22 noviembre 2011

Socios por un día.

Experimentar un día de trabajo con el redactor jefe Miguel Gómez ha sido algo único y me he sentido como una verdadera empleada. Desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde, he estado conviviendo en un ambiente de trabajo en Aula. También he recibido una clase de Expresión Periodística que ha impartido Miguel Gómez a los alumnos del Máster de Periodismo, y he aprendido los métodos que utilizan los más expertos para redactar noticias.

Es agradable ver que ser redactor es algo vocacional. Las redactoras con las que he conversado tenían muy claro que querían estudiar la carrera de Periodismo desde muy pequeñas y disfrutan con el día a día del trabajo. El redactor jefe, Miguel Gómez, también ha comentado que muchas veces al finalizar el día se sorprende de lo rápido que pasa, porque se siente muy involucrado en el trabajo, y el tiempo vuela. Especialmente, cuando hay problemas que superar para que el periódico no se venga abajo y es necesario trabajar más horas. Cabe destacar que la importancia de unión entre los trabajadores es como una cadena: si uno de ellos no realiza su trabajo bien, la empresa no puede publicar un buen periódico.

Antes de ser socia por un día de Miguel Gómez, pensé que el proceso de la elaboración de un periódico sería mucho más simple. Pero es un proceso complejo, en el que determinadas personas investigan temas específicos y siguen las novedades para luego redactar una buena noticia. Como un solo periódico no es suficiente para tratar con tantos temas, también tiene diferentes revistas especializadas en diversos temas, como la economía, el deporte o la moda, entre otros. Y también hay expertos en cada uno de esos ámbitos. Este es el motivo principal que hace que los empleados disfruten tanto con su trabajo.

Trabajar es, según mi punto de vista, un modo de vida, ya que desde por la mañana hasta por la noche las noticias se actualizan según ocurren nuevos sucesos. Gracias a esta labor, los trabajadores están al tanto de cualquier noticia que ocurre en España y en el mundo. Hacer llegar las noticias a la sociedad es algo sumamente importante y no pueden cometer fallos. En las formas de encontrar la información dependen el contenido y la edad de los protagonistas de la noticia. Por ejemplo, Juan Fornieles, redactor jefe de la sección EM2, ha utilizado mi cuenta de la red social Tuenti para encontrar la fotografía de una jóven sobre la que se estaba escribiendo una noticia.

Ser empleado no significa que seas redactor o corrector de noticias, sino que hay muchísimos trabajadores especializados en otras áreas. He conocido a ingenieros, abogados, informáticos... Todos ellos son necesarios para el buen funcionamiento de la empresa.

Esta experiencia ha sido de gran ayuda para mi futuro profesional. Me he dado cuenta de que un trabajo así puede ser gratificante y, a la vez, algo que disfrutes haciéndolo, ya que es una forma de mantenerte al día con lo que está suceciendo en el mundo y, al mismo tiempo, proporcionas un servicio a la sociedad.

Lucía Pérez, en la redacción de Aula, escribiendo el artículo sobre su experiencia con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario