02 agosto 2013

Anne Bancroft guapa más allá de los sesenta

Con humor, Anne Bancroft, de 66 años, dice que el que la recuerden como la señora Robinson de «El Graduado» (particularmente, en la escena erótica frente a un atribulado jovencito llamado Dustin Hoffman) ha provocado su inclusión en la lista.

Una dieta de pescado y vegetales, un plato mensual de osso buco, cuarenta minutos diarios de sauna, y la meditación mantienen en forma a la actriz de «Grandes esperanzas».

Esperanza que nunca perdió Rose Stuart, quien se vio con una nominación al Oscar por su anciana (101 años) Rose DeWitt de la por once veces premiada en la gala de los Oscar «Titanic», a sus 87 primaveras. Abuela de once nietos, confiesa que una vez se estiró la piel de los párpados. Pintora, actriz y editora, «su humor, inteligencia y energía», la distinguen, dice de ella la actriz que interpretó a su nieta en la película de James Cameron, Suzy Amis.

Amis, la reciente amante de Cameron, no sólo ha provocado su divorcio de Linda Hamilton, sino el que ésta se haya ido con una mujer, Cindy Deerheim. Esto oscurece el estatus de Anne Heche como la lesbiana más famosa del cine norteamericano.

A contracorriente, la novia de Ellen DeGeneres estrena ahora película romántica con Harrison Ford («Seis días, siete noches), mientras es considerada una de las 50. Con su luminosa piel y perfectos pómulos, la actriz de «La cortina de humo», que estuvo vinculada sentimentalmente en el pasado al misántropo Steve Martin, declara en la revista: «Mirar a Ellen es mi secreto de belleza».

Y eso que Ellen no pasa, ni mucho menos, por su mejor momento. Los productores de su serie «Ellen» planean «guillotinarla» por ser demasiado gay. A lo que se ve la tolerancia sexual sólo es bien vista durante el tiempo que dura su rentabilidad de audiencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario