30 septiembre 2012

Las pechugonas no gustan en la pasarela


¿Más opiniones correctas a vueltas con la polémica sobre las tallas minúsculas de las modelos? No cuenten con Karl Lagerfeld para ello.

El diseñador alemán, titular de la plaza en la firma Chanel, se ha despachado contra la corriente dominante (cuidado con fomentar la anorexia, un poco más de salud sobre las pasarelas...) con unas declaraciones en la revista alemana Focus.

«Ya sé que hay mamis gorditas que ven la televisión agarradas a su paquete de patatas fritas y que dicen que las modelos delgadas son horribles», ha manifestado Lagerfeld. Pero eso a él no le importa.

El mundo de la moda está hecha de «sueños e ilusiones», explicó Lagerfeld. Y eso lo exime, en su opinión, de la obligación de ofrecer un canon realista de la belleza humana.

El diseñador se refería así a la decisión de la revista alemana Brigitte, una de las más importantes en el sector de la moda en su país, que, en adelante, dejará de utilizar a modelos profesionales para sus producciones y las sustituirá por sus empleadas y lectoras. Su intención expresa es la de representar mejor a las mujeres normales.

«Nadie quiere ver a mujeres pechugonas en las revistas», ha protestado Lagerfeld. Y eso que el diseñador ha encumbrado a mujeres como la cantante británica Lily Allen, no especialmente estilizada, imagen de la última colección de bolsos de Chanel. De hecho, Lagerfeld confesó esta semana que la canción It's not me / it's you, de Allen, es «la que mejor ha expresado nunca mi manera de ser».

La confesión, para más guasa, se produjo durante una entrevista en televisión en la que la interlocutora de Lagerfeld era Katy Perry, la archirrival estadounidense de su admirada Lily Allen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario