09 febrero 2012

La infanta Cristina preocupada por su marido

«Es lógico que esté preocupada». Lo dijo ayer en Barcelona Mario Pascual Vives, el abogado del duque de Palma, refiriéndose a cómo está afectando a la Infanta Cristina la imputación de su esposo en el caso Palma Arena. Sin precisar si el motivo se centraba en el rechazo social que pudiera causar el caso o la imagen de la monarquía, Pascual Vives dijo que la preocupación de la Infanta es «en su conjunto», en un momento en que Doña Cristina ha regresado a Barcelona para citarse con el letrado de su esposo. 

Doña Cristina está actualmente en Barcelona, alojada en el domicilio familiar del barrio de Pedralbes, y está aprovechando su visita para trabajar y realizar actos de representación para la Fundación La Caixa. El letrado dijo que «está dedicada a sus actividades profesionales, que son intensas». Pero también ha mantenido una conversación con él sobre su esposo, que el abogado consideró «de cortesía», con el fin de «confirmar algunos datos después de las últimas reuniones con Urdangarin», dijo. 

Trascendió, también, que la declaración en la sede judicial del duque de Palma no será grabada en vídeo -como estaba inicialmente previsto-, sino únicamente será transcrita. De esta manera, el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, aprobaba la solicitud del abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, para que sus palabras únicamente fueran recogidas en papel y evitar así, probablemente, la existencia de unas imágenes grabadas. 

El resto de las declaraciones previstas, en cambio, sí serán grabadas en vídeo. Los primeros interrogatorios comenzarán a realizarse este sábado y son los del ex socio de Urdangarin, Diego Torres; su esposa Ana María Tejeiro, los también imputados Marco Antonio y Miguel Tejeiro y el asesor jurídico Salvador Trinxet, quien presuntamente colaboró en crear una red fiscal internacional para evadir los ingresos del Instituto Nóos.

El sábado siguiente, día 18, se hará una segunda ronda con el ex director general de Deportes, José Luis Ballester; el ex gerente de Illesport, Gonzalo Bernal; el ex gerente del Instituto Balear de Turismo, Juan Carlos Alía y el ex asesor jurídico del Ibantur, Miguel Ángel Bonet. Será justo una semana más tarde, el día 25 y también sábado, cuando lo hará el duque de Palma, a las nueve de la mañana. 

Las últimas informaciones relativas a este polémico caso hacen referencia a que el duque de Palma pudo haber pagado 60 euros a jóvenes para que fingieran estar contratados por el Instituto Nóos, según han declarado algunos de ellos. 

Sobre asuntos como éste, el letrado de Urdangarin, al ser preguntado por cómo está enfocando la declaración de su representado, dijo que «cada día es una aventura para saber qué es lo que pasará». Sobre si el duque de Palma tuviera que pedir disculpas sobre algún tipo de actuación que pudiera ser delictiva, el letrado se mostró convencido de que así lo haría si llega el caso. «Yo siempre he dicho que, en esta vida, si pudiéramos tirar atrás, haríamos las cosas de otra manera», reflexionó. 

Por su parte, el sindicato Manos Limpias está estudiando solicitar al juez instructor que la Infanta Cristina sea citada a declarar como testigo en este caso de presuntas irregularidades, en una petición que se llevaría a cabo en función de lo que declare el día 25 de febrero el duque de Palma, informaron fuentes jurídicas a Europa Press. Se trata de una de las primeras solicitudes que prevé efectuar la entidad tras haberse personado como acusación popular en la pieza número 25 de la causa, después de que el martes el juez admitiese su incorporación al caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario