19 julio 2013

Banderas tan sexy como en Desperado

Tan sexy como en Desperado, y, como en aquélla, vestido enteramente de negro, armado de espada y dotado de máscara, Banderas seduce con su habitual intensa naturalidad (evoluciona en un tórrido fandango y ejecuta un sensual duelo frente a la galesa Catherine Zeta Jones, el descubrimiento del filme). Además del reto físico, el actor utiliza su potencial dramático al máximo al dar réplica a su coprotagonista, sir Anthony Hopkins.

De hecho, el romántico justiciero enmascarado El Zorro es Hopkins, un don Diego de la Vega ya viejo y cansado, pero a la busca de venganza. Cuando encuentra a Alejandro Murieta, un joven atormentado por la brutal ejecución de su hermano, halla a su sucesor en la lucha contra la opresión y la injusticia en la Baja California del siglo pasado.

Así, Murieta accede a familiarizarse con los elementos del justiciero -máscara, espada, látigo y el invencible caballo Tornado-, mientras se enamora de la hermosa hija de su protector, Elena.

La película, que será lanzada por todo lo alto en Estados Unidos el 10 de julio, entre el Armageddon de Bruce Willis y la bélica Saving Private Ryan de Spielberg, afianzará definitivamente la condición de Banderas como el actor latino más solicitado y prestigioso en la industria estadounidense.

Hasta septiembre no se producirá su estreno europeo. Tendrá lugar en el 46º Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El certamen donostiarra podría aprovechar la anunciada presencia de Sir Anthony Hopkins para honrar la vida y carrera del neoaristócrata inglés. Hasta finales de octubre, La máscara del Zorro no comenzará su carrera comercial en nuestras pantallas.

Mientras Banderas atendía a la prensa, su mujer, Melanie Griffith y sus dos hijas, Dakota -fruto de su segunda unión con Don Johnson- y Stella del Carmen, lo esperaron en la piscina del exclusivo hotel de Doherty Drive.

Ambos han creado una productora, Green Moon, desde la que han vuelto a trabajar juntos tras Two Much.

Se trata de Crazy in Alabama, la película que ella protagoniza y que le ha servido al actor para su debut en la dirección.

Banderas describe la experiencia como «intensa y formidable»: «Melanie y yo compartimos hasta los últimos detalles de esta producción. No entiendo a esos actores que dicen que cortan con lo profesional y en casa hablan de otras cosas. Melanie y yo lo compartimos absolutamente todo y esta película ha robustecido aún más nuestra unión».

No hay comentarios:

Publicar un comentario