18 febrero 2013

Tanto control no gusta al personal


Los numerosos controles móviles establecidos por la Policía Nacional desde hace varios días en el centro de Madrid han causado malestar entre la Policía Municipal. Estos dispositivos han contribuido al colapso total del tráfico durante las horas «punta» del día. Los controles, y otra serie de medidas, forman parte de un plan especial de seguridad con motivo de las próximas elecciones generales del día 29. Los dispositivos son llevados a cabo por funcionarios de las compañías de la reserva de la Policía Nacional y tienen una duración mínima de 10 minutos y un máximo de 35.

A diferencia de otras ocasiones que son situados en los accesos de entrada y salida de Madrid, estos días los controles se encuentran en las principales calles de la capital durante todo el día. Serrano, Princesa, Cea Bennúdez, Alfonso XII, Príncipe de Vergara, Velázquez y varias calles más se colapsan automáticamente en cuanto estos dispositivos empiezan a funcionar y sobre todo si se realizan en las horas críticas con un tráfico más intenso. Entre los miembros de la Policía Municipal hay cierto malestar. No se les comunica del lugar y la hora en que se realizan los controles cuando, en muchas ocasiones, se encuentra a pocos metros del control algún agente intentando regular el tráfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario