14 mayo 2012

El Nueva York de El Padrino

¿Cuáles fueron los escenarios reales que Francis Ford Coppola eligió para ambientar la saga de Mario Puzo? Si hasta hace poco dar respuesta a esa pregunta era difícil -y a veces comprometido-, ahora gracias al trabajo de María Adell y Pau Llavador, autores de El Nueva York del Padrino y otras películas de la mafia, podemos conocer todos los detalles sobre los escenarios más emblemáticos de las tres películas de la serie. Sus adeptos descubrirán así en qué momento de la cinta aparecen, cómo llegar, cuánto cuesta hacerlo y qué se puede hacer en su entorno.

De El Padrino, el libro nos revela dónde se encuentra la mansión de los Corleone (110 Longfellow Road, en Staten Island) o el St. Regis Hotel (2 East 55th Street). En cuanto a la segunda parte de la saga, podemos conocer el Caffe Reggio (119, MacDougal Street) o la Iglesia de San Antonio de Padua (154, Sullivan Street). La tercera entrega viene marcada por la Catedral de St Patrich Old (263 Mulberry Street) o el apartamento de Michael Corleone (956 5th Avenue).

De cada localización se incluyen, además, fotos y anécdotas. Por otra parte, se diseccionan otras películas relacionadas con alguna de las mafias que operan en Nueva York y su entorno como The French Connection, Cotton Club, Érase una vez en América o Uno de los nuestros, además de series como Los Soprano. Completa este libro un paseo por Little Italy, una excursión a Nueva Jersey y una serie de índices prácticos de localizaciones, barrios y personajes.

Cómo los alpinistas alcanzaron por primera vez las cumbres de algunos de los picos más altos del mundo. Léase el Eiger (Alpes Berneses), el K2 (cordillera del Karakórum), el Everest (Himalaya), el McKinley (cordillera de Alaska)y el Matterhorn (o monte Cervino, en los Alpes suizos. Es la base del libro Cimas épicas, del experto en montañismo John Cleare.

Los peligros que suponen las avalanchas, los desprendimientos de piedras, las tormentas repentinas, las grietas invisibles... En definitiva, el libro trata las grandes historias de los ascensos más épicos jamás recordados. No falta información sobre meteorología alpina, los rescates más complicados, las primeras mujeres que se convirtieron en escaladoras, los motivos que provocan un alud o las consecuencias de la colisión de dos placas. Un ejemplo de esto último: la creación del Himalaya, resultado del choque de la placa tectónica de la India contra la del continente asiático.

En el apartado de Curiosidades de Climas épicas se destaca, por ejemplo, el rodaje de la película Licencia para matar, dirigida por el polifacético Clint Eastwood en 1974. No en vano, el actor y director tomó la arriesgada decisión de filmar una versión cinematográfica de La sanción de Eiger -de hecho, ése es el título original de la película- en escenarios naturales de la Cara Norte de esta montaña de los Alpes Berneses. Para ello, reunió a un equipo de escaladores y operadores de cámara durante seis semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario