22 marzo 2014

A los hombres y a las mujeres no les hace gracia las mismas cosas

Es posible que una falta de autoestima lleve a hombres como Bush a creerse graciosos y hasta seductores, pero, desde luego, no es ese tipo de varones el que conquista a una mujer. El psicoterapeuta Raúl Padilla opina que "el hombre con la autoestima muy asegurada es el único que puede tener un buen sentido del humor, porque la imagen que proyecta siempre va a ser muy firme. La seguridad en uno mismo y la autoestima son valores que busca la mujer en una pareja".

Sin embargo, no siempre los hombres divertidos han actuado como imán para las mujeres. Como cuenta Hermida, "en otras etapas históricas no haría falta que el hombre fuera gracioso. 

En la Edad Media, por ejemplo, hubiera sido un atributo innecesario, porque lo que importaba era poseer una fortaleza física que garantizara que la familia no iba a pasar hambre. Hoy, ese aspecto físico es mucho menos relevante, ya que en nuestra actual sociedad competitiva y desapacible, el hecho de tener al lado a una persona inteligente ya te indica que va a ser capaz de ganarse la vida, y al ser inteligente te está aportando también el sentido del humor".

Lo que está claro es que a los hombres y a las mujeres no les hacen gracia las mismas cosas, como se ha puesto de manifiesto en un reciente estudio dirigido por la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular, Natalia López Moratalla. Se trata de un proyecto de investigación compuesto por una serie de vídeos y titulado Los secretos de tu cerebro. 

"En el capítulo denominado El cerebro feliz se muestra que existe un mecanismo de la risa común para ambos sexos, pero a los hombres les basta con que algo sea absurdo para que les haga gracia, mientras que las mujeres necesitan que ese hecho absurdo desencadene una respuesta emocional, es decir, que se activen las áreas cerebrales ligadas a los sentimientos, los recuerdos, los detalles...", explica la catedrática Natalia López, quien define el sentido del humor como "algo que va más allá de la risa, algo que te viene a decir, en definitiva, que todo tiene remedio, que se pueden superar las cosas que nos van ocurriendo. 

Para una mujer, eso es lo que marca la diferencia cuando convives con alguien". Así que, si no tiene pareja, ya sabe: busque, compare y si encuentra a alguien más gracioso, cómprelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario