 

Lo del «chufla» lo apunto yo. Pero es mi verdad. Como la de Leticia Sabater, que se promete en el filme de Almodóvar. Como que para Gracia Querejeta el vestido largo y el cocktail son algo confuso. Que a Pepón Nieto el chaqué le estaba corto. Que Drexler, sin Watling, es como un jardín sin flores. Que Pepe Viyuela, al lado de Silvia Abascal, regia en gris Cavalli, era como un indigente. Que Yola Berrocal es como Godzilla, inesperada. O que a Najwa Nimri las hombreras de su Dior le quedaban divinas.

13 mayo 2014

Cupón descuento Carrefour online

Mejorar la calidad de la agricultura es un reto inevitable de este siglo y Carrefour eso lo sabe bien, por eso ofrece a sus clientes online unos cupones de descuento muy interesantes.

Muchas empresas trabajan desde la misma modificación de las semillas en crear especies más fuertes, sabrosas y resistentes. Muy pocas lo hacen después de la cosecha. 

Con más de 30 años de experiencia, la valenciana Tecnidex desarrolla productos y tecnologías que protejan la fruta "desde que se corta hasta que llega a la nevera del consumidor". 

Sólo otras seis firmas se dedican a este sector en todo el mundo. No es extraño, por tanto, que la fruta de Mercadona, El Corte Inglés, Carrefour, Tesco o Lidl haya pasado previamente por algún sistema o producto creado por Tecnidex. La última novedad, una cámara que elimina el sabor amargo de los caquis.

El caqui es una fruta de moda. Su cultivo se introdujo en España relativamente tarde, cerca del 1870, pero a día de hoy nuestro país es uno de los mayores productores europeos. El problema de esta fruta es su astringencia. El contacto con la lengua, produce una sensación entre sequedad y amargor. Un inconveniente que Tecnidex ha logrado resolver una vez que el caqui ya se ha cosechado. Así se ha convertido en la "única" empresa que ha desarrollado equipos para la eliminación de la astringencia de esta fruta.

La compañía, junto con la cooperativa de L’Alcudia, ha creado una cámara especial en la que, mediante una saturación de gas carbónico, "se satura y se bloquea" esta propiedad intrínseca del caqui en "un tiempo medio de 24 horas y sin producir manchas". "Hace falta una saturación de CO2 para eliminar el etileno y así hacer desaparecer la astringencia", explica el presidente de Tecnidex, Manuel García-Portillo. 

Al paladar ya no se percibe esa sensación", afirma. La tecnología Control-Tec Cam Kaki permite optimizar el consumo de CO2 gracias a la regulación automática del caudal de inyección en función de la concentración de gas en el interior de la cámara.

El color de la fruta es fundamental para su venta. El consumidor se guía por su aspecto a la hora de comprar. Sin embargo, no es una garantía de calidad. De hecho, suele ocurrir que la fruta mantenga un color verde, aunque esté madura y tenga muy buen sabor. Aquí entra en juego la tecnología de desverdización de Tecnidex. 

Las cámaras de la empresa son capaces de realizar "en cuatro días" un proceso de desverdización que suele durar un mes. A través de etileno, una hormona natural del fruto, y un juego de temperaturas, la compañía acelera el cambio de color de la fruta de forma "completamente natural". 

El etileno se encarga de "romper" la clorofila de la piel del producto a una temperatura mínima de 15º, aunque ésta varía en función de cada variedad. Las cámaras incorporan sensores para la detección automática de concentraciones de gases que se controlan desde la unidad central.

11 mayo 2014

Sueldo embargado por no pagar multas de tráfico al Ayuntamiento

Recibo una notificación del Ayuntamiento de Alcobendas en mi centro de trabajo de embargo de mi sueldo por no haber pagado multas de circulación.

La oficina de recaudación y la Policía Municipal me dicen que constan dos expedientes de multa por aparcar encima de la acera los días 2 y 29 de abril. Asimismo, se me comunica que la notificación de ambas multas se me hizo y fue devuelta.

1. Por más memoria que hago, no sé qué hacía con mi antiguo coche (que sólo conducía yo) el 2 y 29 de abril de 2009, a la misma hora, en una calle que desconozco. Pero entiendo que es mi palabra contra la de la Policía Municipal, y tengo poco que hacer.

2. Hace más de 10 años que no vivo en la dirección que constaba en la documentación de mi coche. Me trasladé a otra, tal y como consta en mi DNI, mi pasaporte, mi permiso de circulación, mi declaración de la renta, mi banco, mi trabajo, el Ayuntamiento de Madrid... No soy un ciudadano difícilmente localizable en mi domicilio, pero han tenido que encontrarme en mi trabajo (me parece más complicado) para embargarme la nómina.

3. Me dicen que las multas se han publicado en el Boletín de la Comunidad de Madrid, publicación que, como casi todos los ciudadanos, leo todas las mañanas antes de desayunar.

4. Me queda recurrir a un abogado y presentar un recurso. Tiene pinta de que no llegaría muy lejos porque la ley les ampara, aunque tengo mis dudas sobre la diligencia de los implicados en este expediente. O sea, que sería una pérdida de tiempo, cosa de la que escaseo, porque dedico muchas horas a trabajar para cobrar la nómina ahora embargada.

5. La sensación de indefensión que te queda después de hablar con los dos amables (no es peyorativo) funcionarios de su ayuntamiento que me han atendido es absoluta. Y como el derecho que me queda es el del pataleo, pues lo ejerzo. Espero que mi dinero embargado sea empleado para una buena causa en su municipio. Me lo tomaré como una donación.

09 mayo 2014

El alma del transplante

Soy una mujer de 36 años trasplantada de riñón hace cuatro. 
Desde los 30 años a los 32, esperé con impaciencia a que llegara mi riñón.

Esta noche, como otras muchas desde hace cuatro años, tengo la fortuna de tener que preparar mi maleta para irme a una reunión de trabajo a Bruselas. Y digo la inmensa fortuna porque, para mí, cosas como viajar o tomarme un zumo son un lujo que durante unos años no me pude permitir.

Por eso no puedo evitar escribir esta carta tras haber oído las palabras de Mariló Montero: «No está demostrado que el alma se transmita en un transplante».

¿Cómo puede una comunicadora, alguien con tanto poder mediático, decir algo así?

Desde el 27 de diciembre de 2008 lo que está mi alma es tremendamente agradecida por la generosidad de mi donante y la de su familia. Agradecida por el sistema sanitario que tenemos y por el cariño de la gente. Desde entonces, me dejo el alma en cosas tan simples como disfrutar de la vida. Ahí es donde está mi alma y por supuesto, el alma de mi riñón.

Para la mayoría no es más que una frase absurda, sin sentido, pero para mí es mucho más. No paro de pensar ¿y si hubiera una sola familia que decidiera no donar por las palabras de Mariló Montero? Espero que la gran labor que se hace a favor de la donación no se vea menoscabada por cosas como ésta.

07 mayo 2014

La infanta Pilar se lo gasta todo en joyas

Corría el mes de febrero de 2004. La infanta Cristina llamaba a Mario Herrera, el propietario de una vivienda en venta en la calle Elisenda de Pinós, y le decía: «Mañana viene el rey a Barcelona, ¿te importaría que pasara a ver tu casa?». Al día siguiente, y según me contó el propio Mario, que entonces salía con mi prima Natalia Eyre, «el rey se presentó al mediodía fumándose un Cohibas de medio metro… 

Sólo tuvo que cruzar la calle porque paraba en la clínica Planas. Miró toda la casa, subimos a la azotea desde la que se ve el mar y se le escapó un '¡menuda vista, qué cabrón!'. Después tomamos un whisky en la biblioteca. ¡Me ofreció un puro y me dijo que la casa era cojonuda! Aunque también se quejó del frío que hacía». Al poco tiempo los duques de Palma depositaron en el notario Gea del paseo de Gracia, la paga y señal para la compra de un palacete que en estos momentos odian profundamente. O sea que podría tener razón Iñaki cuando explica que el rey le aconsejó comprarlo, una de las revelaciones más explosivas de un libro apasionante, Urdangarin, un conseguidor en la corte del rey Juan Carlos (La Esfera de los libros) de Esteban Urreiztieta y Eduardo Inda, héroes del periodismo, que contra viento y marea dieron a conocer la trama del instituto Nóos. 

¡Si no fuera por ellos y por el periódico que tienen ustedes entre sus manos, probablemente en estos momentos Urdangarin sería presidente del Comité Olímpico Español, o quizás incluso embajador, que también era uno de los puestos que ambicionaba! Una curiosidad: Me cuentan que el rey no puede perdonar a su yerno, es cierto, pero que todavía sigue teniéndole más manía a Marichalar. ¡Misterios del alma humana!

Hablando de Zarzuela... ¡No les ha gustado! ¡En la Casa no ha gustado lo de Cartier! No ha sentado bien que se asocie en estos momentos de crisis a una infanta de España con una firma de lujo y encima extranjera. Quien me lo cuenta, se indigna también: «No están los tiempos para eso. ¡A lo del padre Ángel no fue nadie de la familia y, sin embargo, la infanta doña Pilar de Borbón figura en las invitaciones presidiendo la inauguración de la ostentosa muestra de joyas en el Thyssen! 

No ha sentado bien ni al rey ni a los príncipes, cuando se está intentando dar una imagen de austeridad y se quiere demostrar que la familia real empatiza con los problemas de los españoles. ¡Esto ha sido un tiro en toda la escuadra!». Mi informante sigue relatándome: «¡Qué vergüenza! ¡En la misma calle Serrano hay gente comiendo de los containers!». La princesa Letizia que, últimamente no aparece nunca con tiara y apenas lleva joyas, está particularmente disgustada. Ella, que accede a ir a regañadientes en el mes de diciembre al Rastrillo que preside doña Pilar, veremos qué hace este año.

Voy a desayunar al Palace con el mítico editor Rafael Borrás, que me ofrece como quien no quiere la cosa una primicia: el próximo 12 de noviembre sale un libro póstumo de Santiago Carrillo en Galaxia Gutemberg: Mi testamento político. Me cuenta Rafael mientras me sirve más café con leche con la cortesía de un príncipe florentino, que el pasado 18 de octubre, cuando se cumplía un mes de la muerte de Carrillo, visitó a su viuda en su casa de la calle de Reyes Magos, detrás del Retiro: «Carmen me dijo que estaba muy hundida, que lo echaba mucho en falta, que nada es lo mismo sin Santiago…». Nos quedamos los dos mirando el fondo de la taza. Llueve hoy en Madrid y anochece desde el alba.

05 mayo 2014

La princesa Leia contra el lado oscuro

Los rebeldes luchan contra el Imperio para volver a instaurar la República Galáctica. Ni la reina Amidala ha podido detener al canciller Palpatine que, fortalecido en las Guerras Clon, se proclama Emperador del Imperio y empieza su cruzada contra los Jedis. La Legión 501, un cuerpo imperial de élite, aplasta todo indicio de rebelión en la galaxia. Pero la princesa Leia y los valerosos Jedis resisten ante Darth Vader y sus soldados para salvar el universo del lado oscuro. Más de tres décadas después de que George Lucas empezara a escribir la mitología galáctica, el espíritu de Star Wars sigue más vivo que nunca. Y sus protagonistas de ficción saltan a la realidad.

Aunque la saga ya está cerrada con sus dos trilogías respectivas, el fenómeno de Star Wars ha dado la vuelta al mundo. Y Barcelona es un enclave estratégico tanto para rebeldes como para troopers (los soldados blancos) y demás malos. Todos tienen su propio club de fans internacional: La Legión 501 -con 6.000 miembros en todo el mundo- y la Rebel Legion, reconocidas por Lucasfilm. Los seguidores de Star Wars se alistan en estas asociaciones en función de su bando: los buenos van con Leia y los bad boys con Vader. Eso sí, todo miembro debe cumplir un requisito, además de ser mayor de edad: tener un traje de película, tanto por su calidad como por los detalles.

Su misión está lejos de las galaxias y las batallas estelares. De hecho, se parece más a la de Papá Noel. Porque además de las típicas convenciones, desfiles, salones del cómic y actos varios, los legionarios (tanto rebeldes como del lado oscuro) recaudan juguetes y visitan hospitales con su nave espacial (al menos eso les dicen a los niños, que han aparcado la aeronave fuera). «Intentamos traer algo de magia al hospital. Suelen decirnos que el hecho de que vayamos dos minutos a la habitación de un niño hace más que una semana de terapia. Ves cosas muy duras pero también cómo se les ilumina la cara», cuenta Eduard Grau, trooper oficial y relaciones públicas de la 501. «Somos los chicos malos que hacen buenas acciones», sostiene Grau sobre los troopers.

La Spanish Garrison de la Legión 501 nació en 2004 y su primer acto oficial fue en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, cuando las tropas de asalto imperiales invadieron las blancas calles del pueblo para asistir a la Star Wars Conference, donde se pasó el tráiler del Episodio III. La venganza de los Sith, aún por estrenar entonces. La Spanish Garrison concentra un centenar de militantes en España (una veintena en Cataluña), mientras que los rebeldes son una cincuentena. 

«Aquí dentro caben soldados imperiales, oficiales, Siths, aliens, cazarecompensas y demás criaturas», enumera Jordi Espriu, el Tusken Raider o Morador de las Arenas (unos bandidos del desierto que saquean lo que pueden). «No hay ningún Tusken en España», reivindica Espriu, que después de un par de años con el traje de trooper imperial (comprado online en Estados Unidos) se ha pasado a estas extrañas criaturas de Tatooine. Espriu sólo tenía13 años cuando se estrenó La guerra de las galaxias. «Me impactó mucho, sobre todo la escena de la música disco en la cantina, con esos músicos alienígeneas de ojos grandes», reconoce. Ya de niño empezó a coleccionar cromos de la película.

Antes de la Legión 501 y su hermana Rebel, los fans estaban desperdigados -y siguen- en distintos clubs y subgrupos de la red. Mireia Andreu era una de esas fans y, desde mediados de los 90, también es Leia. Ella misma se hizo diseñar el vestido oficial de la princesa rebelde. Al verla ataviada como la heroína, con ese peinado con reminiscencias a la Dama de Elche y montando su pistola láser, uno contiene el aliento y tiene la sensación de estar ante la líder más guerrera de la galaxia. Cuando arquea una sola ceja parece que esté planeando un ataque contra las fuerzas de Darth Vader. Sólo falta Han Solo a su lado. «No hay ninguno en la Rebel Legion de aquí. Un Han Solo sin el parecido físico a Harrison Ford no tiene gracia. La gente prefiere los Jedis. Por eso, tengo que vestir a mi osito de peluche como Han Solo. A los niños les encanta», explica entre risas.

Star Wars es una saga muy masculina. «Hasta que apareció la nueva trilogía, el único personaje femenino era Leia. Con las nuevas películas más chicas se han acercado al mundo de Star Wars», señala Mireia. «¡Hey! ¡Que también hay chicas vestidas de trooper en la Garrison!», exclama Eduard. Pero el de trooper no es un uniforme que resalte los encantos femeninos, precisamente.

Este verano, Mireia-Leia viajará hasta Orlando para asistir a una convención de Star Wars, en la que verá a George Lucas, «a 50 metros por lo menos», dice resignada. Pero allí se encontrará con diferentes delegaciones estelares, rebeldes y fuerzas enemigas que se montarán toda una fiesta digna de las galaxias. 

03 mayo 2014

Michelle Pfeiffer metida en la jaula

Michelle se muerde las uñas todavía, a sus casi 60 años y con una cumplida carrera de actriz a sus espaldas. 

Es un reflejo nervioso que le viene de sus tiempos de cajera en la tienda de su pueblo natal. Lo he recordado al observar a otra empleada del supermercado de mi barrio, un lugar en el que te venden los pepinos a precio de esmeraldas y famoso un rato porque les pillaron los cuestionarios para contratar a las chicas con notas a mano del tipo: «fea, manos bastas, maquillada mejora» o «aspecto desaliñado, pero con ganas de colaborar». ¿Ganas de colaborar? Lo entendí meridianamente cuando ayer mismo, en la cola para pagar, la cosa se demoraba más de lo habitual. Tenía un viejo cantamañanas repeinado delante, que se hacía el colega con la guapa cajera. Ella soportaba el torpe acoso sin rechistar. 

El tipo, con astucia de mono capuchino de cara pálida, no cejaba. Intervine abruptamente. Ella dejó de roerse las uñas y no hizo el menor comentario, pero me sonrió como diciendo, «va en el sueldo». ¿En el de actriz también? Y aún más, tendría que preguntarme: ¿En el de guapa también? Decía T.S. Eliot, citado por Ezra Pound en El arte de la poesía, que «ningún verso es libre para quien quiere hacer una buena labor», y vuelvo a pensar en la amenazada Michelle. Ninguna bella actriz lo es tampoco, porque flota a su alrededor un vapor venenoso, la sombra de un seductor profesional. En sus papeles esa amenaza que la rodea me la hace aún más conmovedora, aunque no llegue a ser ella una víctima explícita y total, ni siquiera real. 

Siempre hay algo pestilente que revolotea entorno suyo. En El precio del poder aparece encapsulada en un ascensor transparente, bajando al infierno simbólico que siempre se acaba encarnando en todas las películas de Brian de Palma; aquí en forma de un marido trepa, corrompido y autoritario, que sólo comparte con su esposa la afición por la cocaína. 

Ella viste un leve traje verde muy escotado y puedes sentir su respiración convulsa bajo el tejido desde el primer instante. También palpita, esta vez su plumaje, pero con más propiedad, como princesa/ave castigada por un destino feroz, en Lady Halcón. Por fin, la actriz, en el punto álgido de su vuelo, es atrapada en Las amistades peligrosas por las garras de un Malkovich que la seduce en el guión y, según parece, también brevemente durante el rodaje. Para cumplir con su papel en esta vida, para «hacer una buena labor», como decía el poeta arriba, en Lo que la verdad esconde, Pfeiffer sigue atrapada. 

Ahora tiene un adorable marido intelectual que trama asesinarla en medio de una vida idílica; que sea el bueno de Harrison Ford el acechador mortal, y que lo haga con tanta eficacia, mosquea mucho. Interpretando a una mundana dolorida, en La edad de la inocencia, es, en cambio, un amante indeciso, inteligente, pero conformista, que nunca remata la jugada, quien le da la puntilla cortejándola y poniéndola en evidencia ante los ojos ávidos de escándalo del ocioso círculo aristocrático que ambos frecuentan. No, la belleza no es libre, como no lo es la poesía, por eso son ambas tan «arduas» -Spinoza- y tan volátiles, añado yo.

01 mayo 2014

La casa de Blade Runner está maldita

Qué mala vida llevaba el agente Rick Deckard (Harrison Ford) en Blade Runner. Mal comido, mal afeitado, mal querido... y empadronado en un cuchitril oscuro y sucio de Los Ángeles, 2019. La replicante Rachael (Sean Young) le visitaba con los labios bien pintados, pero, ay, el apartamento estaba hecho un asco y, quizá por eso, la tensión sexual terminó por irse al garete. Quizá eso fuera lo mejor, Rick.

Aunque para mala vida, la de la residencia de Deckard, que, sí, era oscura y estaba en ruinas, pero no era ningún cuchitril. Ni siquiera un apartamento.

Al contrario, Ennis House, escenario expresionista de Blade Runner, es el inmueble más noble de la Glendower Avenue de Los Ángeles. Frank Lloyd Wright hizo el proyecto en 1924 y su hijo Lloyd dirigió las obras. Y cuidado porque la casa es un hito muy singular dentro de la carrera de FLW: hormigón labrado, volúmenes cortados brutalmente, inspiración neomaya (sí, existió una corriente neomaya)... Una joya.

Y sin embargo, la Ennis House languidece. Salió malherida de un terremoto que sacudió California en 1994 y se quedó en coma después de las lluvias del invierno de 2004-2005.

Tan grave es el estado de casa que su propietaria, una fundación creada específicamente para su conservación, ha tirado la toallla. Su presidente, Frank De Meo, reconoce que están buscando un nuevo dueño que se comprometa a reparar la casa porque ellos no pueden con la cuenta. Echen cuentas: cinco millones de dólares necesarios para salvar los cimientos y 10 millones más para restaurar las fachadas (los bloques de cemento están muy deteriorados) y el interior de la casa.

Un dineral. Considerando estas pegas, la Fundación, que recibió la casa en donación, la sacó al mercado con un precio especial: 15 millones de dólares, necesarios para liquidar las deudas en las que ha incurrido la institución durante sus últimos años de desvelos. Quince millones de dólares es mucho dinero, sí, pero tampoco tanto para una casa única, con una historia especial.

Especialísima historia, ya que no sólo Blade Runner se rodó en la Ennis House; las series Twin Peaks y Buffy Cazavampiros y las películas The Rocketer y Black rain, entre otras, también pasaron por el muy fotogénico y misterioso inmueble. Al fin y al cabo, Hollywood está a tres kilómetros.

Y, sin embargo... No hay quien venda la Ennis House. Ni siquiera la casa de subastas Christie's, que se hizo cargo de la operación a través una filial inmobiliaria, encuentra un comprador sensible, decidido a cuidar la casa y dispuesto a pagar una millonada para mantenerla en pie.

Así que la Fundación ha tenido que bajar el precio de la casa y ya se da por satisfecha si saca siete millones de dólares. Además, para salvar los muebles, la Fundación trata de implicar a la nobleza de Hollywood en la operación. Y así, Diane Keaton se ha comprometido a buscar un comprador en cualquier lobby que pise.

Incluso el nieto de Frank Lloyd Wright, Eric Lloyd Wright, dice que apoya la decisión de la Fundación y que los descendientes del arquitecto estarán encantados si una familia vuelve a habitar la Ennis House.

Lo que no menciona el nieto del arquitecto es que uno de los problemas de la casa es que el grado de protección histórico-artística de la que disfruta se ha convertido en un problema. Nadie quiere entrar a vivir en una mansión de casi 80 años en la que no se puede tirar un solo tabique ni renovar un baño.

Por eso, el pobre Rick vivía tan mal en Blade Runner.