05 marzo 2014

A ver que se lleva este invierno

La pregunta más común que todas hacemos a estas alturas del curso, la más repetida año tras año, casi nunca tiene, paradójicamente, una respuesta concreta. Es pronunciar el ¿qué se lleva este invierno? y escuchar un resoplido de las expertas en moda, de esos que significan ¡qué horror!, a ver por dónde empiezo. Se lleva TODO. O casi. 

Así que lo más operativo suele ser sonsacarles a bocajarro las piezas que tienen más probabilidades de saltar de la pasarela a la calle: ¿Los botines?, sí, cortos, a la altura del tobillo. Entonces, ¿ya no se llevan las botas altas?, sí, sí, pero más largas de lo habitual, hasta el muslo, como si fueran ‘leggings’. 

Los abrigos: ¿militares o envolventes?, ambos, pero sobre todo las capas. ¿Los tejidos de flores o con dibujos geométricos?, todos los ‘prints’ y, por descontado, las rayas marineras… Porque intentar descifrar sin guía las tendencias que se presentan cada temporada puede producir un empacho de información difícil de digerir. En realidad, nos conformamos con saber cuáles van a ser las tres o cuatro prendas clave y los accesorios que actualizan el armario con su sola presencia o combinados con los básicos atemporales que ya tenemos. 

Hemos hecho ese ejercicio de selección con la etiqueta ‘made in Spain’ en un reportaje de moda protagonizado por la top Alejandra Alonso –una de las grandes modelos españolas instalada en Nueva York–, que respira un cierto aire ‘grunge’.

Y digo deliberadamente "cierto aire" porque aunque es el estilo que arrasa este otoño, y que la mayoría de las llamadas ‘it girls’ del planeta adoptaron nada más quitarse el biquini (como no podía ser de otra manera), hay que acercarse a él con prudencia para no caer en el despropósito. 

Pasemos pues por un bonito tamiz la estética desaliñada que ya triunfó en la moda de principios de los 90 para revisitarlo con una nueva mirada, más femenina y ‘sexy’. Hay elementos de su ADN que se pueden adoptar sin riesgos, enormes camisas escocesas de franela, sudaderas o botas de suela gruesa. 

Pero la temporada es mucho más que eso, no hay que perder de vista los trajes masculinos, los minivestidos y las blusas estampadas. Unos ojos maquillados como el carbón y la melena suelta de aspecto mojado y premeditadamente despeinada harán el resto. Septiembre es el mes de la moda por excelencia, disfrutemos de toda la creatividad de los diseñadores españoles que están subiendo estos días a las pasarelas sus propuestas para el verano 2014. Nos van a hacer soñar de nuevo, seguro.

... y esta semana os recomiendo

Es una de las estrellas de la rentrée. Amplia, fácil de llevar y rejuvenecedora. Y no solo para el fin de semana. ¿Qué más se le puede pedir? Esta es de Maje.

Las papelerías siempre han sido mi debilidad: libretas, papel de cartas, sobres forrados… Ningún mensaje de móvil puede suplir el encanto de un tarjetón escrito a puño y letra. En Invitarte te animarás a recuperar el género epistolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario