01 noviembre 2012

El Madrid no ha hecho los deberes


Esta vez no se les puede reñir demasiado. Hemos sufrido de nuevo, nos hemos mordido las uñas mientras el reloj avanzaba inexorablemente hacia nuestra condena y hemos pillado un cabreo silencioso, en esta ocasión, y soterrado. Pero es cierto que han corrido y han luchado, lo que no había quedado claro en otras noches similares. Varios jugadores blancos se han partido el alma y la vision de Llorente con su brazo inerte colgando y disputando un balón de cabeza nos ha traido a la memoria bastantes recuerdos del Madrid «valiente». También podemos llegar hasta admitir que el Madrid ya no deambula sonado por el campo como ocurrio en los dos ultimos encuentros en San Siro. Pero es evidente que esto no basta.

No ya porque el Milán tenga mejores jugadores que el Madrid -sigo sin estar convencido de ello- sino porque el equipo italiano se ha aprendido de memoria la «lección Real Madrid» y la recita con dicción clara y fluidez, mientras que nuestros jugadores no se han «aprendido» al Milán. Se han hecho progresos, pero no se han hecho los deberes. Hay que admitir que se ha avanzado en el apartado del pressing. El Madrid ya no se descompone cuando tres o cuatro jugadores del Milán le hacen un pressing de libro. Pero resulta que ayer ninguno de los alumnos vestidos de blanco se había aprendido la lección.

El espectaculo del offside -uno cada cuatro minutos- era lastimoso. Pienso que a estas alturas teníamos derecho a pedirles a profesionales que ganan cuarenta y cuatro mil pesetas por minuto que están en el césped (es lo que calculo que vale un minuto de algunos jugadores, si contamos los partidos que juegan a lo largo de la temporada) que hagan todos los deberes, incluido el del fuera de juego. Aunque tambien es verdad que los alumnos podrían replicar que no se les había explicado. Y puestos a explicar, ¿podría decirnos el profesor Toshack qué hacen Chendo y, a veces, Julio Llorente como constructores de juego?

No hay comentarios:

Publicar un comentario