28 octubre 2012

Antonio López no tiene quien le compre el cuarto de baño

El cuadro de Antonio López Dos fracmentos de cuarto de baño, estrella de la subasta de pintura moderna y contemporánea celebrada ayer en Madrid por Edmund Pel y Asociados, no logró obtener la cantidad estimada para su venta. Con un precio de salida de 60 millones de pesetas, se llegó a ofertar por él hasta 100 millones lejos de los 120 que le habían adjudicado los expertos. Lo mismo ocurrió con otros 10 de los lotes subastados.

Obras de Wifredo Lam, Oscar Domínguez, Salvador Dalí, Henri Moore, Antoni Tapies, Luis Gordillo, Victor Mira, Alfredo Fraile y Antoni Clavé se quedaron sin comprador. Según Edmund Pel, presidente de la casa de subastas, «la estimación de la obra de Antonio López se había hecho a partir de los precios alcanzados por otros cuadros del artista. El hecho de que no se haya vendido indica la timidez del sector privado y la ausencia de un coleccionista capaz de adquirirlo».

El tema del mismo, un inodoro y una ventana bastante sucios y descuidados, pintados con el esmero y la puntillosidad habitual del artista manchego, hacían presagiar a Edmund Pel que su lugar era «una gran colección pública o semipública. Al haberse abstenido el sector público, el cuadro se ha quedado aquí». Fueron sesenta y dos las obras que sí encontraron adjudicatario. El precio más alto fue obtenido por la obra Homúnculo, realizada por Manuel Millares en 1968 y que alcanzó los 37 millones de pesetas. Pied Aux Grafismes un óleo y grafito sobre lienzo pintado por Tapies en 1987 fue adjudicado por 35 millones.

El mismo precio alcanzó la obra Femme drappeé de Juan Gris. El tercer gran precio de la noche lo obtuvo el cuadro de Miquel Barceló Pintor de los astros, obra fechaza en 1982 y que llegó hasta los 19 millones de pesetas. Ocho millones y medio consiguieron los cuadros Composición, de Oscar Domínguez, y Juego de cartas de Ismael de la Serna, dos autores que se revalorizan a marchas forzadas. Es el caso también de Francisco Bores, dos de cuyos cuadros alcanzarón las cifras de 7 y 4 millones. El cuadro Flor I de Jose María Sicilia, uno de los más prometedores jóvenes pintores españoles, obtuvo 7 millones de pesetas en la puja. Obras de Manuel Mompó, Fernando Zóbel, Joan Miró, Luis Feito, Equipo Crónica y Hernando Viñes superaron los 5 millones de pesetas.

La sala de hotel Ritz en la que se celebraba la subasta se encontraba abarrotada de público, curiosos en su mayor parte. Al final de la misma Edmund Pel declaraba que «pese a la pequeña decepción que supone que algunas obras no se hayan vendido, está claro que el mercado sigue boyante y que despierta mas interés que nunca. Jamás se había visto tanto público en una subasta».

No hay comentarios:

Publicar un comentario