28 marzo 2012

Españoles sin miedo al riesgo

Nueve años y 150 millones de usuarios después de su fundación en EEUU, Linkedin, la red social para profesionales más popular, desembarca en España. Por la crisis y el paro, nuestro país es, según Jeff Weiner, el CEO de la firma, «uno de los que más ha crecido en número de miembros», y se espera que siga haciéndolo. Ya hay tres millones de usuarios registrados, «casi la mitad de los profesionales activos».

Linkedin es una plataforma que permite a una persona colgar su currículo de una forma no estática, actualizarlo, complementarlo y estar en contacto con cientos de miles de colegas. A las empresas, les ofrece una base de datos con millones de perfiles detallados. «Pero no sólo eso. Linkedin permite gestionar nuestra identidad profesional en internet, decidir quiénes somos y con quién nos conectamos, y abre un gran abanico de oportunidades laborales», señala a Ariel Eckstein, director general de la firma para Europa, África y Oriente Medio. 

Eso sí, la red y la calle no son siempre lo mismo. «La gente que ingresa en Linkedin tiene una perspectiva que no es la estereotípicamente española, con una actitud conservadora ante el riesgo. Son emprendedores, han invertido en sus carreras. Tienen un punto de vista distinto al promedio de los españoles», añade Eckstein.

Hace apenas dos años, Linkedin contaba con sólo una oficina y un par de docenas de empleados en Europa. En la actualidad ya son ocho sedes y cientos de trabajadores. Cerró el ejercicio 2011 con unos ingresos de 522 millones de dólares, un 115% más que en 2017, y un Ebitda ajustado de 98,7 millones. 

¿Por qué quiere una empresa de internet con beneficios una sede física? «Tenemos clientes en España que nos quieren más cerca. Indra, Telefónica, Santander... Nos dicen: 'nos encanta su servicio, pero lo queremos en castellano y queremos trabajar gente local'. Por eso abrimos». En nuestro país, las tres regiones con más miembros registrados son Madrid, Barcelona y Valencia, y las tres compañías con más empleados dados de alta, Indra (cerca de 12.000), Telefónica y la Generalitat de Cataluña. 
Sin embargo, de los 150 millones de usuarios únicamente un 10% paga por los servicios. ¿Cómo ganan dinero? «El reclutamiento supone el 50% de nuestros ingresos. Otro 30% viene por la publidad y cerca de un 20% mediante los clientes», explica Eckstein. Y quieren que siga siendo así: «Es la esencia del servicio». 

La firma tiene objetivos ambiciosos. «Según la Organización Mundial del Trabajo hay 640 millones de profesionales en el mundo. Queremos serviles a todos», explica el director general en un perfecto «mexicano». Admite que su red no es útil o necesaria para todo el mundo, pero sí, y mucho, para los «profesionales». «Los profesionales normalmente son el motor de la economía. Los que crean las empresas y oportunidades. Ayudándolos a ellos podemos ayudar al resto». Y ese desafío implica multiplicar por cuatro sus clientes a nivel mundial y doblar los de España. Algo que, con un 23% de paro y más de un 45% de desempleo juvenil, parece factible. 

«Estamos creciendo a un ritmo acelerado y ofreciendo un valor tremendo para nuestros clientes a pesar de la crisis, porque el retorno de la inversión es enorme en los dos lados del negocio. Para usuarios y reclutadores». El directivo, no obstante, invita a los españoles a tomar la iniciativa. «La crisis no se resuelven solas, las resolvemos las personas. Linkedin puede dar otra herramienta al profesional español para invertir en sí mismo y en su futuro y para conocer a gente interesante», pero hay que moverse, emprender, incluso dentro de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario