29 febrero 2012

El espectador experimenta

Es muy sencillo, dice el director. «El mago deja la baraja sobre la mesa. Muestra sus manos. Te mira a los ojos. Te pide que confíes en él. Y luego empieza a jugar con aquello que quieres que ocurra», dice. «Eso es justo lo que he intentado hacer con esta película. Toda ella está concebida como un truco de magia», revela a continuación. Relajado, sonriente, a punto para el desayuno (un zumo de naranja, fresas que pinchar con incómodos palillos), Rodrigo Cortés, el chico que metió a Ryan Reynolds en un ataúd y convirtió lo que a todas luces parecía un suicidio comercial en una de las películas del año (Buried), habla de Luces rojas, su último trabajo, una fría y calculadora oda al reverso del ilusionismo de predicador sin escrúpulos con forma de thriller, como quien habla de un juego de cartas con truco. 

Un truco en el que brillan dos estrellas: Sigourney Weaver y Robert De Niro, heroína ella (en el papel de la portentosa doctora Margaret Matheson, dedicada a desenmascarar farsas paranormales) y villano él (en la piel de Simon Silver, el mentalista más famoso de todos los tiempos, retirado tras, supuestamente, haber provocado la muerte de un periodista en directo).

Y otras dos: Cillian Murphy (un aprendiz de la doctora Matheson) y Elizabeth Olsen (una alumna aventajada), protagonistas de la escena más reveladora de la película. En ella, el chico y la chica están en una cafetería. Hay poca luz y el chico juguetea con una moneda entre las manos. La chica quiere saber cómo ha conseguido meterla bajo su batido sin que ella se haya dado cuenta. El chico dice: «Porque no mirabas en la dirección adecuada». Y a continuación, añade: «Si alguien saca un conejo de la chistera ten por seguro que es porque alguien lo ha puesto allí antes». O el ilusionismo entendido como mentira piadosa que sirve a un fin: el de abrir la puerta a lo inexplicable.

28 febrero 2012

Volvo bajo el control de China

El año 2011 ha sido el primero de Volvo Car bajo el control del consorcio chino encabezado por el fabricante de aquel país Zhejiang Geely, que completó su compra a Ford en agosto de 2010 por 1.800 millones de dólares. 

Stefan Jacoby, que a finales de ese mismo año abandonó Volkswagen para asumir la presidencia de la compañía sueca en esta nueva etapa, explicó mientras presentaba el futuro modelo V40, que «seguimos siendo una compañía con objetivos globales, hasta el punto que en China somos considerados como una compañía extranjera. Pero, evidentemente, vamos a aprovechar las oportunidades que en China nos da nuestro accionista principal, Geely». Este fabricante tiene el 51% de la marca sueca, mientras que el resto del capital está en manos de los gobiernos de las provincias de Daqing y Jiading. 

Volvo y Geely han creado una empresa mixta para construir la primera de las dos fábricas que se han previsto en China, en la provincia de Chengdu. La segunda planta prevista debería construirse en 2015, dos años después de la primera. Al mismo tiempo, se está buscando una ubicación para construir también una factoría más en Estados Unidos, a fin de evitar la exposición a las variaciones de la tasa de cambio. En Europa, anunciado ya el cierre de la pequeña planta de Uddevalla (Suecia), Volvo mantendrá la de Toslanda, en Suecia, y la de Gante, en Bélgica. Por el momento, estas dos instalaciones concentran casi la totalidad de la producción de la marca. En Toslanda, se construyen los coches grandes, en Gante, los pequeños, incluido el nuevo V40. 

Para poder asumir la construcción de estas nuevas plantas, Jacoby ha anunciado un plan de inversiones por valor de 11.000 millones de dólares (8.730 millones de euros) a lo largo de los próximos cinco años. En este tiempo, la plantilla se incrementará en unas 11.000 personas, la mayoría de ellas en China. 
Con estos nuevos centros de producción, Jacoby estima poder doblar sus ventas actuales hasta alcanzar las 800.000 unidades al año, 200.000 de ellas en China. En 2010, Volvo vendió 374.000 unidades. En los tres primeros trimestres de 2011 sus ventas se elevaron un 22,5% hasta las 334.000 unidades, por lo que se estima que el año se habrá cerrado rondando las 400.000 unidades, objetivo previsto para 2012. 

El crecimiento se generará sobre todo en China, India y América Latina, pero Jacoby lo espera también de Norteamérica y de Europa en donde supone que antes de 2020, el mercado se recupere hasta los 15 o 16 millones de unidades. 

En términos económicos, después de que en los últimos años bajo la gestión de Ford las pérdidas se acumularon -en 2008 tuvo un déficit de 1.388 millones de dólares y un año después de 653 millones- en 2010 ganó 369 millones y en 2011, pese a un pinchazo en el tercer trimestre debido a la adversa paridad de la corona con las demás monedas, Jacoby ha anunciado que los beneficios serán importantes. 

En lo que al producto se refiere, se introduce ahora un nuevo V40, del que derivarán más variantes. Y se desarrolla una nueva plataforma en la que se pueda basar la futura gama de coches más grandes. Volvo seguirá trabajando en coche eléctricos e híbridos, en colaboración con la alemana Siemens. Ha comenzado ya las entregas del C30 eléctrico y se prepara para introducir el primer híbrido diésel-eléctrico. Podrá recorrer 50 kilómetros en modo eléctrico y consumirá 1,9 litros a los 100 kilómetros en combinado.

26 febrero 2012

Los años bisiestos

Por algún motivo que tiene que ver con supersticiones atávicas, los años bisiestos dan mal fario. El refranero español está plagado de ejemplos: «Año bisiesto año siniestro», «año bisiesto ni aquello ni esto», «Año bisiesto, vende la hoja y quema el cesto». 

Pero, al margen de lo que permanece en el imaginario popular, lo cierto es que la inclusión de un día más cada cuatro años obedece a una necesidad de completar el calendario para que los equinoccios y solsticios no se desplacen de fecha año tras año. 
El calendario, desde la época del antiguo Egipto, describe el año en función del tiempo que tarda la Tierra en realizar su órbita completa alrededor del Sol. A modo de redondeo se ha establecido que el año dura 365 días. Pero, en realidad, tarda 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos. De nuevo, un maquillaje de la cifra dejó la cosa en 365 días y seis horas. Razón por la cual cada cuatro años se suma por convención un día (24 horas) y todo arreglado. Los equinoccios -días en los que la noche tiene la misma duración que el día y los polos terrestres están a la misma distancia del Sol- son siempre en la misma fecha del calendario. 

El próximo miércoles es 29 de febrero, el cuarto desde que comenzó el siglo XXI. Y, como cada vez que ocurre esta rareza, ha despertado todo tipo de supersticiones «En 2012, muchos pronosticaban profecías calamitosas, pero no existe ninguna prueba de que en los años bisiestos ocurran desgracias con mayor frecuencia que en años normales», explica Manuel Mandianes, antropólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 

Aún así muchos españoles guardan en la memoria acontecimientos desgraciados que ocurrieron en años bisiestos, como el inicio de la Guerra Civil en 1936, lo que continúa alimentado las creencias negativas en torno a los años bisiestos. Pero también hay buenas noticias referentes al día añadido y bisiestos orgullosos de serlo. José Manuel Ubarrechena, un donostiarra nacido un 29 de febrero, ha creado el Club Mundial de los Bisiestos, al que pertenece una familia valenciana que dio a luz trillizos en 2008. El miércoles cumplirán su primer año.

El 29 de febrero de 1808 las tropas francesas se apoderaron de Barcelona y el de 1960 un fuerte terremoto destruyó la ciudad de Agadir (Marruecos) y mató a más de 12.000 personas. «Es cierto que no hay evidencias objetivas de que ocurran más catástrofes en bisiestos, pero si en 2012 ocurriera alguna catástrofe como un tsunami, la erupción de un volcán o un terremoto mortífero confirmaría las sospechas de quienes tienen la creencia de que estos años son siniestros». 

Los sociólogos y antropólogos aseguran que las supersticiones se convierten en creencias porque la gente necesita una explicación para los fenómenos raros, como el 29 de febrero. «Y las creencias tienen una gran importancia porque modifican más el comportamiento humano que las evidencias. Contra la creencia no hay raciocinio posible», dice Mandianes. 

Hasta mediados del siglo pasado había un ser divino que era el origen de los hechos y la explicación de todo, explica el antropólogo. Pero desde que Dios ha muerto, como anunció Nietzsche, no hay explicación posible. «Y la gente la necesita, porque si no se moriría de angustia». Durante un tiempo parecía que la ciencia sería capaz de dar respuestas, pero la ciencia no lo explica todo. De forma que el vacío que queda entre la religión y la ciencia es un terreno abonado para las creencias. 
«Es un añadido que no es normal», explica Manuel Mandianes. «A la gente le molesta haber nacido en un día que no existe, que ha sido creado por los políticos para completar el calendario». Pero, a pesar de la opinión del colega que cuenta su experiencia personal junto a estas líneas, no es así para todo el mundo. Hay multitud de bisiestos orgullosos de serlo. José Manuel Ubarrechena, el creador del Club Mundial de los Bisiestos, ha escrito una canción para celebrarlo: «Amigos, yo quiero ser / bisiesto toda la vida / porque cuando cumpla cien / seré un niño todavía», comienza la letra. 

En enero de 1996 quiso celebrar su cumpleaños y no encontró a nadie para hacerlo. Entonces puso un anuncio en el Diario Vasco: «Se buscan bisiestos». Y aparecieron 60, cuenta Ubarrechena. Con ellos, organizó una fiesta. Y, visto el éxito, hizo 500.000 impresos en 5 idiomas con el siguiente texto: «Si queréis pertenecer a la familia de los bisiestos mandar vuestra dirección al Apdo. 444, 20.080, San Sebastián (Guipúzcoa). España». El club ha llegado a los 2.000 socios de todo el mundo. 
Tres de ellos son los hermanos trillizos Olivia, Sofía y Gonzalo que nacieron en Valencia el pasado 29 de febrero de 2008, de forma que tendrán el miércoles próximo su primer cumpleaños. Su padre, Abel Peris, ya lo adelantó cuando nacieron y bromeó diciendo: «Van a ser menores de edad toda la vida». 

La historia de esta curiosidad del calendario está plagada de referencias astronómicas, matemáticas y un buen número de curiosidades. 

Julio César fue el primero en introducir un día extra cada cuatro años en el 29 de febrero. Lo que coincidía con el sexto día antes de las calendas de marzo, de forma que ese año había dos días sextos antes de esa efeméride. De ahí el nombre de bisiesto (bi-sextus). Pero aún así quedaba una pequeña diferencia y el Papa Gregorio XIII la resolvió eliminando tres bisiestos de los 100 que había cada 400 años y recortando el error acumulado desde tiempos de Julio César. Así que en 1582 se eliminaron 10 días y del 4 de octubre se pasó al 15 de octubre. 

«Tal y como está ahora organizado el calendario, el año civil dura 365,2425 días, por término medio, lo que da una diferencia de unos segundos con el año trópico de 365,242198 días. Esta diferencia se va acumulando y se sigue produciendo un pequeño desfase entre el año civil y el año astronómico, pero harán falta miles de años para que genere un desajuste significativo», explica Rafael Bachiller, director del Observatorio Astronómico Nacional. Esto obligará a ajustar de nuevo el calendario cada 3.000 años.

23 febrero 2012

Oscar que huele a añejo

Naftalina. Más que un olor es una sentimiento. Donde se cruzan Hollywood Boulevard con Highland Avenue, un Oscar gigante y veinte carteles luminosos anunciando que la calle está cortada, da la bienvenida al mayor espectáculo del mundo. Por lo menos, la noche del próximo domingo 26. La edición número 84 de los Oscar exuda glamour y algo más, algo más parecido al alcanfor. Todo parece y quiere ser viejo. 

El presentador. Tras el intento heterodoxo y fallido de Eddie Murphy, la opción más segura vuelve a ser Billy Crystal. Sin duda, por aquello de que lo mejor es enemigo de lo bueno. Definitivamente, la Academia parece haber tirado la toalla en su desesperada intención de acercar la gala a otro público, más joven, menos estirado, más tuitero. Por ahí pasaron desde Jon Stewart a Chris Rock, sin olvidar el glorioso fracaso de la pareja formada por Anne Hathaway y James Franco el año pasado. Pues bien, todo vuelve a quedar en manos de un hombre efectivo, rápido y, sobre todo, tan clásico y reconocible en la marca Oscar como Bob Hope. Por lo menos eso dicen los que aún se acuerdan de él, de aquellos tiempos liberados de la obsesión de tuitear casa segundo de estupidez, propia o ajena. 

Ruina en taquilla. Los 80 fueron la primera década en la que ninguna película con éxito en taquilla consiguió alzarse con el Oscar a mejor realización del año. No fue sólo que se inventara el término blockbuster como sinónimo de cine taquillero para mentes sin precio, también se forjó otro concepto no menos pernicioso: cine de prestigio. Este año, la distancia entre uno y otro ha adquirido valores casi traumáticos. Pese a que la recaudación total (a brazo partido contra internet y sus piratas) ha crecido en Estados Unidos hasta situarse un 18% por encima del año pasado, las películas nominadas, ni se han enterado. Los descendientes, con George Clooney a la cabeza, apenas ha conseguido un modesto 11º puesto con 3,5 millones de dólares recaudados el fin de semana. Medio millón más que la gran favorita The Artist, que acumula una cifra total de 28 millones. De otro modo, algo menos que El invitado, un thriller pedestre y recién estrenado con Denzel Washington muy serio. 

Ruina en taquilla 2. Pese a la insistencia con la que se señala a los 90 como la década de los independientes (fue en 1994 cuando Pulp fiction se llevó el premio al mejor guión), poca constancia de ello quedó en las sucesivas ediciones de los Oscar. Y hasta ahora. Desde que ganara Bailando con lobos en 1990 hasta el triunfo de American beauty en 1999, siete de las diez películas triunfadoras fueron auspiciadas por los grandes estudios y casi todas figuraron en el top 20 de las más vistas. En lo que llevamos de los 2000, un tercio de las ganadoras ha abandonado los puestos de honor del público. La taquilla, para entendernos es cosa de franquicias, secuelas y otras hierbas. Las nominaciones, de Wenstein, nunca falla. 

Nostalgia. Se ha dicho por activa, por pasiva y por reflexiva: estamos ante los Oscar de la melancolía. Las dos cintas más nominadas, La invención de Hugo y The artist hablan de cuando el cine era otra cosa. Midnight in Paris, de Woody Allen, de cuando lo que era otra cosa era la misma vida allá en los años 20. Y Criadas y señoras, de Tate Taylor, es una pieza de época con más cartón que alma. La única película que rompe la tendencia, Tan fuerte tan cerca, de Stephen Daldry, sobre el 11-S, en realidad es una mirada al acontecimiento más determinante de nuestros días desde la más fría de las asepsias intemporales, despolitizada y fallida. Nostalgica quizá. 

Pero, ¿Quién vota? Quizá uno de los misterios que más tinta hace derrochar año tras año es la identidad de los votantes que, año tras año, nos dicen las películas que hay que ver. Pues bien, harto de adivinanzas, Los Angeles Times ha llevado a cabo un estudio con unos resultados tan predecibles como terroríficos. El 94% de los que vontan son blancos y el 77% hombres. Sólo un ridículo 2% son negros y latinos aún menos. La edad media rondaría los 62 años y sólo el 14% baja de los 50. Es decir, ahora se explican muchas cosas. Para su consideración. 

Nostalgia 2. ¿Y a qué es debido tanto mirar atrás? Que responda Michel Hazanavicius, director de la película muda The artist: «Estamos en un momento crucial de la historia del cine en todas las facetas. Me refiero tanto al aspecto técnico, nunca se han podido hacer tantas cosas con las cámaras digitales; como al financiero, nunca antes ha sido tan difícil financiar una película; como al de la distribución y el consumo, con internet ya se puede ver cine en el ordenador, en la tele, en el móvil, en cualquier sitio. Está cambiando todo. Nunca ha sido tan fácil hacer cine y a la vez tan difícil. Quizá sea el momento de mirar atrás y recordar quiénes somos, de dónde venimos».

21 febrero 2012

Un Goya no garantiza la financiación

El año pasado los Goya premiaron a Agustí Villaronga, que tuvo que trabajar como pastelero antes de meterse a rodar Pa negre por la imposibilidad de encontrar financiación para sus proyectos. Este año los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España han coronado a Enrique Urbizu por su primera película en ocho años, No habrá paz para los malvados. En ambos casos, dos películas aplaudidas por, como suele decirse, crítica y público. Quizá suceda que en vez de andar a la greña por subvenciones, líos políticos o internet, lo que hay que hacer es localizar a esos hacedores de buenas películas que están sin rodar. 


«Ganar el Goya no te garantiza nada. Si te fijas en la historia de los Oscar o de los premios cinematográficos en general, la gente que gana tiene después los mismos problemas para encontrar financiación y ponerse a rodar», dijo Urbizu anteanoche tras recoger el Goya a la mejor película, uno de los seis que obtuvo No habrá paz para los malvados. 

Se hizo justicia, aún a costa del posible cabreo de Pedro Almodóvar (sólo tres Goya de los 16 a los que optaba por La piel que habito) para el autor de títulos tan fundamentales del último cine español como Todo por la pasta y La caja 507. «No es algo que mida en términos de justicia, porque no son salubres. No tuvimos muchas nominaciones con La caja 507 y todavía más doloroso fue lo de La vida mancha. Pero no puedes darle mayor importancia. Hemos llegado aquí sin premios y tenemos que seguir igual con ellos», explicaba ayer Urbizu en su oficina blandiendo su Goya. A lo sumo, espera que «dar el primer paso» para otra película. 

Pero la cosa, aseveró Urbizu, compensa siempre. «Compensa cuando te puedes mirar en el espejo por las mañanas sin que se te caiga la cara al suelo por la película que has hecho. Este es un oficio muy grato, aunque no vaya la gente a ver tu película, como sucedió en La vida mancha». 

Los Goya reconocen también una carrera de fondo en el cine negro, a pesar de algunas salidas en este camino. «Este domingo ganó el Goya el cine policiaco. No es un género muy frecuente en España y espero que ayude a dar confianza a los productores. Porque das una patada y te sale un thriller, pero policiacos hay pocos».
Para Urbizu, se han desaprovechado las posibilidades de una forma de hacer cine idónea para hablar de España. «Ha habido mucha desconfianza en el género e intentos muy miméticos del género negro estadounidense. Y es un género que, como espectador, siempre me ha gustado y que encaja muy bien para contar el mundo. El cine negro tiene que ser contemporáneo, porque habla de cómo funciona todo esto... pero por debajo». 

«Ahora, además, con la crisis se producirán más películas así», prosiguió el cineasta. «Y me gustará mucho verlas, porque pueden combinar lo espectacular con casi lo político, pues es un cine que tiene que tener una postura ante el mundo». 

Urbizu, que ganó el Goya a mejor director y mejor guión original, defiende a capa y espada esta idea de películas conectadas con el mundo. «Este país», recordaba ayer, «ha cambiado mucho. Ya no tenemos que andar buscando argumentos en ningún lado, pues aquí hay una gastronomía impresionante, con chorizos de todos países y delincuencia internacional». 
«La caja 507 era una película española, pero ésta es particularmente madrileña. Yo soy peatón y desde que llegué a esta ciudad, hace casi 20 años, Madrid me ha parecido un espectáculo fascinante. Todo ese ambiente de los bares y los diálogos, que es tan importante en la película, es puro centro de Madrid, está sacado de poner la oreja». 

Un compromiso con la realidad que tampoco tiene por qué significar comprometerse con otro tipo de causas que, según él, no vienen al caso. «La ficción sirve para que nos desenvolvamos mejor y comprendamos el caos que nos rodea. En ese sentido, no me gusta instrumentalizar el cine para historias sociales. La serie B estadounidense de los 50 dice bastante más de cómo era ese país en esos años, de sus miedos y sus comportamientos, que 17 películas pretendidamente políticas», sentenciaba ayer Urbizu entre volutas del humo de un purito. «Además, me gustan que las pelis parezcan pelis y pasármelo bien en el cine. Esto conecta con esta otra preocupación de hacer películas que te convierten un poco en detective. Tenía una ambición de hacer una obra de cacería y de recorrido urbano desde hacía mucho tiempo. En concreto está la novela de Corre, hombre, corre, de Chester Hymes, cuyo arranque ha tenido mucho que ver con lo que se cuenta en No habrá paz...» 

El compromiso le viene a Urbizu con el mundo del cine y con sus compañeros de profesión. Él, que fue quien le dio trabajo a Álex de la Iglesia antes de que éste rodase su primera película -fue en Todo por la pasta e hizo de director artístico, firmando como «Alejandro de la Iglesia»- agradeció especialmente el hecho de que fuese él quien le entregase el premio: «Me encantó. Nos conocemos desde la tierna infancia. Hemos hecho películas juntos, nos hemos corrido alguna juerga... Es un amigo para la eternidad, aunque en muchas ocasiones podamos no estar de acuerdo». 

En este sentido, también ha querido participar en la Academia de Cine, de la que llegó a ser vicepresidente con Ángeles González-Sinde. Y se atreve a radiografiar el sector: «Ahora estamos en una situación de in-pass, a la espera de cuáles van a ser las reglas del juego, de qué va a pasar con las ayudas a la amortización y de cómo se va a entender el sector con el nuevo Gobierno. Superada la incertidumbre coyuntural se volverá a poner en marcha la industria». 

«Está por ver», siguió Urbizu, «si la nueva idea del mecenazgo es operativa o no, porque no hay tradición de mecenazgo en este país. Si las ventajas fiscales son rotundas, puede que se animen algunos grupos de inversión. Pero el mejor sistema de ayudas, el más cabal y el que mejor funciona es el francés». 
Y ahí está otro de los asuntos que más anima a Urbizu en sus conversaciones, por mucho que haya estado de celebración hasta las ocho de la mañana: «De unos años a esta parte se ha dado una pátina de demagogia en la política de las subvenciones, cuando resulta que en el audiovisual tenemos algo que decir y todo el mundo lo sabe. Creo que este asunto debería ser un pacto de estado intocable, porque se nos conoce más por las películas que por muchas campañas que se hagan de la marca España». 

Igual de combativo se mostró con el tema de la piratería y su implantación en la sociedad española: «Desandar el camino andado, con esa sensación de impunidad que da la descarga en internet, es algo difícil de revertir. La libertad de expresión no tiene que ver con el debate de las descargas. La libertad de expresión es sagrada. ¡Joder, nos lo van a contar a los que hacemos películas!».

20 febrero 2012

Madrid ya esta en Rusia

Mourinho le tiene un enorme respeto al CSKA, equipo con jugadores desconocidos del que no se fía, sobre todo, en este partido de ida de los octavos de final, que se jugará en un campo con unas condiciones muy diferentes a las que están acostumbrados sus jugadores. Les ha puesto en alerta. 

El portugués considera que el enfrentamiento de mañana es un partido trampa, en el que resulta crucial blindar al equipo para convertirlo en lo más sólido posible. Hay que resistir a las bajas temperaturas, la superficie sintética del campo, los ataques de un adversario que tiene buenos recursos en el juego aéreo y saca provecho a las segundas jugadas o rechaces. 

El Real Madrid reanuda su camino en la Champions ante un equipo que acaba de completar una pretemporada de invierno, que tiene menos ritmo de competición, pero que no le hace menos peligroso porque, además de estar fresco, jugará con la ambición y el hambre de hacer de este duelo un infierno a los madridistas. La adaptación es clave. 

El Real Madrid no va a tener un partido cómodo por todos estos aspectos, con lo que resulta fundamental armar bien todas las líneas, juntándolas, siendo más solidarios que nunca en el esfuerzo, la presión por robar el balón y manteniendo una buena concentración en defensa. En la Champions, sobre todo en los partidos fuera de casa, puede ser igual o más importante no encajar un gol. 

Los jugadores están avisados. Mourinho les ha dado a lo largo de la temporada varios toque de atención por entrar mal en el inicio de los partidos, por verse con el marcador en contra en esos primeros minutos y encajar más goles que los que se le suponen a un conjunto de la talla del Madrid. El último aviso fue ante el Levante, equipo que también se adelantó en el Bernabeú. 

Para ello, el técnico portugués va a diseñar un once más físico y acostumbrado a este tipo de escenarios hostiles. Sergio Ramos sustituirá a Varane en la posición de defensa central, Arbeloa ocupará el lateral derecho, Coentrao puede ser el izquierdo, Khedira entrará por Granero e Higuaín podría jugar por Benzema. Son jugadores más aguerridos. 

El CSKA se le da bien al técnico portugués. En la temporada 2009/10, cuando Mourinho ganó la Champions con el Inter, eliminó al CSKA en cuartos de final con dos resultados similares (1-0 y 0-1). También les dejó K.O. cuando era entrenador del Chelsea en la 2004/05. Entonces tampoco encajó un gol el equipo inglés. Su estrategia estuvo enfocada a ser sólidos y blindarse. 

En la fase de grupos de la Champions el equipo madridista ha dado muestras de no tener fisuras. Ganó los seis partidos, con 19 goles a favor y sólo dos en contra. Y, lo más importante, Iker Casillas no recibió ningún gol en los tres desplazamientos (Zagreb, Ámsterdam y Lyon). Esto es lo que pide y en lo que incide para los cruces Mourinho.

19 febrero 2012

Crisis con ecologismo

Menos presupuesto para trabajar pero más seguidores y gente interesada. Es la situación que encara un movimiento verde zarandeado por la crisis. La penuria económica del país ha hecho que baje el nivel de fondos públicos disponibles, pero, al mismo tiempo, crece el apoyo social a estas ONG. 

«En los últimos dos años no ha bajado el número de socios; por el contrario, hemos aumentado un poco y, además, han subido los grupos locales de nuestra red», dice José Vicente Barcia, de Ecologistas en Acción, una federación de grupos ecosociales de todo el país. Según Barcia, ahora mismo se dan dos tendencias «en colisión». Por un lado, «el poder usa la apisonadora de la crisis para abandonar los principios ambientales que ya se tenían»; y, por el otro, la sociedad «se está activando y moviendo» hacia planteamientos vitales más sostenibles. 

«La gente viene a vernos y nos dice que había una sensación de despilfarro; que no iba a ser sostenible lo que el poder proponía; que las vacas flacas tenían que llegar; que no era posible que pidieras una hipoteca del 70% y te dieran el 120%», afirma Barcia. Una sensación parecida tiene Lawrence Sudlow, secretario general de Amigos de la Tierra, la rama española de una ONG presente en 70 países: «La gente con el paro tiene problemas más cercanos, pero eso no impide que haya un movimiento ecologista fuerte o que incluso crezca. Porque la sociedad pide más medio ambiente y confía más en las ONG. La gente se mueve porque siente que no vale votar cada cuatro años, visto el resultado que tiene». 

En general, las ong verdes no han sufrido una desbandada de socios por la crisis y los han mantenido o crecido. Pero una cosa es tener seguidores y otra es que haya dinero para trabajar. Lawrence Sudlow admite que Amigos de la Tierra ha perdido ingresos y subvenciones y ha recortado su plantilla. Si la ONG capea el temporal es porque se nutre de voluntarios y del servicio altruista. El mismo Sudlow, como toda la junta directiva de la ONG, no cobra por su trabajo, pues así lo exigen los estatutos. Austeridad y entrega son valores que también señala Ecologistas en Acción como clave para salir bien parados del temporal económico. 

«Usamos mejor que nunca los recursos y hemos reforzado nuestra escrupulosa política de austeridad. Nos ayuda que el 90% o 95% del trabajo en Ecologistas en Acción es altruista. Estamos entre el movimiento social y la ong y tenemos gran cantidad de gente muy preparada que colabora y ofrece su trabajo para la asociación». 

Juan Carlos del Olmo, director ejecutivo en España de WWF completa el dibujo de una situación que ve preocupante: «Las asociaciones grandes tenemos un origen de fondos más diversificado. El problema grave lo están teniendo las pequeñas y medianas asociaciones locales o regionales, que eran muy dependientes de una caja de ahorros o una administración. Ahora corren peligro de desaparecer y no podemos permitirlo porque son una red que hace una labor fundamental», afirma. Todo ello, ocurre, dice Del Olmo, al mismo tiempo que «las administraciones públicas retroceden lo avanzado en los últimos 20 o 30 años y desmontan los departamentos ambientales». 

En ese sentido, Jorge Riechmann, profesor de Filosofía Moral de la Universidad Autónoma de Madrid y destacado pensador ambiental, considera que hay un gran contraste entre sociedad y Estado: «Llama la atención el acierto que ha tenido el movimiento ecologista desde los años 60 hasta ahora » en sus análisis y predicciones, «en comparación con el fracaso político» en ofrecer un modelo social y económico viable. Según Riechmann, desde los 70 la población se ha duplicado y el mundo ha emprendido una «intensificación del consumo y el productivismo que es un suicidio y nos lleva al abismo» porque los recursos del planeta son limitados. 

Lejos de reconocer el error, la política convencional sigue adelante.«La gente se pregunta qué es lo que no funciona y vive en esa sensación de que la fiesta se ha acabado. Empieza a asociar lo que está ocurriendo con la idea de que la Tierra y sus recursos son limitados y que no da abasto», explica Gerardo Báguena, de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. Para Alejandro Sánchez, ex responsable de SEO/BirdLife embarcado en la plataforma electoral verde Equo, que lideró el antiguo director de Greenpeace Juantxo López de Uralde en las últimas elecciones generales, es eso lo que llevado al nacimiento de Equo, ya que la sociedad quiere salidas a un modelo fracasado. 

«Tuvimos sólo cuatro meses para preparar las elecciones, conseguimos miles de afiliados, nos presentamos en casi todas las provincias y fuimos la quinta fuerza más votada de las que tienen una propuesta estatal», pone Sánchez como ejemplo del tirón social de la plataforma Equo. Los verdes quieren tomar las riendas de una sociedad en quiebra, si es que antes la crisis no los marchita.

Cupon descuento FNAC

Codigo promocional de Fnac Si por algo es conocida la tienda de Fnac es por la cantidad de libros que se pueden encontrar ahí, tanto nacionales como en otros idiomas, hasta libros en japonés puedes encontrar, contando con una gran variedad de manga, para los amantes de esta lectura.

Además de libros de fósiles, minerales, manuales, de peces, de pájaros, de todo prácticamente.


GIF cultura y tecnologia 728x90


Pero no creas que se limita sólo a la sección de libros, también ofrecen música, tanto los últimos éxitos del mercado como los más antiguos y una gran variedad en series de DVD, Blur-ray y películas de todo tipo y todas las épocas. Codigo descuento Fnac.


18 febrero 2012

El coche de low cost va ganando terreno

Los potenciales compradores de vehículos low cost han crecido en España un 25% en sólo un año. Es una de las principales conclusiones del estudio de uno de los más importantes bancos especializados en crédito al consumo, el Banco Cetelem. Así, si en 2010 sólo un 36% de los potenciales compradores se planteaba la opción del coche de conveniencia, en 2011 este porcentaje ascendió hasta el 61%. Es decir, seis de cada 10 posibles adquirentes contemplaba la compra low cost. 

El informe, cuyo objetivo es ofrecer datos sobre tendencias de compra a los concesionarios para que ajusten su servicio a las expectativas del cliente, también ahonda en la cuestión de la procedencia del vehículo. El resultado es que mientras un 52% contemplaría la compra como «muy probable» si estuviese fabricado en Europa, sólo un 29% y 27% tendría tal nivel de confianza en un producto japonés o estadounidense. Los coches chinos o indios caen en picado hasta el 6% y el 3% respectivamente en la confianza del consumidor. 
Según Sergio Escudero, director comercial de la división auto del banco, «esto se debe a que el consumidor no percibe la existencia de productos de fuera y porque cuenta con la experiencia real de Dacia en nuestro mercado, cuyos buenos resultados están ahí». 

Puede ser por ese tipo de vehículo, a estrenar pero ajustado a lo estrictamente necesario a su función, por el que la intención de compra de vehículo nuevo ha caído sólo seis puntos respecto a 2010 a pesar de la crisis. Entonces era un 86% de los encuestados con intención de compra los que se decantaban por adquirir un coche nuevo. En 2011 la cifra descendió, pero sólo hasta el 80%, mientras la opción del segunda mano o vehículo de ocasión crecía del 14% al 20%. 

Eso sí, desde Cetelem no piensan «que esa intencionalidad de compra se traduzca en una realidad a corto plazo». Y es que el consumidor de automoción es mucho más optimista en sus intenciones de lo que luego sucede en la compra final. Queda reflejado en el apartado del estudio en que se pregunta sobre el tipo de gama de vehículo usado a comprar, tanto a consumidores como a concesionarios. Las expectativas de venta por los concesionarios son mucho más elevadas en los segmentos de gama media y baja, mientras los consumidores dicen que comprarán gama media-alta e incluso alta. Pero, según Escudero, «nuestra propia experiencia como financiera de crédito auto se alinea con la del concesionario». 

Respecto al propio negocio del crédito en momentos de tanta incertidumbre, en Cetelem se muestran optimistas. Mientras en 2011 las ventas de coches a particulares descendieron aproximadamente un tercio, la financiación sólo cayó un 4%. Además creció el volumen de negocio de los especialistas -financieras propias de las marcas y banca especializada- que alcanzó el 61%, frente al 49% de la banca tradicional. 
Es la cercanía del especialista y su agilidad a la hora de realizar la tramitación las que le están haciendo conquistar mercado. Pero, ¿les pagan? «Sí y de una manera muy adecuada. Con la tutela apropiada y una buena gestión del riesgo, está todo controlado».

13 febrero 2012

Hacia el título

Nadie debería quejarse. Jugaron todos los que querían entorno y afición. Higuaín y Benzema juntos, Granero cerca de Xabi y un espíritu atacante irreprochable. A pesar de todo, al Madrid le costó afianzar el camino en la A10, la ruta que le aleja definitivamente del Barça. Mereció la victoria. Merece la Liga. 

CRISTIANO. Insistente desde la izquierda, entregado y comprometido. Muy sereno en el lanzamiento del penalti que condujo al empate, pese a las maniobras lógicas de Munúa. No falla en los 11 metros casi desde que Aníbal cruzó los Alpes. Después, resolvió con el cabezazo para el 2-1 tras centro de Higuaín y se lució con el misil del tercero. El Bernabéu volvió a cantar su nombre. Lleva ya 27 goles. 

ÖZIL. Con la banda derecha como rampa de lanzamiento volvió a tirar de repertorio de pases, controles y talento. Se embolsó la llave para abrir la puerta y fue reiterativo en su uso. Indispensable. 

BENZEMA. Le costó entrar en juego, quizás por tener que compartir oxígeno y espacio con Higuaín. Tras el embudo inicial se escoró a una banda y desde ahí ya comenzó a respirar y ser feliz. Se asoció con su maestría habitual y firmó un golazo, el cuarto, que supuso la tranquilidad tres el 3-2 encajado minutos antes. Es imprescindible. 

KONÉ. Situado como jugador más adelantado del lógicamente defensivo Levante, demostró potencia y calidad. No sólo por su espectacular salto en el segundo gol de su equipo sino también por su brega constante con la que puso en jaque a Ramos y Pepe. 

UNDIANO MALLENCO. El árbitro acertó al señalar penalti por mano de Iborra antes del descanso, aunque pudo ahorrarse la segunda amarilla. Antes de esa acción perjudicó claramante al Madrid al anular un gol a Benzema por inexistente fuera de juego. En el pase de Cristiano, Higuaín sí está en posición antirreglamentaria, pero no llega a tocar antes de que el balón llegue al francés. Grave error. 

IBORRA. Su Levante lo estaba haciendo de cine desde el punto de vista defensivo. Pero de forma incomprensible tocó con la mano un balón llovido que no entrañaba peligro. Penalti, expulsión y fin. 

PEPE. No es que lo hiciera mal el portugués, pero puede representar los problemas del Madrid en los balones aéreos. No es normal la cadencia de goles encajados desde las alturas. Ni el primero de Cabral ni el amenazador 3-2 de Koné que neutralizó Benzema. El Madrid se lo debe hacer mirar.

09 febrero 2012

La infanta Cristina preocupada por su marido

«Es lógico que esté preocupada». Lo dijo ayer en Barcelona Mario Pascual Vives, el abogado del duque de Palma, refiriéndose a cómo está afectando a la Infanta Cristina la imputación de su esposo en el caso Palma Arena. Sin precisar si el motivo se centraba en el rechazo social que pudiera causar el caso o la imagen de la monarquía, Pascual Vives dijo que la preocupación de la Infanta es «en su conjunto», en un momento en que Doña Cristina ha regresado a Barcelona para citarse con el letrado de su esposo. 

Doña Cristina está actualmente en Barcelona, alojada en el domicilio familiar del barrio de Pedralbes, y está aprovechando su visita para trabajar y realizar actos de representación para la Fundación La Caixa. El letrado dijo que «está dedicada a sus actividades profesionales, que son intensas». Pero también ha mantenido una conversación con él sobre su esposo, que el abogado consideró «de cortesía», con el fin de «confirmar algunos datos después de las últimas reuniones con Urdangarin», dijo. 

Trascendió, también, que la declaración en la sede judicial del duque de Palma no será grabada en vídeo -como estaba inicialmente previsto-, sino únicamente será transcrita. De esta manera, el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, aprobaba la solicitud del abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, para que sus palabras únicamente fueran recogidas en papel y evitar así, probablemente, la existencia de unas imágenes grabadas. 

El resto de las declaraciones previstas, en cambio, sí serán grabadas en vídeo. Los primeros interrogatorios comenzarán a realizarse este sábado y son los del ex socio de Urdangarin, Diego Torres; su esposa Ana María Tejeiro, los también imputados Marco Antonio y Miguel Tejeiro y el asesor jurídico Salvador Trinxet, quien presuntamente colaboró en crear una red fiscal internacional para evadir los ingresos del Instituto Nóos. 
El sábado siguiente, día 18, se hará una segunda ronda con el ex director general de Deportes, José Luis Ballester; el ex gerente de Illesport, Gonzalo Bernal; el ex gerente del Instituto Balear de Turismo, Juan Carlos Alía y el ex asesor jurídico del Ibantur, Miguel Ángel Bonet. Será justo una semana más tarde, el día 25 y también sábado, cuando lo hará el duque de Palma, a las nueve de la mañana. 

Las últimas informaciones relativas a este polémico caso hacen referencia a que el duque de Palma pudo haber pagado 60 euros a jóvenes para que fingieran estar contratados por el Instituto Nóos, según han declarado algunos de ellos. 

Sobre asuntos como éste, el letrado de Urdangarin, al ser preguntado por cómo está enfocando la declaración de su representado, dijo que «cada día es una aventura para saber qué es lo que pasará». Sobre si el duque de Palma tuviera que pedir disculpas sobre algún tipo de actuación que pudiera ser delictiva, el letrado se mostró convencido de que así lo haría si llega el caso. «Yo siempre he dicho que, en esta vida, si pudiéramos tirar atrás, haríamos las cosas de otra manera», reflexionó. 

Por su parte, el sindicato Manos Limpias está estudiando solicitar al juez instructor que la Infanta Cristina sea citada a declarar como testigo en este caso de presuntas irregularidades, en una petición que se llevaría a cabo en función de lo que declare el día 25 de febrero el duque de Palma, informaron fuentes jurídicas a Europa Press. Se trata de una de las primeras solicitudes que prevé efectuar la entidad tras haberse personado como acusación popular en la pieza número 25 de la causa, después de que el martes el juez admitiese su incorporación al caso.

04 febrero 2012

Diccionario de la guerra de la independencia

Incursos aún en el bicentenario de la Guerra de la Independencia, aparece una de esas obras ante las que es inevitable el tópico: realmente viene a cubrir un hueco. Y qué hueco: dos tomazos de más de 2.200 páginas y 14 centímetros de lomo entre los dos componen este monumental Diccionario de la Guerra de la Independencia, dirigido por Emilio de Diego y José Sánchez-Arcilla y publicado por Actas y la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad, en la que han participado más de 50 historiadores. 

Más de 8.300 voces que arrancan con el guerrillero apodado Chaleco (apellidado, lógicamente, Abad), cuya vida es bien representativa del periodo histórico: labrador, se suma a la lucha tras el saqueo de su pueblo (Valdepeñas) por los franceses; combate en diversas partidas antes de formar la suya propia; asciende a coronel y llega a mandar una fuerza de 1.400 soldados; en 1820 apoya la rebelión de Riego y, tras su derrota, es condenado a muerte en 1827. 

De Abad en adelante, todo lo que usted siempre quiso saber… o, según Emilio de Diego, «una herramienta, un instrumento absolutamente clave para todo aquel que quiera consultar una duda concreta, iniciarse en el estudio de la Guerra de la Independencia o buscar referencias sobre cualquier tema particular, sea local o de la vida cotidiana». 

«Ha sido un esfuerzo enorme»; añade el historiador, «y podríamos haber incluido todavía más voces, sobre todo biográficas, porque fueron muchísimos los que intervinieron en la guerra. Hemos incluido personajes que nunca habrían aparecido en otros trabajos: tambores, que eran niños de 13 años, soldados, cabos; todos los generales y mariscales franceses, ingleses, polacos, italianos. También mujeres, que, tradicionalmente, han sido materia de adorno o de heroicidades noveladas. Muchos guerrilleros, se conoce el nombre de 40.000. Pero hemos tenido un criterio no exhaustivo, sino significativo», precisa Emilio de Diego. 

«El Diccionario», sigue diciendo Emilio de Diego, «cuenta cómo se combate, cómo se sobrevive, cómo se alimenta la gente; hay más de 1.500 referencias a hechos de armas, batallas o escaramuzas de cualquier tipo». E incluye una serie de apéndices, que se ocupan desde las monedas, algo importante, dada la gran variedad que había, a la poliorcética, el arte de atacar y defender las plazas fuertes, con láminas y términos técnicos, pasando por la organización de los ejércitos o los miembros de las Juntas Provinciales. 

Y sus autores han preferido no extenderse en lo más conocido (Napoleón, Palafox) para dar cabida a «una mujer que hubiera colaborado con los franceses, o luchado contra ellos, o auxiliado de algún modo a la guerrilla, o sobrevivido en una circunstancia en que los hombres están fuera de casa; son ese tipo de personajes, de los que se podían decir cosas nuevas, los que asoman a estas páginas». «Al ser un diccionario temático», añade De Diego, «se atiende a los protagonistas y a los personajes de reparto, al escenario -el tiempo y el espacio- las distancias, las medidas y, por supuesto, al guión de la guerra desde los puntos de vista político y militar». 

Fernando García de Cortázar, director de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad, considera esta obra la más importante de las acometidas por la fundación. Subraya la objetividad con que se ha llevado a cabo. «Queríamos que tuviera la objetividad del dato y que todas las naciones que participaron en la guerra tuvieran su hueco en él», dice. 

La Guerra de la Independencia, a la que Emilio de Diego considera «el hecho fundente y fundante de la nación española», tuvo un gran eco internacional. García de Cortázar recuerda cómo inspiró a gente como Shelley, Wordsworth o Turgueniev y cómo «Bailén fue una gran esperanza para los europeos que luchaban contra Napoleón». 

¿Continuará la Fundación Dos de Mayo después de 2014? «Podría seguir», dice su director, «como gran referencia nacional. Me parece bien que hubiera una institución que se ocupe de recordar que somos una nación y que es a través de la nación, no de la historia ni la lengua, como se nos reconocen los derechos y libertades. Reconocer derechos históricos es como reconocer que los muertos tienen derechos sobre los vivos».

03 febrero 2012

Un Vázquez Montalbán internacional

Si el autor de Los mares del Sur viviera, «probablemente se sentiría muy incómodo, entre el azoramiento y la vergüenza, y se iría a comer», reconoce Francesc Salgado, editor de los tres volúmenes de su Obra periodística para Debate. La visión de una treintena de expertos de todo el mundo reunidos en un aula de la Universidad Pompeu Fabra para discutir sobre su obra y poner en común sus respectivas líneas de investigación sin duda haría mella en la humildad del padre de Pepe Carvalho. Pero, qué remedio… «Es algo que ya le ocurrió en vida, Manolo se llevaba las tesis doctorales a casa y atendía de buena gana a los investigadores», recuerda Salgado. 

Ésa era la postal que ofrecía ayer la casa de estudios barcelonesa con la inauguración del I Congreso Internacional Manuel Vázquez Montalbán, actividad paralela del Encuentro BCNegra y por ello abierta al público, aunque de carácter eminentemente académico. El Congreso reúne por primera vez a los expertos de todo el globo (desde George Tyras de la Université Stendhal de Grenoble o la romana Marina Castrillo a Mario Santana de la Universidad de Chicago o Steward King de la australiana Monash University, entre otros) y marca un antes y un después en los estudios montalbanianos. 

«Se ha constituido una comunidad científica y una red de trabajo», explica Salgado, el organizador del congreso promovido por la Asociación de Estudios Vázquez Montalbán y la Pompeu Fabra. Y la maratoniana primera jornada (el encuentro se extiende hasta el sábado), con ponencias encadenadas de media hora de duración ya ha dado sus frutos. «Tanto las obras de Manolo como los investigadores estaban desperdigados. Ahora arranca el estudio sistemático de toda su obra y adquiere una identidad», señala Salgado. 

El corpus de estudio al que se refiere Salgado se ha definido y completado en el último lustro con las publicaciones de su Poesía completa, las antologías de relatos Cuentos blancos y Cuentos negros (Galaxia Gutenberg) y con la Obra periodística, preparada por el mismo Salgado, cuyo último volumen Obra periodística III (1987-2003. Democracia) llega el próximo día 9 a las librerías. «Se trata sólo de un 10% de su producción. Utilizando el símil del geógrafo, yo sólo he plantado las banderitas en ese vasto continente periodístico de Vázquez Montalbán que abarca 43 años. Ahora hay que explorarlo», explica el investigador. 

Lo cierto es que esa visión de conjunto ha facilitado el trabajo de los expertos. «Nos hemos dado cuenta de dónde estamos y hasta qué punto se imbrican los géneros: la narrativa, el ensayo, la poesía y los textos periodísticos de Vázquez Montalbán, y forman un todo», señala.