13 abril 2013

Abuso en la presión fiscal a las empresas online

Hace seis meses, Romain Aymeric, ex director general de Vente-Privée España, se incorporó como director global de ventas de su mayor rival: el portal francés de moda online Showroomprive.

Quince años de experiencia en el rector retail a sus espaldas y una incansable voluntad de aprender son su mejor carta de presentación. "En el mundo actual, no cabe el conformismo. Hay que buscar nuevas formas de hacer las cosas", comenta. Su nombramiento en Showroomprive, con responsabilidad para España, Francia, Portugal, Italia, Reino Unido y Países Bajos, reforzará la negociación de este outlet de ropa online con las marcas.

El contexto juega a su favor. No en vano, la Red ofrece una salida fácil y económica a los excesos de stock. En España, el comercio electrónico generó un volumen de negocio de 2.640,8 millones de euros en el segundo trimestre de 2012 (últimos datos disponibles), un 13,7% más que un año antes, según datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

Ahora bien, "no es un sector sencillo, pues exige grandes cantidades de circulante y experiencia trabajando con las marcas", asegura Aymeric. Sólo en España existen más de 500 tiendas online, pero apenas una pequeña parte se encarga de comprar los artículos y gestionar la logística.

Showroomprive adquiere y almacena el 30% de los productos que comercializa. "Así conseguimos acceder a determinadas enseñas o lograr mejores condiciones económicas. No podemos sobrepasar ese 30% porque no sería rentable", afirma.

El 70% restante se encarga a la marca una vez que finaliza una campaña (éstas duran una media de cinco días) y se contabilizan los pedidos, con el consiguiente retraso en las entregas. "Los clientes son cada vez más exigentes, pero no sólo en los plazos de envío sino en la calidad del servicio, la facilidad de pago y devoluciones, y el atractivo de las marcas", comenta.

En todos los casos, Showroomprive gestiona la creatividad, la puesta en marcha de las campañas y la distribución. Para ello, cuenta con cinco almacenes, tres de ellos en propiedad.

El portal de moda es "rentable y viable, algo de lo que no pueden presumir muchos", apunta el ejecutivo francés. "La facturación global del sector crece, pero menos de lo que se esperaba porque el gasto medio por persona ha bajado", revela. Entre abril y junio el año pasado, se registraron 36,7 millones de operaciones online en España, un 17% más.

En relación a la polémica sobre la evasión fiscal de las grandes puntocom estadounidenses, Aymeric se desmarca de las voces más críticas. Para este directivo, el hecho de que Amazon se ahorre millones de euros al año en impuestos "no es determinante" en la evolución de los demás actores de ecommerce.

"En Francia, Amazon lleva trabajando más años que nosotros". Y, en España, su desembarco, en septiembre de 2011, "ha traído más ventajas que perjuicios al sector. Por su reconocimiento internacional, ayuda a que el comercio electrónico crezca en su conjunto", opina.

En su opinión, "lo que hacen estas multinacionales no se puede considerar propiamente competencia desleal", como sostiene, en cambio, el Gobierno británico, que recientemente instó a Google, Amazon y Starbucks a explicar sus cifras ante el Comité de Cuentas Públicas. "Amazon encuentra una forma legal de ahorrar y la aprovecha; lo encuentro más que comprensible".

"Es más, mientras continúe habiendo 27 políticas fiscales en Europa, las empresas seguirán buscando vías para pagar menos", insiste.

Aymeric cree que el Viejo Continente necesita una "profunda revisión" de sus políticas para con las empresas. "No se trata necesariamente de rebajar el Impuesto de Sociedades, sino de poner en marcha mecanismos para fomentar la creación de empleo y las inversiones". Propone, por ejemplo, beneficios fiscales a las compañías que reinviertan sus beneficios. Precisamente, uno de los puntos que podría incluir la Ley de Emprendedores, que será aprobada, previsiblemente, en el primer trimestre.

"La clave no es si Amazon paga en Irlanda, Luxemburgo, Francia o España, sino por qué los negocios que atraen consumo, trabajo, demuestran capacidades de I+D e invierten en un país tienen que soportar cargas tan altas. La presión fiscal en Europa es un abuso", sostiene Aymeric.

En 2012, Showroomprive creó más de 200 empleos y para este año están previstas 150 nuevas contrataciones. "Seguiremos adelante con nuestro plan estratégico, independientemente de las decisiones políticas".

La compañía gala facturó 250 millones de euros el pasado año (el 10% en España). En tres años, el objetivo es triplicar esta facturación.

Encuentro más que comprensible que Amazon pague sus impuestos en Irlanda si la ley se lo permite"

Mientras Europa tenga 27 fiscalidades diferentes, las empresas seguirán buscando el modo de pagar menos"

El 'ecommerce' no es un sector fácil; requiere mucho circulante y experiencia en el trato con las marcas"

Showroomprive sólo tiene en 'stock' el 30% de los artículos que comercializa; no nos sería rentable comprarlo todo"

El desembarco de Amazon ha traído más ventajas que perjuicios, porque ayuda a crecer al sector en su conjunto"

Tenemos como objetivo triplicar la facturación en tres años, independientemente de las decisiones políticas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario