30 marzo 2010

Lindsay Lohan guarda la cocaína en los zapatos

El pasado fin de semana Lindsay Lohan, la sucesora -en términos drogadictos- de Amy Winehouse, fue fotografiada en los EEUU con un aspecto especialmente favorecido, en relación a lo que nos tiene acostumbrados.
Ataviada con un vestido negro de meretriz, zapatos con plataforma de travesti y un bolso de color indeterminado genuinamente combinado, salió a la calle con una bonita cara de, como mínimo, recién violada por un elefante keniano, un camello marrakechí y un caballo asturcón.
Y de los pies, como una chica bien cuidada y aseada, le rebosaba el polvo antiolor de los zapatos. ¿O sería un desliz en la cocina preparando la cena antes de salir.

¿O… sería un reventón de la farlopa concentrada entre los pliegues de los zapatos y sus pies? Pobrecita, con lo caro que está. Y encima, en crisis.
Está claro que cuando Lindsay Lohan se muera y la incineren, las cenizas serán puro MDMA.

2 comentarios: