07 abril 2009

Cuentos de princesa.

Hace mucho tiempo hubo una niña que vivía con su madre. La niña siempre estaba peleando con sus compañeros, amigas, incluso con su mamá, porque ella creía en algo que nadie pensaba que existían, ella si creía en las hadas.

Lucia, así se llamaba ella, pero prefería que la llamen Luna, conocía todo tipo de hadas y su tipo de hadas favoritas eran "Las hadas de la Luna", Luna soñaba con ser una de ellas, tener alas y volar y que de sus alas salga polvo azul .

Uno de esos días Lucia se levantó y sin ningún esfuerzo ya estaba en la mesa, sintió un peso en su espalda, abrió bien los ojos y las vio eran las otras hadas de la luna y le dijeron a Luna: - Tu amor por las hadas nos a llevado a convertirte en una de nosotras, tu madre no recordará que tuvo una hija y vendrás con nosotras .

Entonces Luna se fue a vivir con las hadas desde ese día fueron muy amigas y nunca se separaron tuvieron aventuras y todos vivieron felices por siempre.

1 comentario:

  1. Unm... seguro que la jefa de las hadas era una tal Bibi Aidó y se llevó a Lucía a su secta de feminazis antihombres. Fijo que el peso en la espalda era una mochila conteniendo el libro "hágase usted misma el aborto", un puñado de consoladores y un vídeo ilustrativo de "caigase por la escalera de tal forma que parezca una paliza de su marido". Seguro que las hadas feminazis pasaban el rato haciéndole putadas al Peter Pan de turno, seguro que arrancaron la mano que le quedaba al pobre del capitán garfio.

    En fin, cosas de hadas del siglo XXI.

    ResponderEliminar