Ir al contenido principal

Amy Winehouse se ha puesto silicona

La yonki Amy Winehouse, que va alargando su esperanza de vida de dos en dos meses, no quiere abandonar este mundo sin sentir lo que es tener un pecho de mujer físicamente madura.

La chavala ha sometido a una operación estética su par de ubres de niña preadolescente mediante una oferta que le hizo un cirujano por 38.000 euros, una ganga de quirófano que no podía dejar pasar.

Según ha comentado a un enfermo del hospital en el que ha sido intervenida, estaba harta de tener que meter pañuelos de papel y algodones en su sujetador para formar algo de relleno y simular un pecho digno de ser contemplado y magreado por aquellos a los que les gustan las mujeres con curvas.

Así es que ahora, entre pastilla de ibuprofeno para el dolor de tetas y metadona para su desintoxicación, Amy se está convirtiendo en un ser humano de sexo femenino digno de ser idolatrado con motivo. Sin olvidar que en sus ratos libres se dedica al mundo de la canción, secundaria faceta por la que es famosa en gran parte del globo terráqueo.

Comentarios

Entradas populares:

La maestra de yoga más joven del mundo

La madre de Brooke Shields prostituía a su hija

Salen a la venta los coches sin conductor

Código promocional Coinc

El honor es lo primero

Volver a la naturaleza mejorará tu salud mental

Ya no quedan pobres decentes

Cupón descuento Fnac

El movimiento y la atención combaten el estrés

A Michael Jackson lo mataron los illuminati