08 abril 2010

Britney Spears viola su religión al ponerse una camisa sin planchar

Nadie podía dar crédito al aspecto de Britney Spears hace dos días por las yanquilandias. No se montó tanto revuelo cuando descolocaron los ladrillos de las Torres Gemelas de New York y se desplomaron, ni cuando reventaron los trenes de Renfe en pleno Madrid.

Britney Spears lució estas pintas entre adicta a los polvos mágicos con los ojos desorbitados e hiperglucémica zampándose un bol de helado de fresa de muy baja calidad, lo típico por esas tierras. Pero lo impactante era su camisa a cuadros de leñador sin planchar, un insulto a la Fe en toda regla.

Spears violó las normas de su religión Kabbalah al osar a salir a la vía pública en actitud choni-provocativa con la boca abierta tragando sustancia blanquecina en estado denso, y ataviada con camisa de corte masculino con dos botones desabrochados y sin planchar. Deleznable, profana.

¿Qué castigo le impondrá el gerente de su religión por exhibirse con la camisa sin planchar?

3 comentarios:

  1. buenisisisisismo jajajajajajajajajajajaa

    ResponderEliminar
  2. buenisisisisismo jajajajajajajajajajajaa

    ResponderEliminar
  3. nicoleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar