24 septiembre 2010

La Esteban invita a la familia real a su casa nueva


La próxima semana, la choni Belén Esteban se muda a una choza de la aldea madrileña de Paracuellos del Jarama con su respetable niña Andreíta Janeiro.

Belén está tan emocionada con la mudanza y el estreno del nuevo barracón, que ha escrito al Rey Juan Carlos con puño y letra para invitarlo a la fiesta de inauguración del chavolo.

Realmente, la ex de Jesulín ha osado a invitar a toda la Familia Real con un redundante texto en castellano de alcantarilla, y eso que ha contado con la ayuda de Liberto López de la Franca, profesor de “Las Joyas de la Corona”, la academia de Carmen Lomana.

“Señor: Sería grato para mí que Vuestra Majestad aceptara mi invitación para la asistencia en mi hogar de Vuestra Majestad y Real Familia. A la espera de que Vuestra Majestad acepte esta humilde invitación se despide vuestra incondicional Belén Esteban”.

¿Realmente habrá enviado eso a la Casa Real?

Aunque lo peor es el menú que ha comentado que preparará para el pinchoteo de barrio bajo: “Tortilla de patata, porque es el Rey de España; Rabo de toro, porque a Elena le gustan mucho los toros; un cuscús, para los modernos; y de postre, unas torrijas”.

03 septiembre 2010

Mariay Carey como una foca

Mariah Carey es a una morsa marina, lo que Victoria Beckham a un famélico del Sur de Somalia.
Las últimas fotos que nos llegan de la desgallitada cantante, son realmente impactantes. Podréis pensar que son Photoshop, pero no, nada más alejado de la realidad. Las instantáneas fueron captadas días atrás en el Barretos Cowboy Festival de Sao Paulo, Brasil, donde Mariah hizo acto de presencia.
Se rumorea que la cantante podría estar embarazada, pero aún así, eso no justifica que esté como una verdadera ballena de película de ciencia ficción. A ojo, Mariah podría haber cogido de la nada unos 40 kg de peso, los que la convierten en una obesa mórbida de primer nivel.

 Está claro que esto no sólo puede deberse a hamburguesas, tiene que haber algún motivo de carácter hormonal poco favorable para su organismo.