10 noviembre 2009

Megan Fox: Tenemos que ser símbolos sexuales.

Que Megan Fox sea un poco limitada mentalmente, no quita que de Pascuas a Ramos tenga razón en alguna de sus afirmaciones públicas.

En una entrevista para una revista alemana, Fox comentó que las chicas que aspiren a ser superstars, han de explotar al máximo su cuerpo, pues es lo que les dará fama y dinero. Es otro tipo de prostitución sin llegar a la penetración.

“Tenemos que ser símbolos sexuales. Somos una mercancía y no hay mejor forma de vender un producto que a través del sexo. Tetas, piernas y culo. Es una inyección de autoconfianza”, explicó la actriz.

En contrapartida, comentó que “Pocos son los hombres que me han visto desnuda. De hecho, puedo contarlos con una mano”. ¿Y por qué? ¿Se los beneficiará con la ropa puesta? ¿O querrá decir que con la otra mano se está practicando un fisting del amor y por eso no la puede utilizar? ¡Pues que se instale un ábaco en las ingles!

“Para tener sexo excitante no hace falta cambiar de pareja constantemente”. Tiene razón, pero tampoco hace falta cambiarla para disfrutar de diversas y variopintas mieles, que de eso no ha dicho nada, y su cara no es de quedarse en casa cuando sus amigos cinematográficos organizan quedadas en Twitter para montar orgías de nivel hollywoodiense.

¿Cuántos puros de té verde con hierbabuena se fumará esta chica al despertar?

04 noviembre 2009

Britney Spears su vídeo clip

Ya ha visto la luz de los fluorescentes el vídeo de la nueva cancioncilla de Britney Spears, titulada “Three”, que irá incluida de forma inédita en su álbum recopilatorioThe singles collection”, el cual estará en el mercado el día 24 de este mismo mes.

Un single pseudo-pornográfico, pero adaptado a todos los públicos para que las mamás de los adolescentes histéricos no lloren. Un single que invita a las relaciones sexuales donde tres no son multitud, donde la tercera parte no es complemento, sino necesidad, donde tienen cabida todo tipo de mezclas y prácticas que dan lugar únicamente a lo carnal. En definitiva, un mediocre canto al liberalismo sexual en sintonía pop, letra simple y barata, muy interpretable pero con un único significado.