07 junio 2013

El cine independiente triunfa en Jolivud

La consolidación del cine independiente frente a las grandes superproducciones parece estar avalada, además, por el éxito de películas tan contestatarias como El juego de Hollywood, que con poco presupuesto ha puesto en escena una devastadora parodia del mundillo cinematografico. La Academia ha reconocido al trabajo de Robert Altman, que figura entre los nominados para el Oscar al mejor director. 

El guión de la película le ha merecido otra nominación a su autor, Micheal Tolkin. Entre las candidatas en lengua extranjera han resultado nominadas la rusa Cerca del Edén, la belga Daens, la francesa Indochina, con Catherine Deneuve como protagonista, la alemana Schtonk y Un lugar en el Mundo, del argentino Adolfo Ariastarain. El reconocimiento de esta última, que ganó la Concha de Oro en el Festival de cine de San Sebastián y en la que interviene el actor José Sacristán, es un pobre consuelo para el cine español, que ha recibido una sola mención de la Academia en las votaciones previas a los Oscar. 

Tanto Carlos Saura, por su corto Sevillanas realizado con motivo de la Expo'92, como el actor Antonio Banderas, por su papel en Los Reyes del Mambo, sonaban entre los extranjeros con posibilidades. El único reconocimiento obtenido por Antonio Banderas ha sido por la canción Bella María de mi amor que él interpreta (e interpretará el día de la entrega de los Oscar) y que ha sido nominada para el premio a la mejor canción original. 

La nota original de los Oscar este año podría correr a cargo del actor y director Woody Allen. Entre los nominados para el Oscar al mejor guión figura el de su controvertida película, Maridos y Mujeres, que narra la historia de amor de un viejo profesor neoyorkino con una joven estudiante. Un guión que, como en las restantes películas del director de Brooklyn, parece extraído de su propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario