22 marzo 2013

Tener un hogar Dulce e Inteligente

Si se acepta la teoría del mundo del motor por la que los avances tecnológicos que se desarrollan en la competición repercuten en el particular, lo mismo se podría decir de la domótica y otras tecnologías encaminadas a lograr un hogar más eficiente. Porque para la industria y servicios resolver la ecuación de menos factura y más ahorro es un macroobjetivo, pero el consumo en el hogar supone, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (Idae), el 30% del gasto energético en España.

En Matelec se presentará un decálogo de soluciones para la automatización en el hogar, que busca, al igual que en las empresas, fomentar el ahorro energético a través de la implantación de tecnología domótica y eficiente. Idae afirma en un estudio que el mayor gasto familiar está en iluminación, calefacción y agua caliente, y plantea métodos que podrían reducir la factura energética de cada hogar hasta en un 35%. El cómo también se define de forma eficiente: 10 puntos. Alguno de ellos, como no dejar los aparatos electrónicos en modo standby o apagar las luces al salir de una habitación, son fáciles y no requieren ninguna instalación adicional, sólo adoptar un hábito de responsabilidad energética.

El decálogo no sólo enumera cómo hacer eficiente una casa, ofrece con qué hacerlo. Ahí entra, sobre todo, la domótica. Una tecnología que ha aumentado, poco, pero aumentado, su implantación en las viviendas pese a la crisis: en 2008 era de un 8%, el último estudio, de 2011, habla de casi un 9%. Según Luis Catalán. responsable de domótica e inmótica de KNX de Schneider Electric, esto se debe a que «los promotores de viviendas antes las tenían vendidas sobre plano y ahora les resulta muy difícil, por lo que incluir soluciones domóticas en los hogares es un argumento de venta», es decir, que le da un valor añadido.

Para Catalán, el hecho de que España esté en el top ten en número de smartphones favorece que la domótica sea más accesible y atractiva, al considerar que «las aplicaciones en tabletas y teléfonos hacen que lleves todo el día encima el controlador de tu hogar, no como antes, donde los pulsadores y controles podían ser más antipáticos».

El futuro es un hogar inteligente y eficiente, por ello el I+D+i es fundamental para un posicionamiento más fuerte en el momento que la economía permita mayores inversiones de promotores, arquitectos e, incluso, particulares. Un futuro que empieza a ser presente, donde «el confort no sólo sea encender las luces con una palmada», como dice Catalán, sino que sea un hogar, dulce hogar. E inteligente, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario