22 febrero 2010

Jennifer López atrofiada en el Festival de San Remo

El pasado viernes se celebró en Italia el famoso festival de San Remo 2010, donde la música más comercial hizo acto de supervivencia. Ha sido el caso de Jennifer López, que a sus 41 años intentó lucir tan radiante y poderosa como siempre, pero lo único que mantiene de antaño es su culo maxidimensional.
La puertorriqueña ofreció un popurrí de sus mayores éxitos que duró siete largos minutos, durante los que sufrió como una condenada moviéndose por el escenario con un apretado catsuit de plástico negro, pero denotó demasiado esfuerzo, poco esplendor y algún que otro gallo suelto entre contoneo y contoneo.
Si quiere recuperar la fama, mejor será que se cambie el atuendo o se ponga a cantar con los Jonas Brothers.

Toda diva que se precie, exige ser elevada tarde o temprano y Jenny lo sabe bien pero, ¿es necesario humillar al bailarín negro que cualquier coreografía precisa obligándole a postrarse ante tus tejidos adiposos?

¿podrás vivir con el peso de saber que el negro que te sostiene no recuperará la respiración hasta las próximas navidades? ¿vas a pedir perdón por dejarnos ver como los dedacos del susodicho se clavan sin remedio en tus carnes magras?
Esto es lo que ocurre cuando te dejas asesorar por un alma perdida como esta…




-->

3 comentarios:

  1. Como echo de menos leerte "carmen" no te lo puedes imaginar

    ResponderEliminar
  2. buenos dias
    carmen que mala eres pobre mujer jajajajajajajaajajajajajajaaj
    paco

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJAJAJA KE KAÑERAAAAAA

    ResponderEliminar