28 abril 2012

Todos contra la SGAE

El futuro de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) pasa por un apretón de manos. De un lado, Antón Reixa, cuya candidatura Autores Unidos por la Refundación (Aunir) se convirtió en la triunfadora en las elecciones a la junta directiva de la entidad de gestión al conseguir 14 de los 39 representantes que se elegían en los comicios.

Del otro, José Miguel Fernández Sastrón, líder de la candidatura De Otra Manera (DOM), con nueve socios en la junta y el propio Sastrón como candidato más votado. Si se extrapolara el modelo de partidos políticos, ambas candidaturas deberían ser antagonistas, en cuanto que son las dos mayores fuerzas. 
Sin embargo, como de lo que se habla es de refundar la SGAE y dejar atrás el legado de su anterior presidente, Teddy Bautista, la posibilidad más viable en estos momentos es un pacto entre ambos. 

Así lo reconoció ayer Antón Reixa tras hacerse públicos los resultados del proceso electoral. «Va a ser posible cualquier apoyo que, además de coincidencias y acuerdos programáticos, acumule un mínimo de 20 votos en la junta directiva», apuntó el líder del grupo Os Resentidos (que vuelven, por cierto). Reixa hizo así una referencia a los numerosos puntos en común en los programas de Aunir y DOM: «No hay tantas divisiones y enfrentamientos como pudiera parecer».

«Es una directiva muy parecida a lo que es, en realidad, la SGAE, una sociedad de autores muy diversa y plural», matizó Reixa, para luego afirmar: «Yo creo que nos tenemos que entender». 

El dramaturgo Fermín Cabal, impulsor el pasado verano de un manifiesto por la refundación de la entidad y también candidato por Aunir, fue más lejos que Reixa, afirmó que los programas de las dos candidaturas más votadas son «prácticamente iguales» y subrayó la voluntad de diálogo: «La llave para la elección del presidente está en que Aunir y DOM sepamos ser generosos y estar a la altura de lo que nos han pedido los socios. Sería absurdo que en este momento, a la hora de la verdad, dividiéramos la sociedad. Creo que el acuerdo es fácil, está en el ánimo de todos y lo vamos a hacer». 

Tras una larga noche de recuento, los resultados se hicieron públicos ayer al mediodía. De los 39 miembros de la junta, 14 correspondieron a Aunir, nueve a DOM, seis a Autores por el Cambio (Aupec, con el cantautor Jaume Sisa a la cabeza), uno para Centrados (la candidatura más próxima a Bautista, con Manuel de la Calva como representante) y uno para Miguel Ríos como candidato independiente. Además, los ocho miembros del colegio de editores fueron ocupados por la candidatura corporativa que agrupa a las grandes empresas del sector, como EMI, Sony, Universal y Warner. 

José Miguel Fernández Sastrón, presente en la rueda de prensa en la que se anunciaron los resultados, mostró sus sentimientos encontrados al final de la misma. «En el colegio en el que me presento, el de Pequeño Derecho, hemos sido la candidatura más votada, con 9 de los 16 representantes. En ese sentido, nuestra valoración es buena. Pero si hablamos del colegio de Gran Derecho, donde no hemos conseguido ningún socio, no estoy satisfecho evidentemente». 
Aun así, Sastrón no cierra la puerta a posibles pactos, aunque no se mostró tan abierto como la otra parte. «Solución habrá, porque la junta directiva tiene que ponerse de acuerdo para llevar a cabo las cosas», dejó caer antes de abandonar el Palacio de Longoria. 

«Si sale Fernández Sastrón como presidente, contará con nuestro apoyo. Y si salimos nosotros, espero contar con el suyo», explicó Fermín Cabal a este respecto. «La gente ha votado por el cambio. Las dos candidaturas que eran de adiós a Teddy han sido las triunfadoras». 

Entre los 39 nombres que formarán parte de la junta directiva, hay rostros conocidos, como la bailaora Eva Yerbabuena (Aunir), los cineastas Imanol Uribe y José Luis Cuerda (Aupec), la actriz y escritora Ana Diosdado (también por Aupec) y los músicos Juan Carmona, Javier Ruibal y Mercedes Ferrer. 
Ellos y sus compañeros de mesa en la junta resultaron elegidos por 3.884 que fueron a votar de los cerca de 21.000 que tenían derecho a ello. Una cifra muy baja, como explicó durante la presentación de los resultados el portavoz de la SGAE, Sabino Méndez. La mayor implicación de los socios, la deuda contraída debido a la red de teatros Arteria y el desprestigio de la entidad serán las líneas de trabajo para los responsables de la nueva SGAE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario