11 diciembre 2013

Todos los James Bond que hemos tenido

En su ensayo sobre 007, Fausto Antonini sostiene que Bond libera al espectador de su propio instinto de muerte. El agente, con licencia para matar en aras del bien total, puede matar porque puede morir. 

La rabia del espectador por sus propios fracasos, así como por la fuerza y brillantez de Bond, le genera un instinto destructor canalizado a su vez a través del espía. Asimismo, el doble yo de Bond (gris vendedor de cara a la galería, agente imbatible durante sus misiones secretas) conforta al espectador que cree que su mejor lado, como en el caso de 007, es el que permanece oculto.

Huérfano desde niño, sometido a un padre literario todopoderoso y castrador (Fleming), condenado a no disfrutar del amor duradero de ninguna mujer, desdoblado en multitud de hombres diversos y obligado a salvar al mundo de sus males y a nosotros de nuestros fantasmas a golpe de pistola, es comprensible que Bond vaya por el mundo haciendo oídos sordos a la realidad. 

Tras décadas dando el do de pecho, puede que la misión freudiana planteada líneas más arriba diera algún fruto y que, tras un poco de introspección, 007 encontrase respuestas y algo de la paz que tanto necesita. O no: según Antonini, "Bond se salva de la interioridad, del sentido de culpa, de la preocupación y fatiga de pensar, del agujero hueco de la autoconsciencia". En todo caso, la única respuesta a las preguntas de Bond somos nosotros, su razón de ser. 

Porque su misión más importante, y de la que siempre saldrá victorioso, es la de consolarnos de no ser superhombres.

BOND EVOLUTION

SEIS ACTORES HAN ENCARNADO A 007 DESDE SU ESTRENO HACE 50 AÑOS. CON ELLOS, EL PERSONAJE TAMBIÉN HA CAMBIADO


SEAN CONNERY

Su Bond, entre 1952 y 1971, era machista, impasible, irresistible. Tanto, que Ian Fleming llegó a escribir que 007 tenía ancestros escoceses para acercarlo más al actor.

GEORGE LAZENBY

El actor australiano se hizo cargo del papel en 1969 y solo en una película,007 al servicio de Su Majestad. Elegido por su estilo, su actuación fue muy criticada.

ROGER MOORE

La llegada del apuesto y espigado Moore a la saga en 1973 suavizó al agente, haciéndolo más hedonista y divertido, menos solemne que sus predecesores.

TIMOTHY DALTON

En los dos filmes en que se encargó de Bond, (1987 y 1989), le dio un toque estoico y frío: un bebedor duro que no disfruta matando, pero con cierto prurito profesional.

PIERCE BROSNAN

Entre 1995 y 2002, el irlandés protagonizó a 007 en cuatro películas. Convirtió al agente secreto en un modelo de elegancia y educación, capaz de sufrir por amor y racional.

DANIEL CRAIG

Desde 2006 y con tres películas de momento, 007 vuelve a ser tosco y violento, casi un psicópata. Pero su fondo atormentado le da profundidad al personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario