12 febrero 2011

La cruz de hierro

Y en vez de ir al frente de Moscú, nos mandaron al sitio más frío, pudimos llegar y allí nos instalamos, la división está desplegada en un frente de 60 kms, la división se instaló en el primer frente; los españoles cruzan el río y varios soldados perecen, de no haber sido de la intervención de los prisioneros rusos y avanzar, murieron muchos, los traían directamente del frente a nuestros hospital, la primera noche que estuve de guardia murieron 9, por la noche, se les ponían cosas para dormir y soñaban que se les comía la pierna la rata, era horrorosa. El alto mando alemán, se le concede la cruz de hierro, sin embargo las prendas escasean, está en inferioridad táctica entre el río y el frío.

Todas las noches, como no teníamos más que los fusiles, este avión era la parrala, no sabías de dónde venía. La artillería pesada soviética castiga al pueblo con dureza. Llegan noticias alarmantes, los rusos, han desencadenado un ataque sobre toda la línea española, a mi me tocó entrar, no teníamos trincheras ni bunker, salíamos todos unos encima de otros, la trinchera era la cuneta de una carretera, entraron 200 hombre y no quedaron más que 30 o 40, no lo podíamos enterrar.

A ordenado a sus hombres, Hitler obsesionado con Gibraltar, sabe que el heroísmo de sus hombres, que el costo de España será prohibitivo, el 17 de la noche, 8 batallones sovieticos, se acercaban. Los rusos siguen hasta tiro de piedra nuestro, disparamos todo el rato, da la vuelta y toma el cercado, al teniente a mi soldado y a mi. Le dice a mi hermano, vete a la otra pieza, ya no sé nada más de mi hermano. Quita el cierre y vamos para atrás, a los 30 metros los rusos, al teniente le pegan dos tiros en el vientre.

Sobre mis hombros, llevé al teniente al puesto de mando y le salvé la vida, me encuentro a mi hermano muerto. Ordena el repliegue, el jefe asume toda la responsabilidad, cruzan de nuevo a sus direcciones de partida, a costa de tanta sangre. Dale tu al rabel y no despistarnos del cabo furriel. Enviado directamente desde la patria reciben su aguirnaldo; los reyes tienen camellos y el sargento de semana tiene mala, mala coz, hoy es nochebuena, noche de farra. Y es que en nochebuena después de dos tragos. Los soldados celebran el nacimiento del salvador. El invierno fue muy duro, las primeras nevadas fueron en abril del año siguiendo, los superequipos para el invierno, llegaron mucho más tarde y ni siquiera para todos.

La nueva línea defensiva, sabe lo que está en juego, ordena como si estuvieran clavados a los hombres. Quiere retirar a los españoles del frente, pide el relevo. Se salda con un rotundo fracaso, es la primera derrota, y rompe la mística de victoria, sobre el hielo del lago, el cerco queda roto, se lanzan al ataque contra toda la línea española, los españoles vigilan el alférez se dirigen hacia la zona intermedia, aislado del resto de posiciones españolas.

Queda atrapada en medio de la ofensiva rusa, una desesperada posición de auxilio, una vez detenido el grueso, se envía una columna, cascos y armas aparecen esparcidos por la colina de los dioses, fusileros soviéticos bloquean el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario